Más al­ta de­fi­ni­ción y me­nos múl­ti­plex

Es el nue­vo plan del Go­bierno pa­ra abor­dar el lla­ma­do ‘se­gun­do apa­gón’ de la TDT

La Vanguardia - Vivir TV - - HI-TECH -

A la vuel­ta del ve­rano, el Eje­cu­ti­vo cen­tral pre­ten­de ini­ciar el pro­ce­so (que fi­na­li­za­rá el 1 de enero de 2014) de li­be­ra­li­za­ción de una par­te del es­pa­cio ra­dio­eléc­tri­co que ocu­pan las te­le­vi­sio­nes, pa­ra ce­der su uso a las com­pa­ñías de te­le­fo­nía mó­vil de nue­va ge­ne­ra­ción. De­bi­do a los tem­pos pre­vis­tos, el Go­bierno bus­ca lle­gar a un acuer­do cuan­to an­tes con los ope­ra­do­res de la TDT pa­ra ini­ciar la re­es­truc­tu­ra­ción.

En un prin­ci­pio, In­dus­tria ha­bía plan­tea­do eli­mi­nar la mi­tad de las ca­de­nas ac­tua­les co­mo una for­ma drás­ti­ca de li­be­rar es­pa­cio di­gi­tal, pe­ro la opo­si­ción que el mi­nis­te­rio ha en­con­tra­do a la idea ha he­cho que la Ad­mi­nis­tra­ción pre­sen­ta­ra, la se­ma­na pa­sa­da, una nue­va pro­pues­ta. El re­no­va­do plan gu­ber­na­men­tal se ba­sa, aho­ra, en re­du­cir, al me­nos en un 20%, las fre­cuen­cias de la TDT que se en­cuen­tran re­ser­va­das a las te­le­vi­sio­nes. ¿De qué ma­ne­ra?

Si, hoy en día, los ad­ju­di­ca­ta­rios pri­va­dos (An­te­na 3, Te­le­cin­co, Cua­tro, La Sexta, Net TV y Veo TV) emi­ten a tra­vés de seis múl­ti­plex (uno por ca­be­za), el mi­nis­te­rio pre­ten­de que pa­sen a ser cin­co. Pa­ra com­pen­sar el re­cor­te, ca­da múl­ti­plex trans­mi­ti­rá la se­ñal de seis ca­de­nas dis­tin­tas, y no de cua­tro (más el ca­nal en HD), co­mo su­ce­de en es­tos mo­men­tos. Las te­le­vi­sio­nes pú­bli­cas tam­bién de­be­rán re­nun­ciar a un múl­ti­plex (los cua­tro ac­tua­les se con­ver­ti­rán en tres).

Un cam­bio im­por­tan­te ven­drá, se­gún el plan, con la al­ta de­fi­ni­ción. La nue­va es­tra­te­gia in­clu­ye re­ser­var dos de los cin­co múl­ti­plex que ten­drán los ope­ra­do­res pri­va­dos, de un mo­do es­pe­cí­fi­co, a es­te for­ma­to. ¿Qué sig­ni­fi­ca, en la prác­ti­ca, tal de­ci­sión? So­bre todo, que las ca­de­nas pue­dan emi­tir en un HD más óp­ti­mo que el ac­tual, al dis­po­ner de un ma­yor an­cho de ban­da.

DE 400 A 500 EU­ROS POR EDI­FI­CIO

La ex­pec­ta­ción que se ha ge­ne­ra­do en torno al pro­ce­so ne­go­cia­dor en­tre las te­le­vi­sio­nes y el Go­bierno res­pon­de a un do­ble mo­ti­vo. De en­tra­da, exis­te la du­da de sa­ber si la re­duc­ción del nú­me­ro de múl­ti­plex obli­ga­rá, al fin y al ca­bo (y una vez re­dis­tri­bui­das to­das las fre­cuen­cias de la TDT), a eli­mi­nar al­gu­nas ca­de­nas. Es un te­ma que, cuan­do me­nos, ha de­ja­do ya de ser ta­bú.

Otra cues­tión pri­mor­dial es de­ter­mi­nar qué pre­cio de­be­rán asu­mir los ciu­da­da­nos por la re­es­truc­tu­ra­ción. Y es que In­dus­tria pre­vé que 1,4 mi­llo­nes de co­mu­ni­da­des de ve­ci­nos ten­drán que adap­tar las an­te­nas de los edi­fi­cios an­te la reor­de­na­ción de la TDT. El sec­tor cal­cu­la que el cos­te aso­cia­do a es­te cam­bio os­ci­la­rá en­tre los 400 y los 500 eu­ros de me­dia (aun­que, en cier­tos ca­sos, la fac­tu­ra pue­de lle­gar a los 2.000 eu­ros). La en­ti­dad Fa­cuaCon­su­mi­do­res en Ac­ción ya ha cri­ti­ca­do que el Eje­cu­ti­vo ha­ya re­du­ci­do las sub­ven­cio­nes pú­bli­cas des­ti­na­das a abor­dar la re­sin­to­ni­za­ción. Emili González

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.