“LAS MU­JE­RES TIE­NEN AL­GO QUE DE­CIR EN TE­LE­VI­SIÓN”

JU­LIA LOUIS-DREYFUS, pro­ta­go­nis­ta de ‘Veep’ (Ca­nal+)

La Vanguardia - Vivir TV - - ENTREVISTA -

La nue­va co­me­dia de HBO Veep vie­ne car­ga­da de sátira y bas­tan­te política. En ella, Ju­lia Louis-Dreyfus in­ter­pre­ta a una vi­ce­pre­si­den­ta de Es­ta­dos Uni­dos con al­go de ren­cor ha­cia el lí­der de la na­ción y una ideo­lo­gía política de­ci­di­da­men­te am­bi­gua. Veep es­tá crea­da y pro­du­ci­da por el es­co­cés Ar­man­do Ia­nuc­ci, que ya nos de­mos­tró su ta­len­to di­bu­jan­do es­ce­na­rios po­lí­ti­cos con el guión no­mi­na­do a un Os­car In the Loop. Louis-Dreyfus re­fle­xio­na so­bre qué la con­ven­ció pa­ra vol­ver a la pan­ta­lla pe­que­ña pa­ra in­ter­pre­tar un pa­pel có­mi­co, y nos ex­pli­ca qué ha apren­di­do de los po­lí­ti­cos des­de que se en­fun­dó el tra­je de cha­que­ta de Se­li­na Meyer, su per­so­na­je en la se­rie. ¿Có­mo se pre­pa­ró pa­ra dar vi­da a la vi­ce­pre­si­den­ta de Es­ta­dos Uni­dos? La política es un te­ma que me in­tere­sa mu­cho. Eso me ayu­dó, por­que pu­de co­nec­tar con el in­te­rés que ten­go por el te­ma. Pe­ro, bá­si­ca­men­te, me do­cu­men­té tan­to co­mo pu­de: mi­ré las re­trans­mi­sio­nes te­le­vi­si­vas de lo que pa­sa en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes y me reuní con mu­cha gen­te. No só­lo vi­ce­pre­si­den­tes, sino tam­bién je­fes de ga­bi­ne­te, coor­di­na­do­res de agen­da, es­cri­to­res de dis­cur­sos pa­ra vi­ce­pre­si­den­tes... Ade­más, me he cria­do en Was­hing­ton, así que co­noz­co la cul­tu­ra de la ciu­dad. ¿Qué apren­dió du­ran­te ese pro­ce­so? Lo que ver­da­de­ra­men­te me in­tere­sa­ba era que me ex­pli­ca­ran có­mo es la vi­da en la re­si­den­cia del vi­ce­pre­si­den­te, có­mo es en reali­dad todo eso, ya que no es lo mis­mo que vi­vir en la Ca­sa Blan­ca, por­que és­te es un edi­fi­cio sor­pren­den­te­men­te pe­que­ño. Tam­bién hi­ce pre­gun­tas del es­ti­lo de: “¿Qué pa­sa si tie­nes que le­van­tar­te a me­dia no­che pa­ra ir al ba­ño? ¿Qué ha­ce el Ser­vi­cio Se­cre­to?”, o “¿Qué es lo más hu­mi­llan­te que ha te­ni­do que ha­cer?”, y co­sas así. No me in­tere­sa­ba la gran­dio­si­dad de todo ello, sino los pe­que­ños de­ta­lles, ade­más de las co­sas que, en reali­dad, no me con­ta­ron. Hi­ce pre­gun­tas di­rec­tas que no fue­ron res­pon­di­das, y eso me pa­re­ció muy in­tere­san­te. ¿Qué fue lo que la con­ven­ció pa­ra in­ter­pre­tar a Se­li­na Meyer? Era una fan del tra­ba­jo de Ar­man­do [Ia­nuc­ci] y me gustó mu­chí­si­mo In the Loop. Me en­te­ré de que es­ta­ba ha­cien­do una se­rie so­bre la vi­ce­pre­si­den­cia y fui a re­unir­me con él an­tes in­clu­so de que hu­bie­ra guión. En se­gui­da nos lle­va­mos muy bien, nues­tra reunión pa­ra to­mar el té aca­bó con­vir­tién­do­se en una se­sión de tres ho­ras y me­dia. Todo sur­gió de ese mo­men­to, un po­co hi­ci­mos un tra­to y aquí es­toy, ha­blan­do de ello. Ia­nuc­ci es es­co­cés, ¿qué cree que pue­de apor­tar­le a es­te re­tra­to del sis­te­ma po­lí­ti­co ame­ri­cano? Tam­bién lo pen­sé, al prin­ci­pio: él es bri­tá­ni­co y, ob­via­men­te, es­ta his­to­ria es ame­ri­ca­na. Pe­ro creo que lo que apor­ta es ob­je­ti­vi­dad, muy ne­ce­sa­ria. Ade­más, es in­creí­ble­men­te lis­to, ha leí­do mu­cho, tie­ne una educación ex­ce­len­te y co­no­ce es­te sis­te­ma po­lí­ti­co me­jor que yo. Pe­ro creo que, de he­cho, el que sea de Gran Bre­ta­ña nos ha da­do una ven­ta­ja en la na­rra­ción de la se­rie. ¿Hay lu­gar pa­ra la im­pro­vi­sa­ción, en el set de Veep? Mu­chí­si­mo, la se­rie es­tá car­ga­da de im­pro­vi­sa­ción. Ade­más, tu­vi­mos sie­te se­ma­nas pa­ra en­sa­yar, an­tes de em­pe­zar a ro­dar, al­go com­ple­ta­men­te iné­di­to pa­ra la te­le­vi­sión ame­ri­ca­na, por­que na­die lo ha­ce. Es el pro­ce­so que si­gue Ar­man­do, sue­le es­cri­bir un guión, con el res­to de guio­nis­tas, y en­ton­ces nos reuni­mos to­dos y em­pe­za­mos a tra­ba­jar en él, a ve­ces sin que es­té aca­ba­do del todo. A par­tir de ese pro­ce­so de im­pro­vi­sa­ción y en­sa­yo, el guión se ter­mi­na. Con Sa­rah Pa­lin o Hi­llary Clin­ton, nos he­mos acos­tum­bra­do a cier­ta ima­gen de las po­lí­ti­cas en los me­dios. ¿Cree que se las mi­de con es­tán­da­res di­fe­ren­tes que a sus co­le­gas mas­cu­li­nos? Me he da­do cuen­ta de que las po­lí­ti­cas tie­nen que aguan­tar mu­chas co­sas por cul­pa de su apa­rien­cia fí­si­ca, na­da que ver con los po­lí­ti­cos mas­cu­li­nos. ¿Por qué ha­bla­mos con­ti­nua­men­te de los tra­jes de pan­ta­lón de Hi­llary y, en cam­bio, no ha­bla­mos de otras co­sas? Creo que ser una mu­jer política pre­sen­ta sus pro­pios re­tos. No es jus­to, pe­ro es así. Ti­na Fey en Roc­ke­fe­ller Pla­za, Amy Poeh­ler en Parks and Re­crea­tion, Lau­ra Dern en Ilu­mi­na­da... Es­tá cla­ro que la te­le­vi­sión pa­sa por un buen mo­men­to, en cuan­to a pro­ta­go­nis­tas fe­me­ni­nas se re­fie­re. Creo que, sim­ple­men­te, la gen­te se es­tá vol­vien­do más lis­ta [ri­sas] y se da cuen­ta de que las mu­je­res tie­nen al­go que de­cir y pue­den ha­cer­lo de una for­ma dis­tin­ta y muy di­ver­ti­da. Así que, sí, aho­ra mis­mo, la te­le­vi­sión pa­re­ce un si­tio par­ti­cu­lar- men­te aco­ge­dor pa­ra mu­je­res con do­tes có­mi­cas. Y doy gra­cias por ello, por­que a eso me de­di­co [ri­sas]. Ade­más, mu­chos ac­to­res ci­ne­ma­to­grá­fi­cos se pa­san a la te­le. ¿Em­pie­za a estar de­ma­sia­do lle­na la te­le­vi­sión? No sé si usa­ría es­ta pa­la­bra, pe­ro es­tá cla­ro que, en cues­tión de tra­ba­jo, hay gran­des y ex­ce­len­tes opor­tu­ni­da­des, en la te­le­vi­sión. Ade­más, aho­ra mis­mo hay mu­chas pla­ta­for­mas di­fe­ren­tes, ca­de­nas de ca­ble... Y, co­mo hay más opor­tu­ni­da­des en te­le­vi­sión, es nor­mal que es­te me­dio atrai­ga a más gen­te. Nos ha­bla­ba de la te­le­vi­sión por ca­ble co­mo una de las pla­ta­for­mas ac­tua­les. ¿Po­dría Veep pro­du­cir­se en una ca­de­na que no fue­ra de ca­ble? Es­ta se­rie es per­fec­ta pa­ra HBO: en con­tra de lo que po­dría pa­sar en una te­le­vi­sión en abier­to, aquí te­ne­mos mu­cha más la­ti­tud crea­ti­va. Y lo ne­ce­si­ta­mos pa­ra po­der re­pre­sen­tar cier­tas reali­da­des del en­torno po­lí­ti­co. Pa­tri­cia Puen­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.