Lu­jo y di­ne­ro en la fic­ción te­le­vi­si­va

Las se­ries crean per­so­na­jes icónicos y mi­llo­na­rios

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIAS TV -

Dos dé­ca­das después de su adiós, ha re­gre­sa­do a la pe­que­ña pan­ta­lla una de las sa­gas más re­pre­sen­ta­ti­vas de la te­le­vi­sión, la de los Ewing. TNT re­cu­pe­ra Da­llas y las an­dan­zas de es­ta po­de­ro­sa fa­mi­lia con prós­pe­ros ne­go­cios pe­tro­lí­fe­ros en Te­xas, do­tan­do a la pa­rri­lla del lu­jo, la am­bi­ción y el po­der que vi­vió su épo­ca do­ra­da en­tre fi­na­les de los se­ten­ta y prin­ci­pios de los no­ven­ta. Por aquel en­ton­ces, los Ewing y el des­pia­da­do J.R. no eran los úni­cos per­so­na­jes adi­ne­ra­dos de la te­le­vi­sión, y com­pe­tían con los Ca­rring­ton y los Colby, de Den­ver, que se en­fren­ta­ban en Di­nas­tía, los Chan­ning y los Gio­ber­ti, que ha­cían lo pro­pio en el ca­li­for­niano Fal­con Crest, y los Cap­well, pro­ta­go­nis­tas de San­ta Bár­ba­ra.

Tras es­te fu­ror crea­ti­vo por las lu­chas de po­der en­tre fa­mi­lias adi­ne­ra­das, que lo mis­mo re­par­tían el tiem­po en­tre vi­ñe­dos y lu­jo­sas tien­das, que asis­tían a sun­tuo­sas fies­tas y lu­jo­sas cenas, las fic­cio­nes di­ri­gie­ron sus es­fuer­zos ha­cia otro ti­po de his­to­rias, me­nos am­pu­lo­sas y cu­le­bro­nes­cas. La ex­cep­ción fue, en­tre 2007 y 2009, la se­rie de ABC Dirty Sexy Mo­ney, que re­cu­pe­ró con es­ca­so éxi­to las lu­chas fa­mi­lia­res y de po­der, gra­cias a los mi­llo­na­rios Dar­lings. Sin em­bar­go, siem­pre han exis­ti­do, en la fic­ción te­le­vi­si­va, per­so­na­jes con una en­vi­dia­ble cuen­ta ban­ca­ria y un se­duc­tor tren de vi­da que han con­se­gui­do con­quis­tar a los es­pec­ta­do­res. Ca­rrie Brads­haw y sus ami­gas, en Se­xo en Nue­va York, las Mu­je­res de­ses­pe­ra­das de Wis­te­ria La­ne o los ve­ci­nos de Amanda Clar­ke en Los Ham­ptons, lu­gar en el que se lo­ca­li­za la ac­ción de Re­ven­ge, son las mues­tras más evi­den­tes de la cla­se al­ta de los per­so­na­jes de se­ries. LOS PER­SO­NA­JES MÁS ADI­NE­RA­DOS SE­GÚN ‘FOR­BES’ Pe­ro el di­ne­ro y el éxi­to tie­nen nom­bre pro­pio tam­bién en el mun­do de la fic­ción, gra­cias a la pu­bli­ca­ción es­pe­cia­li­za­da en las fi­nan­zas For­bes. Al igual que des­ve­la los nom­bres de las per­so­nas más ri­cas del pla­ne­ta, tam­bién tie­ne tiem­po de preo­cu­par­se por los per­so­na­jes que más di­ne­ro ate­so­ran en la fic­ción. Es­te año cie­rra la lis­ta pu­bli­ca­da –en la que tam­bién se en­cuen­tran per­so­na­jes del mun­do del cine–, en el pues­to de­ci­mo­quin­to, Jo Ben­net, el per­so­na­je que Kathy Ba­tes in­ter­pre­ta en The Of­fi­ce, que tie­ne una for­tu­na de mil mi­llo­nes de dó­la­res, la mis­ma que Ro­bert Craw­ley, el aris­tó­cra­ta de Down­ton Ab­bey. En el duo­dé­ci­mo pues­to se en­cuen­tra Ty­win Lan­nis­ter, de Jue­go de tro­nos, con un ca­pi­tal de 2.100 mi­llo­nes de dó­la­res, si hi­cié­ra­mos el cam­bio con la mo­ne­da ofi­cial de Po­nien­te. Alo­ña Fdez. La­rre­chi

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.