En la fa­mi­lia equi­vo­ca­da

FOX es­tre­na la se­gun­da tem­po­ra­da de ‘Ho­pe’

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIASTV -

Uno pue­de na­cer en la tí­pi­ca fa­mi­lia de una sit-com te­le­vi­si­va, en una ca­sa bo­ni­ta y cá­li­da, con pa­dres que se preo­cu­pan por tu cre­ci­mien­to y una ar­mó­ni­ca con­vi­ven­cia, que arran­ca ca­da ma­ña­na con un al­muer­zo a ba­se de ce­rea­les, to­dos jun­tos, y con chis­tes que te ale­gran el día. O uno pue­de na­cer en el seno de una fa­mi­lia deses­truc­tu­ra­da co­mo la de Ho­pe, con una ca­sa des­tar­ta­la­da, pa­dres que no sa­ben ni dón­de se ha me­ti­do la cria­tu­ra y unos al­muer­zos que con­sis­ten en que ca­da uno co­ge lo que pue­de y sa­le por la puer­ta por­que lle­ga tar­de a un tra­ba­jo ru­ti­na­rio y mi­se­ra­ble, en el que es me­jor no pen­sar de­ma­sia­do si no quie­res de­pri­mir­te an­tes de em­pe­zar el día. Es­to es lo que le su­ce­de a Ho­pe. Sin em­bar­go, la fe­li­ci­dad se en­cuen­tra en lu­ga­res ines­pe­ra­dos, co­mo de­mues­tra en ca­da epi­so­dio la co­me­dia, que, es­te lu­nes, es­tre­na la se­gun­da tem­po­ra­da en FOX.

CUAN­DO EL OB­JE­TI­VO ES IR TI­RAN­DO

Su pa­dre, Jimmy, si­gue sien­do un au­tén­ti­co desas­tre en es­to de la pa­ter­ni­dad, pe­ro tie­ne buen co­ra­zón, del que ca­re­cen otros pro­ge­ni­to­res te­le­vi­si­vos. Sin nin­gún ti­po de re­cur­so eco­nó­mi­co pa­ra dar a su be­bé lo que cual­quier ni­ño de otra se­rie tie­ne por de­fec­to (ima­gi­nen, por ejem­plo, to­do lo que tie­ne a su al­can­ce la pe­que­ña Lilly en Mo­dern Fa­mily), Jimmy se las apa­ña pa­ra que Ho­pe si­ga cre­cien­do o, me­jor di­cho, so­bre­vi­vien­do. La co­me­dia mez­cla con ha­bi­li­dad los re­cur­sos que to­da bue­na sit-com de­be te­ner con esa ter­nu­ra que sur­ge de la reivin­di­ca­ción de la hu­mil­dad. Pue­de que Ho­pe es­té pre­de­ter­mi­na­da a te­ner una vi­da que no sea el sue­ño ame­ri­cano de na­die, pe­ro eso no sig­ni­fi­ca que, a su ma­ne­ra, no pue­da ser tam­bién una per­so­na fe­liz… a la ma­ne­ra de una fa­mi­lia que, den­tro del caos, tie­ne un es­pí­ri­tu sano y op­ti­mis­ta.

El guio­nis­ta Greg Gar­cia si­gue apli­can­do ca­li­dez a la vi­da del su­bur­bio de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, bue­nas in­ten­cio­nes en per­so­na­jes ca­zu­rros, es­pe­ran­za en un en­torno que in­vi­ta a la de­s­es­pe­ran­za. Su es­ti­lo de co­me­dia, au­to­di­dac­ta, sur­gi­do de un guio­nis­ta sin for­ma­ción pre­via so­bre el mun­do te­le­vi­si­vo, tie­ne la vir­tud de te­ner un se­llo pro­pio que es rá­pi­da­men­te re­co­no­ci­ble: el de la sen­ci­llez que tam­bién pre­do­mi­nó en su de­but, Yes Dear, y su co­me­dia más co­no­ci­da, Me lla­mo Earl, en la que aca­bó de do­mi­nar el arte de di­bu­jar per­so­na­jes en­tra­ña­bles. Pre­ci­sa­men­te, tres de los ac­to­res de és­ta úl­ti­ma

(Ja­son Lee, Et­han Suplee y Jai­me Pressly) apa­re­cen co­mo in­vi­ta­dos en la rec­ta fi­nal de la se­gun­da tem­po­ra­da, en la que sa­bre­mos más de la ma­dre de Ho­pe, una tra­ma has­ta aho­ra se­cun­da­ria, y en la que la se­rie se atre­ve con for­ma­tos co­mo el moc­ku­men­tary. Toni de la To­rre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.