Gu­ti da mar­cha atrás

Los abogados re­co­mien­dan al fut­bo­lis­ta pa­ra­li­zar su ‘reality’

La Vanguardia - Vivir TV - - GENTE TV -

Jo­sé Ma­ría Gu­tié­rrez, más co­no­ci­do co­mo Gu­ti, que­ría apun­tar­se a la mo­da de ex­po­ner su vi­da pri­va­da en te­le­vi­sión. Sin em­bar­go, y por re­co­men­da­ción de sus abogados, el ex ma­dri­dis­ta tu­vo que de­cli­nar la ofer­ta. Una lás­ti­ma. Aho­ra los te­les­pec­ta­do­res ya no po­drán ver a uno de los ju­ga­do­res de fút­bol más fas­hion vic­tim del país en ac­cio­nes de lo más co­ti­dia­nas jun­to con su pa­re­ja, la co­la­bo­ra­do­ra del pro­gra­ma Es­pe­jo pú­bli­co Ro­mi­na Be­llus­cio. Y lo cier­to es que se le po­dría ha­ber sa­ca­do mu­cho ju­go al asun­to. Se po­dría ha­ber vis­to de pri­me­ra mano a la pa­re­ja en su día a día, có­mo se com­por­tan en la in­ti­mi­dad o los lu­ga­res que fre­cuen­tan, con la par­ti- cu­la­ri­dad, ade­más, de que se les ve­ría en su fa­ce­ta más tier­na, ya que es­tán es­pe­ran­do su pri­mer hi­jo.

Una pe­que­ña pin­ce­la­da de lo que es la vi­da del fut­bo­lis­ta ya se vio en el pro­gra­ma de en­tre­vis­tas de Javier Sar­dà Us­ted per­do­ne, de An­te­na 3, don­de el pre­sen­ta­dor lo acom­pa­ñó a sus tien­das de ro­pa pre­fe­ri­das pa­ra que le ase­so­ra­ra so­bre es­ti­lo y ves­tir, así, a ima­gen y se­me­jan­za de Gu­ti.

La idea ini­cial del pro­yec­to sur­gió de la pro­duc­to­ra de An­dreu Bue­na­fuen­te, El Te­rrat. La mis­ma que rea­li­za el exi­to­so Alas­ka y Ma­rio en el ca­nal MTV, el reality más de­sen­fa­da­do de la te­le­vi­sión, don­de se mues­tra la vi­da en pa­re­ja de la can­tan­te Ol­vi­do Ga­ra, co­no­ci­da co­mo Alas­ka, y su pe­cu­liar ma­ri­do, re­pre­sen­tan­te y lí­der del gru­po Las Nancys Rubias, Ma­rio Va­que­ri­zo.

En un pri­mer mo­men­to, Gu­ti acep­tó la pro­pues­ta y la pro­duc­to­ra co­men­zó a dar los pri­me­ros pa­sos pa­ra ma­te­ria­li­zar el pro­yec­to. Sin em­bar­go, los abogados del de­por­tis­ta to­ma­ron car­tas en el asun­to. Le ad­vir­tie­ron de que su par­ti­ci­pa­ción en un pro­yec­to te­le­vi­si­vo de esas ca­rac­te­rís­ti­cas po­dría su­po­ner­le pro­ble­mas. El he­cho de en­se­ñar su vi­da pri­va­da y co­mer­ciar con ella po­dría pro­vo­car que los jue­ces des­es­ti­ma­ran las de­man­das que el jugador tie­ne in­ter­pues­tas con­tra re­vis­tas o pro­gra­mas de te­le­vi­sión del co­ra­zón que han cap­ta­do imá­ge­nes de su vi­da pri­va­da. Fi­nal­men­te, al co­no­cer los pe­li­gros a los que se ve­rían so­me­ti­das sus de­man­das, Gu­ti de­ci­dió dar mar­cha atrás y re­cha­zar el pro­yec­to.

El frus­tra­do for­ma­to te­nía pre­vis­ta su emi­sión en al­guno de los ca­na­les del gru­po An­te­na 3. Estefania Chue­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.