El rom­pe­ca­be­zas de Glenn Clo­se

TV3 re­cu­pe­ra ‘Danys i per­ju­di­cis’ des­de el pri­mer epi­so­dio

La Vanguardia - Vivir TV - - PROGRAMACIÓN DEL 28 AL 3 -

En tér­mi­nos de per­fec­ción, nin­gu­na se­rie su­pera lo que Danys i per­ju­di­cis hi­zo en la pri­me­ra tem­po­ra­da. Un guión pen­sa­do co­mo un rom­pe­ca­be­zas, cal­cu­la­do co­mo un cú­mu­lo de de­ta­lles a los que hay que es­tar aten­to, imá­ge­nes que se re­pi­ten y que van ad­qui­rien­do un sig­ni­fi­ca­do, a tra­vés de la yux­ta­po­si­ción con otras imá­ge­nes, sal­tos en el tiem­po pa­ra atra­par al es­pec­ta­dor en el me­jor th­ri­ller que ha da­do la te­le­vi­sión. To­das las pie­zas en­ca­jan, al fi­nal, co­mo sa­ben los que vie­ron la pri­me­ra tem­po­ra­da de la se­rie. Los que la tie­nen pen­dien­te, es­te lu­nes (23.45 h) tie­nen una cita con Glenn Clo­se, en TV3.

El ca­nal vuel­ve a emi­tir la se­rie des­de el pri­mer epi­so­dio, y nos re­cuer­da que la ac­triz fue una de las pri­me­ras es­tre­llas del mun­do del ci­ne que de­ci­dió dar­le una opor­tu­ni­dad a las se­ries. Su de­ci­sión fue más que acer­ta­da. Su pa­pel en Danys i per­ju­di­cis, una abo­ga­da fría y cal­cu­la­do­ra lla­ma­da Patty He­wes, le ha he­cho ga­nar un Glo­bo de Oro y dos Emmys co­mo me­jor ac­triz (a los que vuel­ve a es­tar no­mi­na­da es­te año). Ella es, sin du­da, la esen­cia de la se­rie, en to­dos los sen­ti­dos: por su in­ter­pre­ta­ción mag­né­ti­ca y su pre­sen­cia an­te la cá­ma­ra, y por la tur­bia per­so­na­li­dad de un personaje in­des­ci­fra­ble.

El es­pec­ta­dor pa­sa­rá par­te de la pri­me­ra tem­po­ra­da in­ten­tan­do des­cu­brir si su ima­gen de mu­jer sin es­crú­pu­los es ver­da­de­ra o es sólo una cor­ti­na de hu­mo, y si es ver­dad que cree en el ta­len­to de Ellen, una abo­ga­da jo­ven e inocen­te re­cién sa­li­da de la uni­ver­si­dad que in­ter­pre­ta Ro­se Byrne, o la es­tá uti­li­zan­do co­mo una pie­za más de una par­ti­da de aje­drez que to­da­vía no lo­gra­mos vi­sua­li­zar. Danys i per­ju­di­cis rea­li­za un ex­ce­len­te tra­ba­jo cons­tru­yen­do la his­to­ria en­tre esos dos per­so­na­jes, con sus tram­pas y sus se­cre­tos, y, al mis­mo tiem­po, man­te­nien­do en ten­sión a un es­pec­ta­dor al que siem­pre, siem­pre, lo­gra co­ger por sor­pre­sa. Toni de la To­rre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.