EL DON DE AN­NA DRA­PER

La Vanguardia - Vivir TV - - EN PORTADA -

De na­da ser­vi­ría em­pe­zar una nue­va vi­da con una de sus aman­tes, por­que, en reali­dad, con la úni­ca per­so­na que Don Dra­per es él mis­mo es con An­na, la es­po­sa viu­da del ver­da­de­ro Don. Du­ran­te mu­cho tiem­po, fue la úni­ca per­so­na que su­po la ver­dad so­bre su pa­sa­do, de mo­do que en­tre ellos se creó una re­la­ción de con­fian­za que el personaje no ha te­ni­do con na­die más. En esos mo­men­tos, es­tá­ba­mos an­te Dick Whit­man, la cuar­ta ca­ra del personaje y, sin du­da, la más au­tén­ti­ca. Ahí Don Dra­per son­reía, gas­ta­ba bro­mas, se de­di­ca­ba a pin­tar pa­re­des y a fi­jar­se en el mo­tor de los coches, sa­lía de co­pas y bai­la­ba cuan­do so­na­ba una can­ción que le gus­ta­ba. Sin em­bar­go, esa ver­sión del personaje no du­ró de­ma­sia­do tiem­po. Es­ta­ba aso­cia­do a An­na y lo per­di­mos cuan­do ella fa­lle­ció. La gran pre­gun­ta es si esa ver­sión de Don Dra­per vol­ve­rá al­gu­na vez, pues es la más fiel a sí mis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.