“ME CO­NO­CIE­RON Y EM­PE­ZA­RON A ES­CRI­BIR EL PERSONAJE PA­RA MÍ”

SOFÍA VER­GA­RA, pro­ta­go­nis­ta de ‘Mo­dern Fa­mily’ (FOX y Neox)

La Vanguardia - Vivir TV - - ENTREVISTA -

El mo­de­lo de fa­mi­lia te­le­vi­si­va tí­pi­ca ha cam­bia­do bas­tan­te des­de los tiem­pos de La tri­bu de los Brady, La ho­ra de Bill Cosby, Los pro­ble­mas cre­cen o in­clu­so la un po­co más po­lí­ti­ca­men­te in­co­rrec­ta Ro­sean­ne. En Mo­dern Fa­mily han sa­bi­do dar­le una nue­va vuel­ta de tuer­ca a es­te mol­de adap­tán­do­se por com­ple­to al mo­men­to familiar ac­tual, con unos per­so­na­jes con los que la em­pa­tía y la car­ca­ja­da es­tán ase­gu­ra­das. Ha­bla­mos con la be­llí­si­ma Sofía Ver­ga­ra de Glo­ria, su personaje en la sit-com, y del se­cre­to del éxi­to de es­ta fic­ción, que lle­va dos años se­gui­dos al­zán­do­se con el Emmy a la me­jor co­me­dia te­le­vi­si­va. A lo lar­go de la ter­ce­ra tem­po­ra­da la se­rie no ha per­di­do ni un ápi­ce de su sen­ti­do del hu­mor y ca­li­dad. Es una com­bi­na­ción de mu­chas co­sas. Pri­me­ro, creo que he­mos te­ni­do suer­te, pe­ro tam­bién un gran re­par­to. Nos cae­mos muy bien, hay mu­cha quí­mi­ca en­tre to­dos, los guio­nis­tas son ge­nia­les y los crea­do­res, Ch­ris Lloyd y Ste­ven Le­vi­tan, sa­ben exac­ta­men­te qué es lo que quie­ren de la se­rie. Cuan­do le plan­tea­ron por pri­me­ra vez que in­ter­pre­ta­ra a es­te personaje, ¿po­día ima­gi­nar que la se­rie ten­dría tan­to éxi­to? No. Con la te­le­vi­sión nun­ca se sa­be. Leí el guión y pen­sé que era un personaje fan­tás­ti­co pa­ra mí. Era per­fec­to. Po­día ser co­lom­bia­na y man­te­ner el acen­to, te­ner un crío, ser in­mi­gran­te... To­do era ge­nial. Y des­pués del pi­lo­to ya em­pe­za­ron a re­co­no­cer­me por la ca­lle. Pe­ro nun­ca pu­de ima­gi­nar que su­má­ra­mos tan­tos se­gui­do­res, pa­ra to­dos no­so­tros es una ex­pe­rien­cia in­creí­ble. Le gus­ta que su personaje ten­ga la mis­ma na­cio­na­li­dad que us­ted, pe­ro ¿le gus­tan tam­bién las mu­chas bro­mas que se ha­cen so­bre Co­lom­bia? ¡Me en­can­tan, son fan­tás­ti­cas! Los co­lom­bia­nos no nos ofen­de­mos por­que tam­po­co es que se es­tén in­ven­tan­do na­da. Así es Co­lom­bia. Es una reali­dad de có­mo era ese país y no po­de­mos ha­cer na­da, te­ne­mos que reír­nos de ello. Co­lom­bia ha cam­bia­do, ya no pa­san se­gún qué co­sas. Pe­ro no me ofen­do en ab­so­lu­to, pien­so que es gra­cio­sí­si­mo. Di­ce que em­pe­za­ron a re­co­no­cer­la por la ca­lle des­de muy tem­prano… Sí, es una au­tén­ti­ca lo­cu­ra. Creo que en per­so­na pa­rez­co un po­co más pe­que­ña que por te­le­vi­sión, así que la gen­te se me que­da mi­ran­do fi­ja­men­te, pen­san­do: “¿Se­rá ella o no?”. Pe­ro en cuan­to abro la bo­ca sa­ben que sí que soy yo [ri­sas]. A ve­ces sal­go con mi hi­jo y la gen­te em­pie- za a mi­rar­me y él me di­ce: “Ma­má, no ha­bles aho­ra o es­ta­re­mos aquí una ho­ra más mien­tras se ha­cen fotos con­ti­go. Y te­ne­mos que ir­nos ya”. Así que, un po­co, mien­tras que no abra la bo­ca es­toy a sal­vo [ri­sas]. En la se­rie in­ter­pre­ta tam­bién a una ma­dre. ¿Cuán­to se pa­re­ce Sofía a Glo­ria en la re­la­ción con su hi­jo? Es muy pa­re­ci­da. Mi hi­jo es un po­co ma­yor, tie­ne vein­te años, pe­ro siem­pre ha si­do muy adul­to. A ve­ces es muy di­ver­ti­do por­que mi­ro la se­rie con él y me mi­ra y me di­ce: “¿Les con­fe­sas­te eso?”. Al prin­ci­pio sí que les con­té un mon­tón de anéc­do­tas so­bre mi hi­jo, pe­ro los guio­nis­tas son tan bue­nos que aho­ra ya ni les ha­cen fal­ta. Así que hay par­te de su vi­da per­so­nal en la se­rie. Pa­ra los guio­nis­tas es muy fá­cil es­cri­bir pa­ra Julie Bo­wen, por ejem­plo, y las fa­mi­lias un po­co más nor­ma­les: to­dos tie­nen fa­mi­lia. Pe­ro es­cri­bir pa­ra una mu­jer la­ti­na tan apa­sio­na­da… Al prin­ci­pio pen­sé que iba a ser un pro­ble­ma, pe­ro lo cier­to es que han crea­do es­te personaje a la per­fec­ción pa­ra mí. Y, cuan­to más me co­no­cen, más ideas se les ocu­rren.

¿Hu­bo mu­cho in­put en la crea­ción ini­cial del personaje, en­ton­ces? Sí, me co­no­cie­ron y em­pe­za­ron a es­cri­bir el personaje pa­ra mí, no tu­ve ni que ha­cer prue­ba de cas­ting. ¿Hay mu­cha im­pro­vi­sa­ción en la se­rie? El guión es tan bueno que no es ne­ce­sa­rio. Al prin­ci­pio es­ta­ba un po­co preo­cu­pa­da, por­que pen­sa­ba: “¿Có­mo van a sa­ber có­mo pien­sa una mu­jer la­ti­na?”, pe­ro aho­ra in­clu­so es­cri­ben las co­sas que sue­lo pro­nun­ciar mal o po­nen en el guión: “Glo­ria di­ce al­go en es­pa­ñol”, y ahí me de­jan de­cir lo que quie­ra [ri­sas]. Y, na­tu­ral­men­te, sue­lo pen­sar en al­go que me pa­rez­ca di­ver­ti­do. Cuén­te­nos un po­co qué es lo que le de­pa­ra a Glo­ria es­ta tem­po­ra­da. No sé gran co­sa, por­que ca­da epi­so­dio es una pe­que­ña his­to­ria y no ha­ce fal­ta de­fi­nir la tra­ma por com­ple­to has­ta el fi­nal de tem­po­ra­da. Pe­ro sí que pue­do avan­zar que va a ha­ber bas­tan­tes ce­los en­tre Glo­ria y Ste­lla, la pe­rri­ta. Ése es el dra­ma prin­ci­pal en su vi­da, por­que odia a la nue­va mas­co­ta. Y tam­bién va a ha­ber un po­co más de ce­los a cau­sa de la vi­da sen­ti­men­tal de su hi­jo Manny. Úl­ti­ma­men­te ha es­ta­do muy ac­ti­va en las re­des so­cia­les y se man­tie­ne en con­tac­to con los fans gra­cias a Twit­ter, ¿ver­dad? ¡Me en­can­ta! Por ejem­plo, pa­ra la lí­nea de ro­pa que di­se­ñé [Kmart], les pu­de en­se­ñar al­gu­nas de las pie­zas y me de­cían si les gus­ta­ban o no. Así que es fan­tás­ti­co, si quie­res sa­ber qué es lo que es­tán pen­san­do tus fans. Pe­ro soy muy ma­la con la tec­no­lo­gía y prác­ti­ca­men­te no sé ni có­mo mar­car un nú­me­ro de te­lé­fono con el mó­vil. He apren­di­do a col­gar fotos en Twit­ter y a leer los tweets de los fans y aho­ra me sien­to muy mo­der­na. Patricia Puen­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.