Alie­ní­ge­nas en la pe­que­ña pan­ta­lla

Ex­tra­te­rres­tres y hu­ma­nos com­par­ten pro­ta­go­nis­mo en des­ta­ca­das pro­duc­cio­nes

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIASTV -

El ser hu­mano lle­va mu­cho tiem­po preo­cu­pán­do­se por la exis­ten­cia de vi­da in­te­li­gen­te más allá de nues­tro pla­ne­ta y, ya en 1898, H.G. Wells na­rró la in­quie­tud y los pro­ble­mas que aca­rrea una in­va­sión mar­cia­na en La gue­rra de los mun­dos. La te­le­vi­sión no ha per­ma­ne­ci­do aje­na al gé­ne­ro inau­gu­ra­do por el es­cri­tor bri­tá­ni­co y son mu­chas las se­ries de te­le­vi­sión que se han cen­tra­do en el en­cuen­tro en­tre hu­ma­nos y alie­ní­ge­nas. La úl­ti­ma de ellas, Fa­lling Skies, que, en su se­gun­da tem­po­ra­da, ha acer­ca­do una nue­va es­pe­cie de alie­ní­ge­nas a la pe­que­ña pan­ta­lla. Skit­ters y Mechs ator­men­tan al pro­fe­sor Ma­son y sus com­pa­ñe­ros, que si­guen tra­tan­do de so­bre­vi­vir en un mun­do in­fes­ta­do de ex­tra­te­rres­tres.

An­tes de que los alie­ní­ge­nas qui­sie­ran apo­de­rar­se de la Tie­rra, la fic­ción te­le­vi­si­va se lan­zó a la con­quis­ta del es­pa­cio ex­te­rior. En 1966, Ge­ne Rod­den­berry creó Star Trek, una pro­duc­ción de cul­to de NBC que se con­vir­tió en un fe­nó­meno fan, años des­pués de su emi­sión. La se­rie, que to­da­vía hoy es una ren­ta­ble fran­qui­cia, se cen­tra en un uni­ver­so fic­ti­cio en el que hu­ma­nos y vul­ca­nos con­vi­ven y via­jan por el es­pa­cio. La te­le­vi­sión bri­tá­ni­ca no tar­dó en ver el éxi­to que los via­jes in­ter­es­te­la­res te­nían en la pa­rri­lla y, en 1975, ITV es­tre­nó Es­pa­cio:1999, en la que par­ti­ci­pa­ron gran­des fi­gu­ras de la in­ter­pre­ta­ción, co­mo Ch­ris­toher Lee, Ian McSha­ne y Mar­tin Lan­dau. La se­rie crea­da por Gerry y Syl­via An­der­son, una de las más ca­ras de la his­to­ria de la te­le­vi­sión in­gle­sa, na­rra­ba las aven­tu­ras de un gru­po de hu­ma­nos per­di­dos en el es­pa­cio tras una ex­plo­sión ter­mo­nu­clear. ¿LOS VI­SI­TAN­TES TIE­NEN MA­LAS IN­TEN­CIO­NES?

Fue Ken­neth John­son el que in­tro­du­jo a los hu­ma­noi­des en las te­le­vi­sio­nes de to­do el mun­do, en 1984, con V. A pe­sar de que, ini­cial­men­te, no tu­vo mu­cho éxi­to, la se­rie, que se cen­tra­ba en la lle­ga­da a la Tie­rra de se­res de otro pla­ne­ta, se con­vir­tió en otra exi­to­sa pro­duc­ción de cien­cia fic­ción. Al igual que Star Trek, sus re­po­si­cio­nes y adap­ta­cio­nes han lle­va­do a am­bas pro­duc­cio­nes a per­du­rar du­ran­te dé­ca­das y a con­ver­tir­se en se­ries de re­fe­ren­cia pa­ra pro­duc­cio­nes pos­te­rio­res.

En 2010, la se­rie de NBC The Event tra­tó de re­to­mar, sin éxi­to, la po­si­bi­li­dad de que esos se­res vi­vie­ran en­tre no­so­tros, con as­pec­to si­mi­lar al hu­mano e in­tere­ses po­co be­ne­fi­cio­sos pa­ra nues­tra raza. Pe­ro los vi­si­tan­tes no siem­pre tie­nen ma­las in­ten­cio­nes. En 1986, lle­gó a ca­sa de los Tun­ner, y a los te­le­vi­so­res de to­do el mun­do, el pe­lu­do Alf, un ex­tra­te­rres­tre ado­ra­ble al que le gus­ta­ba co­mer ga­tos y que se man­tu­vo en an­te­na cua­tro tem­po­ra­das. Una fic­ción que si­gue sien­do no­ti­cia, pues, es­te año, Alf es­tá ul­ti­man­do su sal­to al ci­ne. Alo­ña F. La­rre­chi

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.