‘Ta­lent shows’, un for­ma­to fér­til

Los es­pa­cios te­le­vi­si­vos en los que se juz­ga el ta­len­to pro­li­fe­ran en to­do el mun­do y re­ga­lan al­tí­si­mos da­tos de au­dien­cia

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIAS TV -

La pe­que­ña pan­ta­lla se ha ren­di­do an­te los con­cur­sos de ta­len­tos. Un for­ma­to don­de un ju­ra­do y, ge­ne­ral­men­te, el pú­bli­co va­lo­ran ac­tua­cio­nes en di­fe­ren­tes dis­ci­pli­nas ar­tís­ti­cas de con­cur­san­tes que com­pi­ten por con­se­guir una ca­rre­ra ar­tís­ti­ca o una gran su­ma de di­ne­ro. Exis­te sa­tu­ra­ción del gé­ne­ro –ca­si to­dos los paí­ses tie­nen o han te­ni­do uno o va­rios en su ha­ber–, pe­ro es de los más vis­tos. Y, co­mo prue­ba, sólo ha­ce fal­ta re­mi­tir­nos al es­treno del úl­ti­mo ta­lent show mu­si­cal, en Es­pa­ña. El pri­mer pro­gra­ma de La voz, en Te­le­cin­co, con­si­guió con­gre­gar a más de cua­tro mi­llo­nes y me­dio de es­pec­ta­do­res, una ci­fra ré­cord. El con­cur­so, que na­ció en Ho­lan­da, se ha trans­for­ma­do en una exi­to­sa fran­qui­cia internacional con el nom­bre de The Voi­ce. Su fun­cio­na­mien­to es el pro­pio del ta­lent show mu­si­cal, pe­ro con una vuel­ta de tuer­ca más: el ju­ra­do, de es­pal­das al con­cur­san­te, lo va­lo­ra por su voz, y no por el fí­si­co.

‘La voz’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.