Y a la ma­ña­na si­guien­te…

Castle y Bec­kett de­ci­den qué ha­cer con su re­la­ción en AXN

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIASTV -

Se han pa­sa­do cua­tro tem­po­ra­das en­tre el aho­ra sí y el aho­ra no, pe­ro Castle y Bec­kett, fi­nal­men­te, re­co­no­cie­ron sus sen­ti­mien­tos, en el úl­ti­mo epi­so­dio de la se­rie Castle. La puer­ta se abrió y ella apa­re­ció em­pa­pa­da por la llu­via. “¿Qué quie­res?”, pre­gun­tó él. “A ti”. La es­ce­na, lar­ga­men­te es­pe­ra­da por los fans, ter­mi­nó con las ma­nos de am­bos en­tre­la­zán­do­se mien­tras se di­ri­gían al dor­mi­to­rio. Por eso, la quin­ta tem­po­ra­da de la fic­ción crea­da por An­drew W. Mar­lo­we, de es­treno es­te lu­nes, en AXN, arran­ca con los dos per­so­na­jes des­per­tan­do la ma­ña­na si­guien­te. “No, no ha si­do un sue­ño, co­mo su­ce­dió en Bo­nes”, ex­pli­ca Mar­lo­we, ha­cien­do re­fe­ren­cia a su prin­ci­pal com­pe­ten­cia. “No­so­tros te­nía­mos cla­ro que es­te mo­men­to te­nía que lle­gar”.

La gran pre­gun­ta es: Y aho­ra, ¿qué? Castle ha vi­vi­do mu­cho tiem­po de las idas y ve­ni­das sen­ti­men­ta­les en­tre los dos pro­ta­go­nis­tas, co­mo otras se­ries si­mi­la­res. Pe­ro lo ha­bi­tual es man­te­ner es­te es­ta­dio in­ter­me­dio el má­xi­mo tiem­po po­si­ble. Los guio­nis­tas han ro­to las car­tas de la ba­ra­ja unien­do a los dos per­so­na­jes en una no­che de pasión, a la que aho­ra ten­drán que ha­cer fren­te. ¿Ini­cia­rán una re­la­ción es­ta­ble co­mo pa­re­ja, o da­rán mar­cha atrás y con­si­de­ra­rán que to­do ha si­do un error? Y, lo que es más im­por­tan­te: ¿Es­ta­rán de acuer­do en la de­ci­sión que hay que to­mar? La úl­ti­ma vez que una pa­re­ja te­le­vi­si­va se en­con­tró en una si­tua­ción se­me­jan­te, fue con la ma­ña­na si­guien­te de Hou­se y Cuddy (en Hou­se), cu­ya his­to­ria de amor no aca­bó pre­ci­sa­men­te bien.

Los se­gui­do­res de la fic­ción se di­vi­den so­bre la cues­tión en las re­des so­cia­les. Los hay que ce­le­bran la lle­ga­da de un mo­men­to que han es­pe­ra­do mu­cho tiem­po, y tam­bién los que creen que es­ta pe­cu­liar pa­re­ja de­be­ría se­pa­rar­se. Lo que es evi­den­te es que una si­tua­ción de es­te ti­po es to­do un re­to pa­ra cual­quier fic­ción, pues cam­bia la me­cá­ni­ca en­tre los dos pro­ta­go­nis­tas, que, en es­te ca­so, es tam­bién el prin­ci­pal atrac­ti­vo de la se­rie. Habrá que ver si la quí­mi­ca en­tre los per­so­na­jes de Nat­han Fi­llion y Sta­na Ka­tic si­gue fun­cio­nan­do, aho­ra que ya han des­ve­la­do sus sen­ti­mien­tos. Am­bos ten­drán que de­ci­dir su fu­tu­ro y, al mis­mo tiem­po, se­guir re­sol­vien­do los nue­vos crí­me­nes que lle­gan al equi­po de Ho­mi­ci­dios, pues el es­cri­tor se­gui­rá ase­so­ran­do a la po­li­cía (pue­den co­no­cer más de­ta­lles so­bre el arran­que de Castle en la en­tre­vis­ta a Fi­llion de la pá­gi­na 7). T.T.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.