En­tre­vis­ta

Pe­ter Fa­ci­ne­lli, el doc­tor Coo­per de ‘Nur­se Jac­kie’

La Vanguardia - Vivir TV - - PORTADA -

Las bue­nas se­ries, ade­más de bue­nos pro­ta­go­nis­tas, cuen­tan con gran­des se­cun­da­rios. Es el ca­so de la pres­ti­gio­sa co­me­dia ne­gra de Show­ti­me Nur­se Jac­kie, que tie­ne en su elen­co al ac­tor neo­yor­quino Pe­ter Fa­ci­ne­lli ( Cre­púscu­lo), quien lle­va cua­tro tem­po­ra­das me­tién­do­se en la piel del doc­tor Fitch Coo­per. Es­te ci­ru­jano pre­sen­ta un tras­torno (una es­pe­cie de sín­dro­me de Tou­ret­te) que ha­ce que quie­ra aga­rrar los se­nos de al­guien cuan­do se po­ne ner­vio­so. Ca­lle 13 emi­te, es­te fin de se­ma­na, un ma­ra­tón con el cuar­to cur­so com­ple­to de la se­rie, una fic­ción que pron­to ini­cia­rá las gra­ba­cio­nes de la quin­ta tem­po­ra­da. Si iba pa­ra abo­ga­do, ¿có­mo ter­mi­nó sien­do ac­tor? Siem­pre qui­se ser ac­tor, pe­ro, co­mo era muy tí­mi­do, ni me lo plan­tea­ba. Ade­más, mis pa­dres eran in­mi­gran­tes ita­lia­nos con una men­ta­li­dad bas­tan­te tra­di­cio­nal, creían que sólo unos pocos ele­gi­dos po­dían ser ac­to­res que se ga­na­sen bien la vi­da con es­ta pro­fe­sión. Us­ted lo ha con­se­gui­do. Sí, pe­ro an­tes es­tu­ve un año y me­dio es­tu­dian­do de­re­cho. Sin em­bar­go, lo de­jé, con­ven­ci­do de que no era mi me­jor op­ción pro­fe­sio­nal. Pen­sé que, si mi gran sue­ño era con­ver­tir­me en ac­tor, al me­nos te­nía que in­ten­tar­lo. Fue en­ton­ces cuan­do me ma­tri­cu­lé en la Uni­ver­si­dad de Nue­va York y em­pe­cé a es­tu­diar arte dra­má­ti­co. Una cu­rio­si­dad: ¿ha in­ter­pre­ta­do a al­gún le­tra­do? Pues la ver­dad es que aún no, aun­que uno de mis pri­me­ros pa­pe­les fue en la se­rie ju­rí­di­ca y po­li­cial Ley y or­den [se ríe]. ¿Qué fue lo que sin­tió la pri­me­ra vez que par­ti­ci­pó en un ro­da­je? Fue fan­tás­ti­co. Mis pa­dres pen­sa­ban que me da­rían un pa­pel me­nor, pe­ro tu­ve bas­tan­te pro­ta­go­nis­mo. Y sus pa­dres, ¿es­tán aho­ra or­gu­llo­sos de us­ted? Sí, son fe­li­ces vién­do­me tan­to en la te­le­vi­sión co­mo en el ci­ne. ¿Le cam­bió mu­cho la vi­da par­ti­ci­par en la se­rie de pe­lí­cu­las vam­pí­ri­cas Cre­púscu­lo, que se ha con­ver­ti­do en to­do un fe­nó­meno de ma­sas? Ha si­do es­pec­ta­cu­lar. Mi ca­rre­ra es­ta­ba con­so­li­da­da, pe­ro con esa sa­ga me he he­cho mu­cho más po­pu­lar. Aho­ra mis­mo, es­toy ro­dan­do en Co­lom­bia, y ca­da día se pre­sen­tan al ro­da­je de­ce­nas de fans de Cré­puscu­lo pa­ra co­no­cer­me. Es bo­ni­to, lo re­co­noz­co. ¡Es­tá ro­dan­do en Co­lom­bia ba­jo las ór­de­nes de un rea­li­za­dor ca­ta­lán! Sí, Víc­tor Gar­cía, el di­rec­tor de Re­gre­so a la ca­sa de la co­li­na en­can­ta­da y Hell­rai­ser: Re­ve­la­tions. La nue­va pe­lí­cu­la, en la que par­ti­ci­po, se lla­ma­rá Ga­llows Hill. ¡Los vam­pi­ros es­tán de mo­da! ¿Si­gue otras se­ries del gé­ne­ro? Lo cier­to es que nun­ca me han lla­ma­do de­ma­sia­do la aten­ción ni las his­to­rias de vam­pi­ros ni las de te­rror. Pe­ro cuan­do me ofre­cie­ron par­ti­ci­par en Cre­púscu­lo, me leí los li­bros en los que se ins­pi­ra­ban las pe­lí­cu­las y no sólo que­dé to­tal­men­te atra­pa­do, sino que me acer­có a es­te ti­po de se­ries y pe­lí­cu­las. De he­cho, Ga­llows Hill es una his­to­ria de te­rror, la pri­me­ra de mi ca­rre­ra, y me lo es­toy pa­san­do de mie­do [se ríe]. Y de su ac­tual tra­ba­jo en te­le­vi­sión, ¿qué es lo que más le atra­jo de Nur­se Jac­kie pa­ra acep­tar el pa­pel? En pri­mer lu­gar, que iba a tra­ba­jar jun­to a Edie Fal­co. Fue un mo­ti­vo más que su­fi­cien­te pa­ra acep­tar el pa­pel. En­ton­ces, su­pon­go que era fan de Los So­prano… Si le soy sin­ce­ro, no tu­ve tiem­po de dis­fru­tar­la tan­to co­mo me hu­bie­ra gus­ta­do, aun­que es una fic­ción ma­gis­tral. Apar­te de Edie Fal­co, ¿qué otros as­pec­tos le gus­ta­ron de Nur­se Jac­kie? El guión, que es fa­bu­lo­so. Se tra­ta de una co­me­dia ne­gra bri­llan­te. Y mi personaje tien­de a las si­tua­cio­nes más hu­mo­rís­ti­cas, da­do que es un ci­ru­jano muy atí­pi­co, si bien la se­rie tam­bién cuen­ta con mo­men­tos bas­tan­te dra­má­ti­cos. En bre­ve co­mien­za el ro­da­je del quin­to cur­so de la se­rie de Show­ti­me. ¿Le gus­ta­ría par­ti­ci­par en unas cuan­tas tem­po­ra­das más? Cuan­do acep­tas tra­ba­jar en una se­rie, no pue­des ha­cer de­ma­sia­dos pla­nes de fu­tu­ro, por­que pue­de que du­re seis, sie­te u ocho tem­po­ra­das, o que se can­ce­le tras la pri­me­ra. Siem­pre es una in­cóg­ni­ta. Mi fi­lo­so­fía es: mien­tras la au­dien­cia res­pal­de Nur­se Jac­kie, sién­te­te afor­tu­na­do y dis­fru­ta del mo­men­to. En­tre tan­tos tra­ba­jos en el ci­ne y la te­le­vi­sión, ¿no es­tá al­go sa­tu­ra­do? Me sien­to afor­tu­na­do en to­dos los sen­ti­dos. El es­trés lo sen­ti­ría si no tu­vie­ra tra­ba­jo. Ade­más, po­der par­ti­ci­par en tan­tos pro­yec­tos te per­mi­te in­ter­pre­tar mu­chos per­so­na­jes di­fe­ren­tes, que es la par­te más in­tere­san­te de ser ac­tor: un día eres un vam­pi­ro, al otro un mé­di­co, lue­go un abo­ga­do y, fi­nal­men­te, un bom­be­ro. Es co­mo vi­vir mu­chas vi­das en una so­la. No sólo eso, sino que via­jas y des­cu­bres un mon­tón de lu­ga­res es­pec­ta­cu­la­res… De­fi­ni­ti­va­men­te, con­si­de­ro que ten­go mu­chí­si­ma suer­te. Su pro­duc­to­ra, Fa­ci­ne­lli Films, ha pues­to en mar­cha pe­lí­cu­las. ¿Más ade­lan­te se ani­ma­rá a pro­du­cir al­gu­na se­rie? En el pa­sa­do pro­du­ji­mos al­gu­na cin­ta y, aho­ra mis­mo, te­ne­mos un par más en mar­cha. Me en­can­ta te­ner una pro­duc­to­ra por­que, cuan­do tra­ba­jas co­mo ac­tor, tie­nes que li­mi­tar­te a in­ter­pre­tar lo que otros han es­cri­to. Pe­ro con una pro­duc­to­ra pue­des in­vo­lu­crar­te en el pro­ce­so crea­ti­vo des­de el ini­cio, dan­do sa­li­da a his­to­rias que real­men­te val­gan la pe­na, tan­to si es­tán es­cri­tas por mí co­mo por otros. ¿Di­ri­gir mi pro­pia pe­lí­cu­la o se­rie? Sí, se­gu­ro que lo ha­ré en un fu­tu­ro. Nú­ria Mo­re­ras

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.