La vi­da de Me­re­dith tras el ac­ci­den­te

Di­vi­nity es­tre­na la nue­va tem­po­ra­da de ‘Ana­to­mía de Grey’

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIASTV - Toni de la To­rre

Los fi­na­les de tem­po­ra­da de Ana­to­mía de Grey son co­no­ci­dos, en el mun­do de la fic­ción te­le­vi­si­va, por ser emo­cio­nal­men­te ago­ta­do­res, pe­ro, en el epi­so­dio que ce­rró la oc­ta­va tem­po­ra­da, la se­rie mé­di­ca de Shon­da Rhi­mes lle­vó es­ta in­ten­si­dad al lí­mi­te, de­jan­do al es­pec­ta­dor ex­haus­to. Uno de los per­so­na­jes fa­vo­ri­tos de la au­dien­cia fa­lle­ció en un ines­pe­ra­do ac­ci­den­te de avión que de­jó sin alien­to a los es­pec­ta­do­res, que, de pron­to, se en­con­tra­ban vien­do un epi­so­dio de Per­di­dos. La muer­te de Le­xie Grey fue de­vas­ta­do­ra, pe­ro más trá­gi­co fue ver có­mo el res­to de su­per­vi­vien­tes –Me­re­dith, Ch­ris­ti­na, De­rek, Mark y Ari­zo­na– que­da­ban com­ple­ta­men­te des­am­pa­ra­dos en la pro­fun­di­dad de un bos­que mien­tras sus com­pa­ñe­ros en el Seattle Gra­ce no te­nían ni idea de lo ocu­rri­do.

La se­rie re­gre­sa es­te mar­tes (22.30 h) a Di­vi­nity, don­de es­tre­na la no­ve­na tem­po­ra­da ape­nas cin­co se­ma­nas más tar­de que en Es­ta­dos Uni­dos, y, si es­pe­ran que los guio­nis­tas les den un res­pi­ro, se en­con­tra­rán con una sor­pre­sa. El ac­ci­den­te de avión se ha co­bra­do otra víc­ti­ma, ade­más de Le­xie, y los es­pec­ta­do­res ten­drán que es­pe­rar has­ta el fi­nal del epi­so­dio pa­ra sa­ber la iden­ti­dad del otro personaje que aban­do­na la fic­ción. Pues la se­rie no re­to­ma el ar­gu­men­to en el pun­to en el que lo de­jó, sino que da un sal­to tem­po­ral de tres me­ses. Me­re­dith tra­ba­ja de nue­vo en el Seattle Gra­ce y se ha con­ver­ti­do en una fi­gu­ra te­mi­da por los nue­vos re­si­den­tes, del mis­mo mo­do que, en el ini­cio de la se­rie, a ella le da­ba mie­do Bai­ley. Así que la se­rie cie­rra el círcu­lo pa­ra su pro­ta­go­nis­ta.

SAN­GRE NUE­VA, RA­DIAN­TE Y VI­TAL

En­tre los nue­vos re­si­den­tes, des­ta­ca Jo (in­ter­pre­ta­da por Ca­mi­lla Lud­ding­ton, de True Blood), que re­cuer­da a la Me­re­dith de la pri­me­ra tem­po­ra­da. A tra­vés de es­te personaje, se re­fle­ja la evo­lu­ción de la pro­ta­go­nis­ta de Ana­to­mía de Grey, que des­cu­bre que ha cam­bia­do

mu­cho des­de que lle­gó al Seattle Gra­ce. Su per­so­na­li­dad se ha amar­ga­do y os­cu­re­ci­do a tra­vés de to­do el dra­ma que ha vi­vi­do, un gi­ro al que no ha con­tri­bui­do la re­cien­te muer­te de su her­ma­na. El día a día de la nue­va y tris­te Me­re­dith se com­bi­na­rá con flash­backs en los que des­cu­bri­re­mos to­do lo que ocu­rrió tras el ac­ci­den­te y se re­ve­la­rán al­gu­nas con­se­cuen­cias que mar­ca­rán el fu­tu­ro de al­gu­nos per­so­na­jes. La vi­da, en Ana­to­mía de Grey, pue­de cam­biar por com­ple­to en cues­tión de se­gun­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.