En el di­ván de ‘En te­ra­pia’

Ca­nal+ re­cu­pe­ra la se­rie psi­co­ló­gi­ca de Ga­briel Byrne

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIASTV -

Un psi­có­lo­go, sus pa­cien­tes y lí­neas de diálogo. Son los in­gre­dien­tes bá­si­cos de En te­ra­pia. Una se­rie de pues­ta en es­ce­na tea­tral, mi­ni­ma­lis­ta en su com­po­si­ción, pe­ro enor­me­men­te pro­fun­da en el con­te­ni­do, que con­vier­te al es­pec­ta­dor en el tes­ti­mo­nio pri­vi­le­gia­do de las se­sio­nes de te­ra­pia de di­ver­sos per­so­na­jes. Las mi­ra­das, los ges­tos y los si­len­cios for­man par­te del len­gua­je que se desa­rro­lla an­te el es­pec­ta­dor, sien­do una se­rie que no sólo de­be se­guir­se en el te­rreno ar­gu­men­tal, sino tam­bién en un plano más in­tui­ti­vo. Los pro­ta­go­nis­tas ca­llan mu­cho de lo que que­rrían de­cir y, a me­nu­do, no di­cen lo que real­men­te pien­san. Es ta­rea del es­pec­ta­dor tra­du­cir lo que es­tá ocu­rrien­do en el des­pa­cho del te­ra­peu­ta, que es­tá in­ter­pre­ta­do por el ir­lan­dés Ga­briel Byrne, lo que ha­ce de En te­ra­pia una de las fic­cio­nes más in­ti­mis­tas y cer­ca­nas he­chas en te­le­vi­sión.

Los es­pec­ta­do­res que no la co­noz­can tie­nen una nue­va opor­tu­ni­dad de sen­tar­se en el di­ván a par­tir de es­te lu­nes, pues Ca­nal+ la re­cu­pe­ra des­de el prin­ci­pio y man­te­nien­do su for­ma­to de emi­sión ori­gi­nal, que es muy pe­cu­liar: En te­ra­pia se emi­te de lu­nes a vier­nes (a las 14.55 h) y ca­da día po­de­mos ver una se­sión de te­ra­pia de 30 mi­nu­tos con ca­da uno de los pa­cien­tes del te­ra­peu­ta pro­ta­go­nis­ta. Las se­sio­nes son fi­jas, de ma­ne­ra que los es­pec­ta­do­res tie­nen una cita con­cer­ta­da con ca­da uno de los per­so­na­jes en un día con­cre­to de la se­ma­na. Los lu­nes es el día de Lau­ra (Me­lis­sa Geor­ge), que es­tá preo­cu­pa­da por su re­la­ción con los hom­bres; los mar­tes es el tuno de Alex (Blair Un­der­wood), un ex mi­li­tar que com­ba­tió en Iraq; los miér­co­les le to­ca a Sop­hie (Mia Wa­si­kows­ka), una de­por­tis­ta ado­les­cen­te que ha in­ten­ta­do sui­ci­dar­se, y los jue­ves hay te­ra­pia de pa­re­ja con la se­sión de Ja­ke y Amy (Josh Charles y Em­beth Da­vidtz).

De es­te mo­do, el es­pec­ta­dor de­be es­pe­rar una se­ma­na pa­ra ver có­mo avan­za ca­da una de las his­to­rias, lo que le obli­ga a ver al res­to de pa­cien­tes an­tes de re­gre­sar a la tra­ma que le tie­ne en­gan­cha­do. Aun­que asis­tir a la te­ra­pia de otras per­so­nas pa­rez­ca una idea un tan­to abu­rri­da, cuan­do se lle­va a la prác­ti­ca re­sul­ta ex­tre­ma­da­men­te in­tere­san­te. Pues el es­pec­ta­dor no es úni­ca­men­te tes­ti­mo­nio de lo que ocu­rre: aca­ba, ine­vi­ta­ble­men­te, for­man­do par­te del análisis del psi­có­lo­go. Com­par­ta o no las mis­mas in­quie­tu­des y pro­ble­mas emo­cio­na­les de los pa­cien­tes, se for­ma una opinión so­bre su pro­ble­ma y, en con­se­cuen­cia, aca­ba sien­do su­je­to, tam­bién, de la te­ra­pia. Qui­zás­se es­tén pre­gun­tan­do qué su­ce­de en el epi­so­dio de los vier­nes. Es el día que el psi­có­lo­go tie­ne re­ser­va­do pa­ra ir él a te­ra­pia. Sólo allí con­fie­sa lo que real­men­te pien­sa de sus pa­cien­tes. T.T.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.