“Es­tás des­pe­di­do”

Desave­nen­cias en­tre ca­de­na y ac­to­res, ene­mis­ta­des en los ro­da­jes, en­vi­dias o con­duc­tas ego­cén­tri­cas son las prin­ci­pa­les cau­sas pa­ra man­dar al pa­ro a los in­tér­pre­tes

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIASTV -

Pa­re­cían in­to­ca­bles. Pe­ro ya han su­fri­do su ra­ción de reali­dad. Hoy en día, no hay ac­to­res im­pres­cin­di­bles. La fuer­za de las ca­de­nas ha co­men­za­do a im­po­ner­se al éxi­to de los ac­to­res. Si, en tiem­pos pa­sa­dos, se aguan­ta­ban des­plan­tes, ma­los mo­dos y exi­gen­cias de ar­tis­tas en­dio­sa­dos (to­do por la au­dien­cia), aho­ra las tor­nas han cam­bia­do. Cuan­do un ac­tor no fun­cio­na, los de arri­ba no se lo pien­san dos ve­ces y lo man­dan a en­gro­sar la co­la del pa­ro. Ya ven­drá otro que ocu­pe su lu­gar…

El úl­ti­mo des­pi­do ha si­do el de Gar­ce­lle Beau­vais en Fran­klin & Bash. No es­ta­rá en la ter­ce­ra tem­po­ra­da del dra­ma ju­di­cial. Al­gu­nas fuen­tes se­ña­lan que ha si­do una de­ci­sión crea­ti­va, al no po­der es­ti­rar más su tra­ma, y otras, que res­pon­de a una ra­zón pre­su­pues­ta­ria. Sea co­mo fue­re, lo cier­to es que pi­lló por sor­pre­sa a la in­tér­pre­te, que afir­mó sen­tir­se atur­di­da por lo su­ce­di­do. A pe­sar del shock, Beau­vais deseó suer­te al re­par­to y aña­dió que te­nía va­rios pro­yec­tos en ca­mino. A quien tam­bién le pi­lló por sor­pre­sa el des­pi­do fue a Jennifer Es­po­si­to. Des­pués de su­frir un co­lap­so de­bi­do a su en­fer­me­dad –es ce­lia­ca– en el set de ro­da­je de Blue Bloods, co­gió una ba­ja que, fi­nal­men­te, se con­vir­tió en unas va­ca­cio­nes per­ma­nen­tes. Exis­ten dos ver­sio­nes de la mis­ma his­to­ria que ex­pli­can lo su­ce­di­do: mien­tras Es­po­si­to afir­ma que des­pués del pe­rio­do de ba­ja y su dis­po­si­ción a vol­ver al tra­ba­jo, CBS le prohi­bió el re­gre­so, así co­mo tra­ba­jar en cual­quier otro lu­gar, la ca­de­na man­tie­ne que fue la pro­pia Es­po­si­to quien qui­so to­mar­se un tiem­po y, por eso, se de­ci­dió que no apa­re­cie­ra más en lo que que­da­ba de tem­po­ra­da. Ade­más, Es­po­si­to apun­ta la po­si­bi­li­dad de que CBS no cre­ye­ra del to­do su en­fer­me­dad y pen­sa­ra que su in­te­rés era con­se­guir un au­men­to de suel­do. El cru­ce de acu­sa­cio­nes pro­pi­ció una mar­cha ful­gu­ran­te.

DEL IN­SUL­TO AL DI­VIS­MO O LA RE­LI­GIÓN

Pe­ro és­tos no han si­do ca­sos ais­la­dos. Re­cor­da­rán el des­pi­do de Char­lie Sheen de Dos hom­bres y me­dio. In­sul­tar al crea­dor de la se­rie, Chuck Lo­rre, acu­sán­do­le de “gu­sano y lom­briz” y te­ner un com­por­ta­mien­to des­me­di­do pro­vo­có que War­ner Bros. pres­cin­die­ra de sus ser­vi­cios. Tam­po­co se sal­vó del des­pi­do Isaiah Was­hing­ton. Ana­to­mía de Grey no con­tó con él pa­ra la cuar­ta tem­po­ra­da… Des­pués de lla­mar a su com­pa­ñe­ro de ro­da­je T.R. Knight “fag­got” (‘ma­ri­ca’), no era pa­ra me­nos.

La ex­tin­ción del con­tra­to de Ni­co­llet­te Sheridan lle­gó a los tri­bu­na­les. De­man­dó a las pro­duc­to­ras ABC y Touch­to­ne TV por no con­tar con ella en la sex­ta tem­po­ra­da de Mu­je­res de­ses­pe­ra­das. Sin em­bar­go, el tri­bu­nal con­clu­yó que Sheridan no ha­bía si­do des­pe­di­da, sino que, sim­ple­men­te, no le re­no­va­ron el con­tra­to. Otra ac­triz que no se sal­vó de la cri­ba fue Lind­say Lohan en la se­rie Ugly Betty. De­bía apa­re­cer en seis ca­pí­tu­los, pe­ro sólo lo hi­zo en cua­tro. Al pa­re­cer, su com­por­ta­mien­to de di­va y la ene­mis­tad que exis­tía con la pro­ta­go­nis­ta, Ame­ri­ca Fe­rra­ra, en­via­ron a Lohan al pa­ro.

A ve­ces ni los en­fren­ta­mien­tos, ni las dis­cre­pan­cias ni los com­por­ta­mien­tos de di­vos cau­san el des­pi­do. En el ca­so de Neal McDo­nough, re­cor­da­do por su pa­so en Mu­je­res de­ses­pe­ra­das, des­apa­re­ció de Scoun­drels al ne­gar­se a ro­dar una es­ce­na de se­xo jun­to a la ac­triz Vir­gi­nia Mad­sen. Se­gún él, iba en con­tra de sus creen­cias re­li­gio­sas. ABC se de­fen­dió ad­vir­tien­do que el in­tér­pre­te ha­cía se­ma­nas que te­nía el guión y que en su mo­men­to no se ha­bía ne­ga­do.

Ni los ac­to­res más re­co­no­ci­dos se sal­van de pa­sar, aun­que sea una vez, por la co­la del pa­ro. Estefania Chue­ca

Gar­ce­lle Beau­vais, ‘Fran­klin & Bash’

Neal McDo­nough, ‘Scoun­drels’

Jennifer Es­po­si­to, ‘Blue Bloods’

Char­lie Sheen, ‘Dos hom­bres y me­dio’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.