Su­per­po­de­res pa­ra adul­tos

Per­so­na­jes más com­ple­jos, sin ol­vi­dar­se de unas do­sis de ac­ción, con­for­man las aven­tu­ras de los su­per­hé­roes pa­ra la te­le­vi­sión. ‘Arrow’ li­de­ra el fe­nó­meno.

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIAS TV -

En una pro­gra­ma­ción lle­na de mé­di­cos, ma­fio­sos y po­li­cías, los su­per­hé­roes se abren pa­so ti­ran­do de su­per­po­de­res. Si bien es cier­to que, des­de el na­ci­mien­to de la te­le­vi­sión, se vie­nen adap­tan­do los có­mics de su­per­hé­roes pa­ra el for­ma­to, des­de los 90 el gé­ne­ro su­frió una in­fan­ti­li­tis agu­da, de­bi­do a se­ries co­mo Flash, Lois y Clark: Las nue­vas aven­tu­ras de Su­per­man o Small­vi­lle. En cam­bio, aho­ra, los crea­do­res se han pro­pues­to ex­pan­dir la fran­ja de edad del gé­ne­ro, do­tan­do a sus su­per­se­ries de un hi­lo ar­gu­men­tal más tra­ba­ja­do y atrac­ti­vo, acom­pa­ñán­do­lo de per­so­na­jes con ma­ti­ces que no sólo atraen a los ado­les­cen­tes. La te­le­vi­sión ha sa­bi­do dar for­ma a es­ta nue­va apues­ta, que de­be su triun­fo a los acier­tos de Marvel y DC Co­mics de lle­var con éxi­to las aven­tu­ras de los su­per­hé­roes al ci­ne. Arrow, Mis­fits y Alp­has son las se­ries que han sa­bi­do adap­tar­se a la nue­va fór­mu­la.

Arrow es la sor­pre­sa de la tem­po­ra­da. Se ha con­ver­ti­do en el me­jor lan­za­mien­to de The CW de los úl­ti­mos tres años. Su es­treno, en oc­tu­bre, atra­jo a cua­tro mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res. Y su éxi­to no ha pa­sa­do des­aper­ci­bi­do a An­te­na 3, que ya se ha he­cho con los de­re­chos de la fic­ción, que, ac­tual­men­te, se emi­te en Ca­lle 13. Ba­sa­da en el su­per­hé­roe de DC Co­mics Green Arrow (‘fle­cha ver­de’), la se­rie, aun­que con aro­ma ju­ve­nil, pre­sen­ta a un hé­roe más adul­to. Tra­ta la his­to­ria de un play­boy que, des­pués de pa­sar cin­co años des­apa­re­ci­do, vuel­ve a ca­sa con una se­rie de ha­bi­li­da­des de las que se sir­ve pa­ra dar ca­za a los enemi­gos de su pa­dre. Es­te Ro­bin Hood mo­derno y ven­ga­ti­vo se ha he­cho con el fa­vor del pú­bli­co gra­cias a una per­so­na­li­dad con cla­ros­cu­ros, lle­na de se­cre­tos e in­cer­ti­dum­bres, que man­tie­ne a los es­pec­ta­do­res en vi­lo. Eso sí, no se sal­va de tó­pi­cos.

AN­TI­SO­CIA­LES Y ES­CO­GI­DOS

Otras no­ta­bles fic­cio­nes del gé­ne­ro son Mis­fits y Alp­has. La pri­me­ra, bri­tá­ni­ca, con cua­tro tem­po­ra­das a cues­tas, se pue­de ver en MTV Es­pa­ña. Los mis­fits (‘in­adap­ta­dos’) son jó­ve­nes an­ti­so­cia­les que ad­qui­rie­ron sus su­per­po­de­res a raíz de una ex­tra­ña tor­men­ta. El pul­so de la se­rie ra­di­ca en su la­ti­do ar­gu­men­tal, en el que los su­per­po­de­res son sólo el pre­tex­to pa­ra aden­trar a los es­pec­ta­do­res en la men­te de los jó­ve­nes. Pre­sen­ta una ra­dio­gra­fía de la ju­ven­tud que es­ca­pa de cual­quier cur­si­le­ría. Ade­más, su éxi­to es do­ble, al ha­ber con­se­gui­do, con po­co pre­su­pues­to, una pro­duc­ción que ya qui­sie­ran mu­chas se­ries es­ta­dou­ni­den­ses pa­ra sí. Su bue­na acep­ta­ción po­dría lle­var­la al for­ma­to ci­ne­ma­to­grá­fi­co pron­to. Por su par­te, Alp­has, que se pue­de ver en SyFy, se aden­tra en las pro­fun­di­da­des de la desa­rro­lla­da psi­que de al­gu­nos es­co­gi­dos. Su prin­ci­pal desafío es el de pre­ve­nir de­li­tos de otros Alp­has. La lu­cha de po­de­res men­ta­les da bue­nos re­sul­ta­dos y con­si­gue al­go bá­si­co: en­tre­te­ner. Se les po­dría lla­mar los X-Men te­le­vi­si­vos: no en vano, el crea­dor de la sa­ga ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, Zac Penn, es quien les dio vi­da. A to­das ellas se les uni­rá S.H.I.E.L.D. El di­rec­tor de Los ven­ga­do­res, Joss Whe­don, es­tá pre­pa­ran­do la se­rie ba­sa­da en la pe­lí­cu­la pa­ra ABC, que co­mien­za el ro­da­je en enero. La or­ga­ni­za­ción crea­da por Marvel es­ta­rá a car­go de la ONU y se de­di­ca­rá a pro­te­ger –có­mo no– a la Tie­rra de po­si­bles ame­na­zas. En su ADN ya lle­va im­preg­na­do el se­llo de ca­li­dad.

To­das es­tas fic­cio­nes de­mues­tran que los su­per­po­de­res se han he­cho con un buen ni­cho en el mer­ca­do te­le­vi­si­vo, con­vir­tién­do­se en pro­duc­tos pa­ra un pú­bli­co mu­cho más adul­to que na­da tie­nen que en­vi­diar a sus her­ma­nos ci­ne­ma­to­grá­fi­cos. Estefania Chue­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.