“ES­CRI­BO SO­BRE LO QUE ME GUS­TA­RÍA VER”

RYAN MURPHY, crea­dor de ‘Nip/tuck’, ‘Glee’, e’, ‘Ame­ri­can Ho­rror Story’ y ‘The New Nor­mal’

La Vanguardia - Vivir TV - - EN PORTADA - Pa­tri­cia Puen­tes (Los Án­ge­les)

La su­ya es la men­te re­tor­ci­da de­trás de la ci­ru­gía plástica ex­ce­si­va y las per­ver­sio­nes se­xua­les siem­pre abun­dan­tes de Nip/ Tuck. Des­pués de eso vino la crea­ción del mu­si­cal edul­co­ra­do Glee. No con­ten­to con el éxi­to de una so­la se­rie a la vez, Ryan Murphy crea­ría si­mul­tá­nea­men­te la mi­ni­se­rie de te­rror

Ame­ri­can Ho­rror Story (AHS) y, en Es­ta­dos Uni­dos, ya ha es­tre­na­do, ade­más, una co­me­dia, The New Nor­mal. Ha­bla­mos con es­te pro­duc­tor om­ni­pre­sen­te en Holly­wood so­bre los pro­ble­mas de te­ner tres pro­gra­mas en an­te­na y los mis­te­rios que hay de­trás de ese asi­lo que nos es­tá ate­rro­ri­zan­do en la se­gun­da tem­po­ra­da de AHS...

Te­ne­mos que em­pe­zar pre­gun­tán­do­le có­mo se or­ga­ni­za pa­ra escribir y pro­du­cir tres se­ries a la vez.

Es un pri­vi­le­gio po­der te­ner una idea y di­ri­gir­me a un gru­po de eje­cu­ti­vos, de­cir­les que quie­ro escribir so­bre de­ter­mi­na­da co­sa, que me di­gan que sí y me den el di­ne­ro pa­ra ha­cer­lo. En el ca­so de Glee, hay otros dos crea­do­res, Brad [Fal­chuk] e Ian [Bren­nan], que son fan­tás­ti­cos y tra­ba­jan mu­cho en la se­rie. Aho­ra es­ta­mos en la cuar­ta tem­po­ra­da y me en­can­ta la di­rec­ción que he­mos to­ma­do. De he­cho, la se­gun­da tem­po­ra­da de

Ame­ri­can Ho­rror Story em­pe­za­mos a es­cri­bir­la en enero del año pa­sa­do. Pa­ra cuan­do em­pe­za­mos a ro­dar ya te­nía­mos la mi­tad de los guio­nes he­chos. Ade­más, es una se­rie de ca­ble, así que hay me­nos ca­pí­tu­los, sólo 13 al año. Y lue­go es­tá The New Nor­mal, don­de tam­bién hay otra crea­do­ra, Ali [Ad­ler], con quien ya ha­bía tra­ba­ja­do en Glee y que, aho­ra mis­mo, es la en­car­ga­da de lle­var es­ta co­me­dia. Y, bueno, to­dos tra­ba­ja­mos en fi­nes de se­ma­na. Ade­más, los equi­pos de guio­nis­tas de las tres se­ries están en el mis­mo edi­fi­cio, en el es­tu­dio de Pa­ra­mount. Es fá­cil ir de un si­tio a otro. Sólo el he­cho de ir de una sa­la de guio­nis­tas a otra te lle­na de ener­gía.

¿Qué lo ha lle­va­do a es­co­ger uni­ver­sos tan di­fe­ren­tes pa­ra sus se­ries?

No creo que sean uni­ver­sos di­fe­ren­tes, en reali­dad, creo que son el mis­mo uni­ver­so. To­do lo que ha­go tie­ne mu­cha emo­ti­vi­dad y es muy in­ten­so. Glee da esa sen­sa­ción de ser un po­co exa­ge­ra­do y ex­ce­si­vo, no es el mun­do real, es el mun­do en el que nos gus­ta­ría vi­vir. Y Ame­ri­can

Ho­rror Story es un mun­do que nos ate­rro­ri­za y en el que a lo me­jor sí que es­ta­mos vi­vien­do, so­bre to­do si las co­sas si­guen sien­do co­mo aho­ra. Pa­ra mí, lo más in­tere­san­te es el equi­po de guio­nis­tas que te­ne­mos. Los de Glee son más jó­ve­nes y op­ti­mis­tas, to­da­vía no se han di­vor­cia­do por pri­me­ra vez, no han te­ni­do su pri­mer ac­ci­den­te de co­che... Y lue­go están los de Ame­ri­can Ho­rror, que son vie­jas bru­jas. Están ca­si to­dos por en­ci­ma de los 40, es una sa­la un po­co más os­cu­ra, en cuan­to a ex­pe­rien­cias vi­ta­les.

Ha­ble­mos de es­ta se­rie más os­cu­ra. El año pa­sa­do, nos ad­vir­tió que veía un fi­nal muy cla­ro pa­ra la pri­me­ra tem­po­ra­da de Ame­ri­can Ho­rror Story…

Ca­da año de la se­rie es una mi­ni­se­rie di­fe­ren­te y va a ha­ber di­fe­ren­tes ite­ra­cio­nes. Pa­ra ello, uno de tus pro­ta­go­nis­tas tie­ne que ser es­ta es­pe­cie de ins­ti­tu­ción en­can­ta­da y te­rro­rí­fi­ca. Lo me­jor de la se­rie es que pue­des ver que fun­cio­na en el ins­tan­te en el que aca­bas un guión y lo en­vías. Lle­gas al set y el equi­po es­tá di­cien­do: “¿Qué? ¿Có­mo?”. Eso sólo me ha­bía pa­sa­do una vez, du­ran­te la pri­me­ra tem­po­ra­da de Nip/Tuck. Los ac­to­res tie­nen una idea un po­co más cla­ra de ha­cia dón­de están yen­do, tie­nes que di­ri­gir­los a esa di­rec- ción, pe­ro na­die más lo sa­be. El es­tu­dio no lo sa­be. In­ten­ta­mos ser lo más her­mé­ti­cos po­si­ble.

¿Po­de­mos pre­gun­tar­le en qué se ha ba­sa­do pa­ra crear la his­to­ria de ese asi­lo?

Pa­ra em­pe­zar, creo que a la gen­te le gus­ta que la asus­ten y es­cri­bo so­bre lo que me gus­ta­ría ver. Y a mí me dan mie­do los ex­tra­te­rres­tres, los na­zis y las mon­jas. Es el cal­do de cul­ti­vo per­fec­to, a ba­se de mie­do y te­rror.

Y a esos in­gre­dien­tes le ha aña­di­do al­go que ca­si for­ma par­te de su se­ña de iden­ti­dad: muer­te y se­xo.

Pa­ra mí, una de las me­jo­res pe­lí­cu­las de te­rror es

Ame­na­za en la som­bra, en la que el te­rror es, en reali­dad, muer­te y se­xo. Leí una en­tre­vis­ta en la que al­guien fa­mo­so de­cía que ca­da or­gas­mo te acer­ca un po­co más a la tum­ba, y se me ha que­da­do gra­ba­do en la men­te. Es una idea ex­tra­ña y fan­tás­ti­ca. Se ha­brá da­do cuen­ta, ade­más, que en la se­rie no ha­ce­mos lo tí­pi­co del gé­ne­ro de te­rror, que, por otro la­do, a mí me en­can­ta, cuan­do ves a la don­ce­lla en apu­ros co­rrien­do ha­cia el bos­que en ropa in­te­rior. No lo ha­ce­mos y no con­ver­ti­mos a las mu­je­res en ob­je­tos se­xua­les, en par­te, por la ca­li­dad y el ca­li­bre de las ac­tri­ces con las que he­mos te­ni­do la suer­te de con­tar. Pe­ro, des­de lue­go, te­ne­mos se­xo.

The New Nor­mal no se ha es­tre­na­do to­da­vía, en Es­pa­ña, ¿qué nos pue­de avan­zar so­bre ella?

La his­to­ria es­tá li­ge­ra­men­te ba­sa­da en mi vi­da. Se me ocu­rrió por­que yo y mi pa­re­ja he­mos em­pe­za­do a hablar de la po­si­bi­li­dad de usar una ma­dre de al­qui­ler pa­ra te­ner un hi­jo. No es fá­cil ser una pa­re­ja gay que va a te­ner un ni­ño, y es­ta­mos li­dian­do con to­dos esos pro­ble­mas en la se­rie. El guión tra­ta los di­fe­ren­tes tipos de fa­mi­lias que ve­mos hoy en día. Ade­más de la pa­re­ja gay, te­ne­mos a la ma­dre sol­te­ra y a la mu­jer de más de 50 que es­tá em­pe­zan­do de nue­vo con su vi­da. Es una co­me­dia muy dul­ce y que sien­to muy cer­ca­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.