EE. UU. adop­ta se­ries

Los pro­duc­to­res bus­can fue­ra y lo­gran éxi­tos ver­sio­na­dos

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIAS TV - Oriol Ro­drí­guez

E s ha­bi­tual, en la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca holly­woo­den­se: per­ma­ne­cer con los ojos bien abier­tos pa­ra in­ten­tar des­cu­brir las pe­lí­cu­las más in­tere­san­tes que se pro­du­cen al­re­de­dor del mun­do y, pos­te­rior­men­te, rea­li­zar una ver­sión con acen­to yan­qui. Son los de­no­mi­na­dos re­ma­kes, una prác­ti­ca que, po­co a po­co, tam­bién va ca­lan­do en el uni­ver­so te­le­vi­si­vo nor­te­ame­ri­cano, que im­por­ta a sus pan­ta­llas se­ries ela­bo­ra­das más allá de sus fron­te­ras, co­mo el ca­so de la exi­to­sa Homeland.

Sin du­da al­gu­na, és­ta úl­ti­ma es una de las pro­duc­cio­nes más es­ti­mu­lan­tes que han lle­ga­do a la pe­que­ña pantalla en las úl­ti­mas tem­po­ra­das. Pe­ro se­ría in­jus­to no re­cor­dar que Homeland es el re­ma­ke de la se­rie is­rae­lí Ha­tu­fim (‘Pri­sio­ne­ros de gue­rra’). Idea­da por Gi­deon Raff, guio­nis­ta y di­rec­tor que tam­bién ejer­ce de pro­duc­tor eje­cu­ti­vo de Homeland, Ha­tu­fim nos si­túa en 2008, mo­men­to en que, des­pués de in­ter­mi­na­bles ne­go­cia­cio­nes, tres sol­da­dos is­rae­líes que fue­ron cap­tu­ra­dos die­ci­sie­te años atrás, mien­tras rea­li­za­ban una mi­sión se­cre­ta en el Lí­bano, re­gre­san a su país. Dos de ellos, Nim­rod Klein y Uri Zach, re­tor­nan con vi­da, el ter­ce­ro, Amiel Ben-Ho­rin, lo ha­ce en un ataúd. La se­rie ex­plo­ra la re­in­te­gra­ción de unos Nim­rod y Uri, apa­ren­te­men­te trau­ma­ti­za­dos por los años de cau­ti­ve­rio y mal­tra­tos, en una so­cie­dad que los ha con­ver­ti­do en ico­nos na­cio­na­les, y en una vi­da fa­mi­liar en la que, des­pués de dos dé­ca­das, na­da es co­mo an­tes. Pa­ra­le­la­men­te, de­be­rán so­me­ter­se a di­fe­ren­tes eva­lua­cio­nes psi­quiá­tri­cas e in­te­rro­ga­to­rios con man­dos de un ser­vi­cio se­cre­to is­rae­lí que des­cu­bre cier­tas dis­cre­pan­cias en sus re­la­tos. Es en ese mo­men­to cuan­do se ini­cia una in­ves­ti­ga­ción pa­ra des­cu­brir qué es­con­den sus in­co­ne­xas res­pues­tas. ¿No les sue­na?

No es Homeland, sin em­bar­go, el úni­co re­ma­ke que ha lle­ga­do a las pa­rri­llas te­le­vi­si­vas nor­tea­me­ri­ca­nas en los úl­ti­mos años. Ins­pi­rán­do­se en la pro­duc­ción da­ne­sa Forbry­del­sen (‘El cri­men’), el 3 de abril de 2011, AMC es­tre­na­ba con un ca­pí­tu­lo es­pe­cial de dos ho­ras The Ki­lling. Un th­ri­ller po­li­cía- co cen­tra­do en la fi­gu­ra de Sa­rah Lin­den, una de­tec­ti­ve de Seattle a pun­to de aban­do­nar el cuer­po pa­ra tras­la­dar­se a vi­vir con su hi­jo y su pro­me­ti­do al so­lea­do pue­blo ca­li­for­niano de So­no­ma. Pe­ro, en su úl­ti­mo día de tra­ba­jo, un co­che pa­tru­lla en­cuen­tra un sué­ter en­san­gren­ta­do. Un jer­sey que per­te­ne­ce a Ro­sie Lar­sen, una chi­ca des­apa­re­ci­da. Co­mo ca­be su­po­ner, Lin­den se en­tre­ga a la in­ves­ti­ga­ción de­mo­ran­do el ini­cio de su nue­va vi­da. La se­gun­da tem­po­ra­da de The Ki­lling se es­tre­nó el pa­sa­do 1 de abril y, si bien, en un prin­ci­pio, AMC anun­ció que iba a ser la úl­ti­ma en­tre­ga de epi­so­dios de la se­rie, me­ses des­pués la pro­pia ca­de­na rec­ti­fi­có: ha­bría una ter­ce­ra tem­po­ra­da, cu­yo es­treno es­tá pre­vis­to pa­ra el pró­xi­mo 1 de ma­yo de 2013.

Otro de los re­ma­kes más re­cien­tes que ha go­za­do de un amplio se­gui­mien­to en­tre los te­les­pec­ta­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos es Ugly Betty, te­le­no­ve­la co­lom­bia­na que, en su re­for­mu­la­ción nor­te­ame­ri­ca­na, pro­du­jo Sal­ma Ha­yek y tu­vo co­mo pro­ta­go­nis­ta a la ac­triz Ame­ri­ca Fe­rra­ra, que da­ba vi­da al pa­ti­to feo de Betty Suá­rez. To­do un fe­nó­meno in­ter­na­cio­nal del que se han lle­ga­do a pro­du­cir cer­ca de una trein­te­na de ver­sio­nes por to­do el mun­do, co­mo la es­pa­ño­la Yo soy Bea.

Pe­ro, si hay un país en el que los pro­duc­to­res nor­te­ame­ri­ca­nos sue­len fi­jar­se, es el Reino Uni­do. Va­rias se­ries bri­tá­ni­cas han abier­to una sucursal es­ta­dou­ni­den­se, en los úl­ti­mos años, pe­ro la que ha go­za­do de una ma­yor po­pu­la­ri­dad es The Of­fi­ce. Crea­da por el ge­nial Ricky Ger­vais y es­tre­na­da en 2001 por BBC Two, cua­tro años des­pués lle­gó el re­ma­ke pro­du­ci­do por NBC. Una co­me­dia de la que, el pa­sa­do sep­tiem­bre, se ini­ció la emi­sión de la no­ve­na y úl­ti­ma tem­po­ra­da. Ro­da­da al es­ti­lo de fal­so do­cu­men­tal,

The Of­fi­ce ha si­do una in­fluen­cia fun­da­men­tal en co­me­dias pos­te­rio­res, co­mo Mo­dern Fa­mily.

‘Ha­tu­fim’ (‘Pri­sio­ne­ros de gue­rra’)

‘Homeland’

‘Forbry­del­sen’ (‘El cri­men’)

‘The Ki­lling’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.