LOS RE­YES MI­DAS DE LA TE­LE­VI­SIÓN

To­do lo que to­can se con­vier­te en oro. O, me­jor di­cho, en cifras de au­dien­cia que ge­ne­ran can­ti­da­des de di­ne­ro es­tra­tos­fé­ri­cas. Las ca­be­zas pen­san­tes de las se­ries que triun­fan en Es­ta­dos Uni­dos –y, por en­de, en to­do el mun­do– han crea­do mar­ca pro­pia. Aho

La Vanguardia - Vivir TV - - EN PORTADA -

Son co­di­cia­dos por las ma­jors y con­ver­ti­dos en ar­tis­tas de cul­to por los se­rié­fi­los. Ya pue­den tem­blar los ac­to­res, por­que aho­ra las es­tre­llas son los crea­do­res de las se­ries. J.J. Abrams, Aa­ron Sor­kin, Ryan Murphy, Shon­da Rhi­mes y Mar­ta Kauff­man son al­gu­nos de los más im­por­tan­tes ges­ta­do­res de his­to­rias. Su ta­len­to mul­ti­dis­ci­pli­nar (guio­nis­tas, pro­duc­to­res, di­rec­to­res o, in­clu­so, to­do a la vez) ha he­cho de ellos au­tén­ti­cos re­yes mi­das te­le­vi­si­vos. To­do lo que bro­ta de sus men­tes se con­vier­te en un éxi­to.

Con­si­de­ra­do por el pre­si­den­te de Pa­ra­mount Pic­tu­res, Brad Grey, co­mo el nue­vo Spiel­berg, J.J. Abrams es uno de los crea­do­res más va­lo­ra­dos: lle­ga a co­brar 155.000 dó­la­res al día. Per­dió la vir­gi­ni­dad te­le­vi­si­va con

Fe­li­city y sus rea­lis­tas guio­nes so­bre la ju­ven­tud mar­ca­ron un an­tes y un des­pués en las se­ries teen. Lue­go pro­bó la ac­ción, en Alias, con la que con­gre­gó a ca­si 10 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res. Sin em­bar­go, no fue has­ta Per­di­dos cuan­do lle­gó a su pun­to de in­fle­xión. Tan­to con­fió ABC en él que dio luz ver­de a un pi­lo­to que, en su es­treno, fue el más caro de la his­to­ria, con un cos­te de más de 10 mi­llo­nes de dó­la­res. La se­rie su­peró las ex­pec­ta­ti­vas. Abrams creó mun­dos pa­ra­le­los que si­guie­ron has­ta 20 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res. Apro­ve­chan­do la es­te­la de

Per­di­dos, dio for­ma a Frin­ge, que ha lo­gra­do pa­sar a los anales de la cien­cia fic­ción y aca­bar de dar con­tun­den- cia a la mar­ca Abrams. Otro de los gran­des es Aa­ron Sor­kin. Su ta­len­to a la ho­ra de hil­va­nar diá­lo­gos lle­vó a que El ala oes­te de la Ca­sa Blan­ca acu­mu­la­se has­ta 26 Emmy. Es­ta ge­nia­li­dad que­dó pa­ten­te cuan­do, al de­jar la se­rie por dispu­tas con NBC, la fic­ción ca­yó en pi­ca­do. Uno de sus guio­nis­tas, Eli At­tie, ex­pli­có los mo­ti­vos: “Cuan­do se fue, in­ten­ta­mos escribir co­mo él y fue un fra­ca­so. No se pue­de. Es im­po­si­ble escribir co­mo lo ha­ce Sor­kin”. Con su pri­me­ra se­rie, Sports Night, ya se in­tuía su bri­llan­tez, aun­que la alo­ca­da re­dac­ción de un pro­gra­ma de de­por­tes sólo gus­tó a la crí­ti­ca. No obs­tan­te, con

Stu­dio 60 On The Sun­set Strip y The News­room vol­vió a si­tuar

‘Friends’ si­gue dan­do di­ne­ro: 30 mi­llo­nes de dó­la­res al año por sus ca­pí­tu­los, en EE. UU.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.