Hay un she­riff ma­lo en la ciu­dad

El crea­dor de ‘True Blood’ es­tre­na su nue­va se­rie ‘Bans­hee’ en Ci­ne­max

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIASTV -

Lle­va pla­ca y se pa­sea con au­to­ri­dad, ob­ser­van­do con pers­pi­ca­cia a su al­re­de­dor. Pe­ro si tie­nen pro­ble­mas, en el pue­ble­cu­to de Bans­hee, no de­be­rían re­cu­rrir a su she­riff. El ti­po es nue­vo en el tra­ba­jo. De he­cho, ha­ce ape­nas unas ho­ras es­ta­ba en­ce­rra­do en pri­sión, acu­sa­do de un sin­nú­me­ro de crí­me­nes que, por su­pues­to, co­me­tió. De­ja­do en li­ber­tad tras trai­cio­nar a unos cuan­tos com­pa­ñe­ros de cel­da, a Lu­cas Hood (An­tony Starr) no se le ha ocu­rri­do me­jor ma­ne­ra de em­pe­zar una nue­va vi­da que ha­cer­se pa­sar por el she­riff de una pe­que­ña lo­ca­li­dad amish, una po­si­ción que apro­ve­cha­rá pa­ra se­guir con su ca­rre­ra de de­lin­cuen­te. Es la pre­mi­sa de Bans­hee (un nom­bre sa­ca­do de un es­pí­ri­tu de le­yen­da ir­lan­dés que vi­si­ta a las per­so­nas an­tes de mo­rir), la nue­va se­rie del guio­nis­ta Alan Ball, que se es­tre­nó ayer en Es­ta­dos Uni­dos a tra­vés del jo­ven ca­nal Ci­ne­max.

Pa­ra en­ca­be­zar la nue­va se­rie, el crea­dor de A dos me­tros ba­jo tie­rra y True Blood ha te­ni­do que ce­der el man­do de la fic­ción vam­pí­ri­ca que se emi­te en HBO. La sex­ta tem­po­ra­da es­ta­rá en ma­nos de sus guio­nis­tas, mien­tras que Ball cen­tra­rá sus es­fuer­zos en Bans­hee, en una ope­ra­ción en la que están de acuer­do to­das las par­tes. Y es que Ci­ne­max es una fi­lial de HBO, un ca­nal que ba­sa­ba su pro­gra­ma­ción en la emi­sión de pe­lí­cu­las, pe­ro que, en los úl­ti­mos tiem­pos, ha in­ten­ta­do dar los pri­me­ros pa­sos con las se­ries. Por aho­ra, sus fic­cio­nes han si­do pro­duc­cio­nes ex­ter­nas, co­mo la se­rie de ac­ción bri­tá­ni­ca Stri­ke Back, o co­pro­duc­cio­nes, co­mo Hun­ted –co­la­bo­ra­ción con la BBC– y Trans­por­ter, que lle­vó a ca­bo jun­to a un gru­po de ca­na­les eu­ro­peos. Pe­ro ne­ce­si­ta­ba en su ho­ja de ru­ta una se­rie pro­pia pa­ra dar­se a co­no­cer al mun­do, y aquí es don­de in­ter­vie­ne Ball, que, con True Blood, ha de­mos­tra­do sa­ber dar ta­qui­lla­zos.

Pue­de que la se­rie de los vam­pi­ros no sea la más pres­ti­gio­sa de HBO, pe­ro a na­die se le es­ca­pa que ha si­do la más exi­to­sa del ca­nal, en tér­mi­nos de au­dien­cia: tie­ne una me­dia de cin­co mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res, mien­tras que Jue­go de tronos sólo lle­gó a los cua­tro. Con es­tas cifras en la mano, es ló­gi­co que HBO ha­ya pe­di­do a Ball que fa­bri­que un re­vien­ta-au­dí­me­tros, y és­te es el ob­je­ti­vo de Bans­hee. Los que es­pe­ra­ban que vol­vie­ra el guio­nis­ta de A dos me­tros ba­jo tie­rra ten­drán que se­guir so­ñan­do. Lo nue­vo de Ball apun­ta más a ti­ro­teo y pu­ñe­ta­zo que a re­fle­xión so­bre la na­tu­ra­le­za fi­ni­ta de la vi­da, aun­que no se pue­de des­car­tar que con­si­ga com­bi­nar am­bas co­sas. To­ni de la To­rre

El ac­tor neo­ze­lan­dés An­tony Starr.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.