ÉPI­CA EMO­CIO­NAL

Ha tar­da­do dos años en lle­gar, pe­ro la se­gun­da tem­po­ra­da de ‘Pol­se­res ver­me­lles’ se es­tre­na el pró­xi­mo lu­nes, en TV3. El dra­ma­tur­go Al­bert Es­pi­no­sa, crea­dor de es­te fe­nó­meno te­le­vi­si­vo so­bre las vi­ven­cias de un gru­po de her­ma­nos de hos­pi­tal, nos des­ve­la c

La Vanguardia - Vivir TV - - ENPORTADA -

Era una apues­ta atre­vi­da, por­que la tra­ma la pro­ta­go­ni­za­ban ni­ños afec­ta­dos por cán­cer, anore­xia y otras en­fer­me­da­des. No obs­tan­te, el ries­go a ve­ces tie­ne su re­com­pen­sa, y a Pol­se­res ver­me­lles le ha lle­ga­do de la mano de la ven­ta de sus de­re­chos a di­ver­sos ca­na­les na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les, así co­mo en for­ma de adap­ta­cio­nes en di­ver­sos paí­ses: Ita­lia, Fin­lan­dia, Fran­cia o, el ca­so más so­na­do, Es­ta­dos Uni­dos. La se­rie crea­da por Al­bert Es­pi­no­sa, que lle­ga con la eti­que­ta de ser la fic­ción que cau­ti­vó a Ste­ven Spilberg (has­ta el pun­to que el rea­li­za­dor ha ad­qui­ri­do los de­re­chos pa­ra ha­cer una ver­sión ame­ri­ca­na en la ca­de­na ABC), es la pro­duc­ción ca­ta­la­na más im­por­tan­te de la his­to­ria. Lo iné­di­to de es­ta se­rie mé­di­ca es que se re­la­ta la ex­pe­rien­cia de ni­ños y jó­ve­nes hos­pi­ta­li­za­dos, y es un re­fe­ren­te pa­ra los chi­cos que de­ben pa­sar lar­gas es­tan­cias en clí­ni­cas en su vi­da real. Co­mo nos cuen­ta or­gu­llo­so Es­pi­no­sa, “pa­ra ellos Lleó [Àlex Mon­ner], Jor­di [Igor Sz­pa­kows­ki] o Cris [Joa­na Vi­la­puig] son sus hé­roes”. Y re­co­no­ce: “A mí me hu­bie­ra gus­ta­do con­tar con una se­rie así du­ran­te mi es­tan­cia en el hos­pi­tal”.

La se­gun­da tem­po­ra­da de Pol­se­res ver­me­lles, rea­li­za­da por TV3 en co­la­bo­ra­ción con Fil­max, se es­tre­na el pró­xi- mo lu­nes (22.30 h), con la sa­tis­fac­ción de ha­ber si­do ad­qui­ri­da, tam­bién, por los dos ca­na­les es­pa­ño­les que la emi­tie­ron an­te­rior­men­te: An­te­na 3 y TNT.

El ar­gu­men­to se si­gue cen­tran­do en chi­cos en­fer­mos, aun­que, en el sal­to tem­po­ral de dos años que da la tra­ma, han cre­ci­do fí­si­ca y emo­cio­nal­men­te. Es­pi­no­sa, que en la se­rie na­rra sus vi­ven­cias per­so­na­les en el hos­pi­tal, cuen­ta que la épo­ca que re­fle­ja es­te nue­vo cur­so “es cuan­do el gru­po de ami­gos te­nía­mos ya 15 o 16 años. Fue la más dra­má­ti­ca de mi vi­da, no sólo por el pa­so a la ado­les­cen­cia, sino tam­bién por­que ya llevaba va­rios años en­fren­tán­do­me al cán­cer e in­clu­so lle­gué a pen­sar que no sal­dría ade­lan­te”. Aun­que se tra­te de una fic­ción y de un pro-

‘Pol­se­res ver­me­lles’ es un re­fe­ren­te pa­ra los chi­cos que han es­ta­do o están hos­pi­ta­li­za­dos

duc­to de en­tre­te­ni­mien­to, al au­tor se le mu­rie­ron ami­gos du­ran­te aquel pe­rio­do, al­go que tam­bién qui­so mos­trar en la se­rie, co­mo cuan­do, en la pri­me­ra tem­po­ra­da, fa­lle­ció Ig­na­si a cau­sa de una de­fi­cien­cia car­día­ca gra­ve. Sin em­bar­go, el per­so­na­je con­ti­nua­rá apa­re­cien­do en la fic­ción, en for­ma de flash­back, da­do que els pol­se­res man­tie­nen vi­vo su re­cuer­do. Es­pi­no­sa nos re­la­ta: “Pro­cu­ro que la se­rie re­sul­te en­tre­te­ni­da, pe­ro, al mis­mo tiem­po, fiel a mis vi­ven­cias. So­bre to­do, por res­pe­to a la gen­te que co­no­cí du­ran­te mis 10 años lu­chan­do con­tra la en­fer­me­dad”. Y pro­si­gue: “Pe­se a to­do, siem­pre he di­cho que fui fe­liz, en el hos­pi­tal. Sin em­bar­go, con 16 años, el pe­rio­do que re­la­ta­rá la se­gun­da tem­po­ra­da, se me re­pro­du­je­ron to­dos los cán­ce­res. Pe­ro las ga­nas de lu­char y el afán de su­pera­ción con­ti­núan es­tan­do pre­sen­tes, co­mo vi­mos en las pri­me­ras en­tre­gas de la fic­ción”.

Así, pro­si­gue el tono vi­ta­lis­ta de Pol­se­res ver­me­lles, aun­que, aho­ra, los jó­ve­nes ten­drán re­tos más di­fí­ci­les: las mon­ta­ñas que de­be­rán es­ca­lar se­rán más al­tas y cos­ta­rá más al­can­zar­las, por­que los chi­cos no ven el fi­nal del tú­nel: lle­van años en­fren­tán­do­se a la en­fer­me­dad, lo que mer­ma sus fuer­zas. Ade­más, el dra­ma­tur­go nos ofre­ce más de­ta­lles: “En los pró­xi­mos 15 ca­pí­tu­los, co­no­ce­re­mos en­fer­me­da­des nue­vas, lo que nos lle­vó, tam­bién, a in­cor­po­rar nue­vos per­so­na­jes. Por ejem­plo, a uno de los chi­cos lo fi­ché el día de la fir­ma de DVD de la pri­me­ra tem­po­ra­da. Cuan­do vi a Noah Man­ni, un cha­val cu­ya en­fer­me­dad le im­pi­de cre­cer, pen­sé que se­ría per­fec­to pa­ra la fic­ción, y me dio su te­lé­fono. Tras ci­tar­lo, ¡su­peró las prue­bas de cas­ting!”.

LOS PLA­NES: TRES TEM­PO­RA­DAS MÁS

El au­tor bar­ce­lo­nés tam­bién nos re­cal­ca la im­por­tan­cia del look de la se­rie, muy ochen­te­ro. “Si uno se fi­ja, nun­ca

TV3 Lu­nes, 22.30 h

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.