Un do­min­go con Au­drey Hep­burn

Pa­ra­mount Chan­nel de­di­ca un ci­clo a la icónica ac­triz emi­tien­do tres fil­mes

La Vanguardia - Vivir TV - - MI PRIMERA VEZ… -

Es­tá con­si­de­ra­da por el Ame­ri­can Film Ins­ti­tu­te co­mo la ter­ce­ra me­jor es­tre­lla fe­me­ni­na de to­dos los tiem­pos. Un ca­li­fi­ca­ti­vo acor­de con la di­men­sión que ha co­bra­do su ima­gen, icónica has­ta la saciedad y ver­sión opues­ta al sex sym­bol Ma­rilyn Mon­roe. Tó­me­se co­mo ejem­plo la Au­drey Hep­burn de Desa­yuno con dia­man­tes, vis­ta con la so­fis­ti­ca­ción que na­da tie­ne que ver con la no­ve­la ori­gi­nal del pér­fi­do Tru­man Ca­po­te.

Vein­te años des­pués de su muer­te, Pa­ra­mount Chan­nel de­di­ca el do­min­go a es­ta es­tre­lla eter­na, que de­bía su del­ga­dez a los es­tra­gos de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial y que ter­mi­nó sus días co­mo em­ba­ja­do­ra cre­yen­te de UNI­CEF. El ca­nal de la ma­jor que se hi­zo con sus ser­vi­cios pro­gra­ma ma­ña­na, a par­tir de las 12.00h, tres de sus fil­mes: Sa­bri­na (1954), Una ca­ra con án­gel (1957) y Per­di­da en la os­cu­ri­dad (1967). Tres tra­ba­jos que bien re­pre­sen­tan lo que ella su­pu­so pa­ra la in­dus­tria y que, de al­gu­na for­ma, mez­cló con su vi­da per­so­nal. En Sa­bri­na, co­me­dia ro­mán­ti­ca de Billy Wil­der, es la hi­ja del chó­fer, una jo­ven que vuel­ve a EE. UU. tras re­ci­bir cla­ses de co­ci­na en Pa­rís y que al­bo­ro­ta las (bue­nas) in­ten­cio­nes de Humph­rey Bo­gart. La di­fe­ren­cia de edad no fue un pro­ble­ma pa­ra el idi­lio de am­bos per­so­na­jes, co­mo tam­po­co pa­ra que Au­drey man­tu­vie­se una re­la­ción con el ca­sa­do Wi­lliam Hol­den, que, en su pa­pel –al con­tra­rio que fue­ra de la pantalla–, no co­rres­pon­día al enamo­ra­mien­to de la tal Sa­bri­na. En Una ca­ra con án­gel, los di­rec­ti­vos de la Pa­ra­mount la jun­ta­rían de nue­vo con un par­te­nai­re mas­cu­lino en­tra­do en años. Fred As­tai­re ha­ría de fo­tó­gra­fo bai­la­rín con una Au­drey que tam­bién pon­dría a prue­ba sus mo­vi­mien­tos. La en­can­ta­do­ra Hep­burn bri­lló en el film del pre­cio­sis­ta Stan­ley Do­nen, di­rec­tor de mu­si­ca­les que cuen­ta con Can­tan­do ba­jo la llu­via co­mo su ma­yor logro. Sin em­bar­go, los fans de la ac­triz en­con­tra­rán que su par­ti­ci­pa­ción es su­fi­cien­te jus­ti­fi­ca­ción pa­ra ver­lo y, realmente, su pa­pel (y su ros­tro) es lo que más bri­lla. Una úni­ca mo­ti­va­ción que tam­bién pue­den en­con­trar con So­la en la os­cu­ri­dad, una in­tri­ga en la que la es­tre­lla ha­ce de una mo­de­lo cie­ga ata­ca­da por mal­he­cho­res. Aun­que las mo­ti­va­cio­nes pa­ra ver­la se multiplican, en es­te ca­so: di­rec­ción de Te­ren­ce Young, mú­si­ca de Henry Man­ci­ni y ba­sa­da en la obra de tea­tro de Fre­de­rick Knott, el mis­mo au­tor de la pie­za con la que Al­fred Hitch­cock eje­cu­tó Un cri­men per­fec­to. Car­men Fer­nán­dez

de la mo­da. Hep­burn, sím­bo­lo

a Bo­gart. La jo­ven jun­to La ac­triz re­ci­bió más be­sos

de Hol­den fue­ra de la pantalla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.