“NO SOY CA­PAZ DE PO­NER VOZ DE HOMBRE”

CON AN­NA SI­MON, ‘El ho­mi­gue­ro’ y ‘Tu ca­ra me sue­na’ (An­te­na 3)

La Vanguardia - Vivir TV - - MI PRIMERA VEZ… -

En po­co más de ocho años de ca­rre­ra, es­ta ru­bia ex­plo­si­va ha he­cho prác­ti­ca­men­te de to­do. Li­cen­cia­da en pe­rio­dis­mo, pi­só por pri­me­ra vez un pla­tó de la mano de Jus­to Mo­li­ne­ro, en Te­le­ta­xi TV. Des­de en­ton­ces, ha par­ti­ci­pa­do en mul­ti­tud de pro­gra­mas has­ta re­ca­lar en El hor­mi­gue­ro 3.0 y Tu ca­ra me sue­na (An­te­na3). Con ca­si un mi­llón de se­gui­do­res en Twit­ter, el año pa­sa­do fue nom­bra­da la mu­jer más sexy del mun­do, se­gún la re­vis­ta FHM.

Po­cos re­cuer­dan sus ini­cios en Te­le­ta­xi TV. ¿Có­mo ate­rri­zó allí? Es­tu­dié pe­rio­dis­mo y, al aca­bar la ca­rre­ra, pues lo tí­pi­co, te im­pri­mes un mon­tón de cu­rrí­cu­lums y vas por Bar­ce­lo­na y por los al­re­de­do­res –por pe­rió­di­cos, ra­dios, te­le­vi­sio­nes lo­ca­les–, y del úni­co si­tio del que me lla­ma­ron fue de Te­le­ta­xi TV. Fui a ha­cer los cas­tings y me eli­gie­ron.

¿Có­mo vi­vie­ron us­ted y to­do el equi­po el pa­so de Ton­te­rías las justas (Cua­tro) a Otra mo­vi­da (Neox)? La ver­dad es que fue un cam­bio na­tu­ral. Otra mo­vi­da fue la se­cue­la na­tu­ral de Ton­te­rías las justas. Creo que in­ten­ta­mos ha­cer un pro­gra­ma no tan pa­ya­so, sí que es ver­dad que te­nía­mos nues­tros pun­tos de ha­cer ton­te­rías, pe­ro tam­bién te­nía­mos sec­cio­nes qui­zá un po­co más se­rias, al igual que las en­tre­vis­tas, que tam­bién eran más se­rias, po­si­ble­men­te. Y de­cía que fue na­tu­ral por­que el equi­po, al igual que el pla­tó, por ejem­plo, se­guía sien­do el mis­mo.

Por cier­to, Fe­liz año Neox... ¿Có­mo na­ce esa lo­cu­ra de ce­le­brar el fin de año el 30 de di­ciem­bre? El año pa­sa­do, sur­gió la idea de por qué no ce­le­brar el fin de año un día an­tes. Hay mu­cha gen­te que, por mo­ti­vos la­bo­ra­les o por cual­quier otra co­sa, ese día no pue­de to­mar las uvas con la fa­mi­lia. En­ton­ces de­ci­di­mos ha­cer unas uvas alternativas y dar la opor­tu­ni­dad a per­so­nas que, por una co­sa u otra, la han lia­do en al­gún mo­men­to de su vi­da, ofre­cién­do­les la opor­tu­ni­dad de que se re­di­man, siem­pre de una for­ma muy di­ver­ti­da. El pri­mer año fue Ma­ri­sa Naranjo –que la

Y de su eta­pa en los lla­ma­dos call

TV (con­cur­sos de te­le­lla­ma­da), ¿qué apren­di­za­je des­ta­ca? Un call TV creo que te da mu­chí­si­mas ta­blas, por­que son mu­chas ho­ras, no hay nin­gún ti­po de guión, tie­nes que hablar, in­ter­ac­tuar con las per­so­nas que te lla­man, y to­do eso te ayu­da a co­ger se­gu­ri­dad de­lan­te de las cá­ma­ras y, so­bre to­do, a im­pro­vi­sar. lió dan­do las uvas en el 89– y es­te año ha si­do Re­me­dios Cer­van­tes, a raíz de su par­ti­ci­pa­ción en Atra­pa un mi­llón, la del azú­car y la sal. Am­bas se lo pa­sa­ron muy bien, que es lo que per­se­guía­mos.

Ac­tual­men­te, co­la­bo­ra en El hor­mi­gue­ro 3.0 con su la­do cu­qui de las co­sas. ¿Eso del mun­do cu­qui có­mo sur­ge? Fue una ex­pre­sión que sur­gió en Ton­te­rías las justas, de for­ma na­tu­ral, no sé si fue a raíz de ver al­gún ví­deo de al­gún pe­rro o ga­to, y me sa­lió el “¡oh, qué cu­qui!”, ya par­tir de ahí se que­dó co­mo mi co­le­ti­lla, qué cu­qui era to­do. Y creo que eso se apro­ve­chó, en El hor­mi­gue­ro, pa­ra ha­cer una sec­ción que lle­va­ra ese nom­bre, Mun­do cu­qui: apor­tar in­ven­tos ja­po­ne­ses, tru­cos, co­sas que, ba­jo mi pun­to de vis­ta, pue­den ser cu­quis.

¿Al­gu­na per­so­na a la que con­si­de­re cu­qui por ex­ce­len­cia? Mu­chas. Flo, por ejem­plo, es un ser cu­qui.

En Tu ca­ra me sue­na ha ga­na­do tan sólo imi­tan­do a Amaia Mon­te­ro. ¿Con qué otro can­tan­te se ve­ría ca­paz de ga­nar? A mí me ape­te­cía mu­cho ha­cer de Alas­ka y por fin lo con­se­guí, y que­dé muy con­ten­ta del re­sul­ta­do. No ga­né, pe­ro sí que me lo pa­sé muy bien ac­tuan­do. Los hom­bres son lo que peor se me da, por­que no soy ca­paz de po­ner voz de hombre: por mu­cho que me lo cu­rre du­ran­te la se­ma­na, pa­ra mí es im­po­si­ble. Pe­ro es­toy con­ten­tí­si­ma de esa vic­to­ria con Amaia; no creo que se re­pi­ta, pe­ro tam­po­co es lo que bus­co. Lo que sí bus­co es ha­cer­lo lo me­jor que pue­da y di­ver­tir­me mu­cho, pe­lear­me con San­tia­go Se­gu­ra y reír­me.

¿A eso se de­bió la ne­ga­ti­va ini­cial que es­cri­bió en Twit­ter de imi­tar a Da­ni Martín? Des­pués de imi­tar a Lenny Kra­vitz... No me ape­te­cía, por­que sa­bía que no iba a sa­lir bien.

Tie­ne va­rios pro­yec­tos te­le­vi­si­vos en mar­cha, Así nos va (La Sex­ta), Por ar­te de ma­gia (An­te­na 3)... Lo de dor­mir no va con us­ted, ¿no? Me gus­ta mu­cho dor­mir, lo que pa­sa es que es­te mes lo ten­go com­pli­ca­do, es­toy te­nien­do mu­chí­si­mo tra­ba­jo, pe­ro no me pue­do que­jar, por­que, tal co­mo están las co­sas, se­ría un pe­ca­do que­jar­se. Sar­na con gus­to no pi­ca, y el he­cho de tra­ba­jar en al­go que me gus­ta, que me fas­ci­na y me mo­ti­va no es ir a tra­ba­jar. Te le­van­tas con ga­nas de ir al pla­tó y de sa­car ade­lan­te el pro­gra­ma.

Da la sen­sa­ción de que pre­sen­tar el te­le­dia­rio de TVE 1 es lo úni­co que le que­da por ha­cer. ¡Ha pa­sa­do prác­ti­ca­men­te por to­das las ca­de­nas de te­le­vi­sión! ¿Qué pro­yec­to le que­da por ha­cer reali­dad? Es­toy muy con­ten­ta con to­dos los pro­yec­tos que me han ido sa­lien­do y no ten­go nin­gún ob­je­ti­vo ni re­to plan­tea­do. Sólo quie­ro que las co­sas si­gan tan bien co­mo han ido has­ta aho­ra.

Par­ti­ci­pó en Tú sí que va­les. ¿Qué re­cuer­dos guar­da del pro­gra­ma? Ha­ce ya tiem­po y ten­go muy buen re­cuer­do. Mi tra­ba­jo era es­tar en el backs­ta­ge en­tre­vis­tan­do a los par­ti­ci­pan­tes, y fue un gu­gus­to tra­ba­jar con Cris­tian Gál­vez y to­dos lolos miem­bros del ju­ra­do. Lo re­cuer­do co­co­mo al­go muy po­si­ti­vo.

Su pri­me­ra par­ti­ci­pa­ción en una se­rie ha si­do en Fe­nó­me­nos (An­te­na 3). ¿CCó­mo se le que­da a una el cuer­po? ReRe­pe­ti­ría en­can­ta­da. Fui con mu­cho mmie­do, por­que no soy ac­triz y no ten­go ni­nin­gu­na ex­pe­rien­cia en la in­ter­pre­ta­ción, pe­pe­ro to­dos los miem­bros del equi­po me aya­yu­da­ron mu­chí­si­mo, me hi­cie­ron sen­tir co­co­mo en ca­sa y es­toy con­ten­ta con el re­re­sul­ta­do. Oja­lá pue­da re­pe­tir al­gún día. MMia Men

© RO­BER­TO GARVER

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.