UN DESEN­LA­CE AB­SUR­DO Y PA­TÉ­TI­CO

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIAS TV -

Fue una de las se­ries es­ta­ta­les que más au­dien­cia han con­vo­ca­do, du­ran­te sus años de emi­sión, y la que me­jor ha evi­den­cia­do que no to­dos los guio­nis­tas están ca­pa­ci­ta­dos pa­ra escribir un fi­nal. In­ca­paz de afron­tar las si­tua­cio­nes que se le plan­tean, en el úl­ti­mo ca­pí­tu­lo de Los Se­rrano, Die­go, el pa­dre de fa­mi­lia in­ter­pre­ta­do por An­to­nio Re­si­nes, de­ci­de sui­ci­dar­se. En esos úl­ti­mos ins­tan­tes, le ve­mos en lo al­to de un puen­te y, jus­to an­tes de ti­rar­se al va­cío, mi­ra ha­cia al cie­lo y le de­di­ca unas pa­la­bras a Lu­cía (Be­lén Rue­da), su di­fun­ta es­po­sa: “Lo he he­cho to­do mal, Lu­cía, to­do mal…”. En ese mo­men­to, sue­na el des­per­ta­dor, y se des­cu­bre que to­do ha­bía si­do una far­sa, que los 147 epi­so­dios emi­ti­dos tan sólo ha­bían si­do un sue­ño. “El fi­nal de Los Se­rrano fue pa­té­ti­co”, sen­ten­ció, re­cien­te­men­te, el pro­pio Re­si­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.