El va­lor del acen­to

Cuan­do los ac­to­res sa­ben (o no) ju­gar con el idio­ma

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIAS TV -

Ala ho­ra de va­lo­rar el tra­ba­jo in­ter­pre­ta­ti­vo de un ac­tor y la ca­li­dad del per­so­na­je que en­car­na, tan im­por­tan­te co­mo su ca­rac­te­ri­za­ción fí­si­ca es su ca­pa­ci­dad pa­ra desa­rro­llar los ma­ti­ces lin­güís­ti­cos del mis­mo. La épo­ca y el lu­gar en el que trans­cu­rre la se­rie, así co­mo la edu­ca­ción del per­so­na­je y sus orí­ge­nes, son as­pec­tos muy re­le­van­tes, a la ho­ra de rea­li­zar una ca­rac­te­ri­za­ción creí­ble. Por­que no uti­li­za el mis­mo re­gis­tro un oriun­do de Nue­va York que un gran­je­ro del sur de Es­ta­dos Uni­dos, ni ha­blan igual un aus­tra­liano o un bri­tá­ni­co, aun­que com­par­tan la mis­ma len­gua.

El in­glés es un idio­ma en el que pro­nun­cia­ción y fo­né­ti­ca jue­gan un pa­pel muy im­por­tan­te, y re­sul­ta de­ter­mi­nan­te, a la ho­ra de cons­truir un per­so­na­je, la ca­pa­ci­dad del in­tér­pre­te pa­ra adap­tar­se al me­dio en el que se va a mo­ver. Si el ac­tor no es­tá ca­pa­ci­ta­do pa­ra im­pos­tar su acen­to na­tu­ral, po­dría sen­tir­se in­có­mo­do, o in­clu­so re­sul­tar exa­ge­ra­do, de­ter­mi­nan­do el éxi­to del per­so­na­je y, qui­zá, de la se­rie. Pa­ra que eso no su­ce­da, el in­tér­pre­te, así co­mo el di­rec­tor y el guio­nis­ta, de­be­rán preo­cu­par­se por el tono, el rit­mo, la acen­tua­ción y el tra­ba­jo en la fun­ción vo­cal de los ór­ga­nos que in­ter­vie­nen en la pro­duc­ción de la voz. El ri­gor, el es­tu­dio y la des­tre­za con el que se eje­cu­te es­ta la­bor de­ter­mi­na­rán la va­lo­ra­ción fi­nal del con­jun­to del per­so­na­je, así co­mo la la­bor del in­tér­pre­te. Uno de los ejem­plos más ac­tua­les es Glo­ria, el pa­pel que in­ter­pre­ta So­fía Ver­ga­ra en Mo­dern Fa­mily. Crea­do­res y ac­triz han sa­bi­do ju­gar con el as­pec­to có­mi­co que la for­ma de hablar del per­so­na­je, así co­mo su acen­to y su pro­nun­cia­ción, apor­tan a la pro­duc­ción.

IN­GLÉS EX­TRAN­JE­RO

El tras­va­se de in­tér­pre­tes en los mer­ca­dos te­le­vi­si­vos an­glo­par­lan­tes da lu­gar a nu­me­ro­sos ca­sos de ac­to­res que de­ben tra­ba­jar su acen­to ex­tran­je­ro. El más cu­rio­so es el de Pe­ter Din­kla­ge, que in­ter­pre­ta a Ty­rion Lan­nis­ter en Jue­go de tronos. Es­ta pro­duc­ción nor­te­ame­ri­ca­na se desa­rro­lla con mar­ca­do acen­to bri­tá­ni­co, de­bi­do, se­gún sus crea­do­res, a que re­sul­ta más con­vin­cen­te, ya que se desa­rro­lla en el me­die­vo. El ac­tor de Nue­va Jer­sey rea­li­za un tra­ba­jo im­pe­ca­ble con su acen­to bri­tá­ni­co, al con­tra­rio que el in­glés Step­hen Mo­yer en True Blood, cu­yo en­tre­na­mien­to vo­cal no ha ser­vi­do pa­ra adap­tar­se al com­pli­ca­do acen­to de Lou­sia­na. A pe­sar de que el ac­tor se jus­ti­fi­ca ape­lan­do al he­cho de que in­ter­pre­ta a un vam­pi­ro de ha­ce ca­si dos si­glos y, por lo tan­to, no se ex­pre­sa co­mo los de­más, la elo­cu­ción mo­nó­to­na de Mo­yer ha si­do ob­je­to de nu­me­ro­sas pa­ro­dias en in­ter­net.

Más for­tu­na tu­vo con The Wi­re el lon­di­nen­se Idris El­ba, que usó con maes­tría el len­gua­je de los ba­jos fon­dos de Bal­ti­mo­re. Se­gún con­fe­só el in­tér­pre­te, ma­ne­jar la jer­ga lo­cal y des­ha­cer­se de su acen­to le lle­vó tres años de tra­ba­jo con­ti­nuo, y dia­ria­men­te se po­nía a prue­ba con con­duc­to­res de ta­xi y mu­je­res, que, se­gún él, “siem­pre ter­mi­na­ban pre­gun­tán­do­me de dón­de era”. Alo­ña Fdez. La­rre­chi

Pe­ter Din­kla­ge, ‘Jue­go de tronos’.

So­fía Ver­ga­ra, ‘Mo­dern Fa­mily’.

Step­hen Mo­yer, ‘True Blood’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.