¿Vi­den­cia o te­le­ven­ta?

Los es­pa­cios de eso­te­ris­mo mo­no­po­li­zan las no­ches te­le­vi­si­vas en ca­de­nas de to­da Es­pa­ña. Su con­te­ni­do, en te­la de jui­cio, pi­de a gri­tos una nue­va re­gu­la­ción.

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIASTV - Estefania Chue­ca

Des­de adi­vi­nar los nú­me­ros de la lo­te­ría has­ta acon­se­jar a al­guien que de­je de se­guir un tra­ta­mien­to mé­di­co pa­ra re­co­men­dar­le bre­ba­jes y sor­ti­le­gios sa­na­do­res. Es­to es a lo que se ex­po­ne el es­pec­ta­dor noc­tám­bu­lo, ac­tual­men­te. Los es­pa­cios de­di­ca­dos a la vi­den­cia y el eso­te­ris­mo en ge­ne­ral se han in­cre­men­ta­do de tal for­ma que han he­cho aflorar la fi­gu­ra te­le­vi­si­va de los pre­sen­ta­do­res-vi­den­tes. Per­so­na­jes tan pe­cu­lia­res, so­bre­ac­tua­dos y, en oca­sio­nes, es­per­pén­ti­cos que jue­gan a ser dio­ses. Abri­llan­tar una bo­la, echar las car­tas del tarot u ob­ser­var fi­ja­men­te el mo­vi­mien­to de un pén­du­lo son sus in­fa­li­bles fór­mu­las adi­vi­na­to­rias. Se han adue­ña­do de tan­tas ho­ras en los me­dios que han he­cho sal­tar la alar­ma del Con­se­jo Au­dio­vi­sual de An­da­lu­cía (CAA), que ha pe­di­do al Mi­nis­te­rio de In­dus­tria que en­du­rez­ca la re­gu­la­ción pa­ra es­te ti­po de es­pa­cios en ra­dio y te­le­vi­sión.

SE PRO­TE­GE SÓLO A LOS ME­NO­RES

La pro­li­fe­ra­ción de las con­sul­tas de tarot y vi­den­cia alar­ma. Se­gún la pre­si­den­ta del CAA, Eme­li­na Fer­nán­dez So­riano, tal au­men­to se de­be a un efec­to más de la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca ac­tual. “Han ba­ja­do los in­gre­sos pu­bli­ci­ta­rios, la cri­sis es­tá afec­tan­do a los me­dios au­dio­vi­sua­les, tam­bién, y la te­le­vi­den­cia es una ma­ne­ra de ga­nar in­gre­sos fá­cil y no con­lle­va de­ma­sia­dos gas­tos”, apun­ta. A día de hoy, la emi­sión de esos pro­gra­mas es­tá re­gu­la­da por la Ley Ge­ne­ral de Co­mu­ni­ca­ción Au­dio­vi­sual, en su ar­tícu­lo 7, re­fe­ri­do a la pro­tec­ción de los me­no­res, ad­vir- tien­do que “aque­llos es­pa­cios con con­te­ni­do re­la­cio­na­do con el eso­te­ris­mo y las pa­ra­cien­cias sólo po­drán emi­tir­se en­tre las 22 h y las 7 h”. No obs­tan­te, aun­que se de­fien­de a los me­no­res, que­dan des­pro­te­gi­dos otros co­lec­ti­vos vul­ne­ra­bles: per­so­nas en bus­ca de so­lu­cio­nes de­ses­pe­ra­das a sus pro­ble­mas. Un cla­mor ge­ne­ra­li­za­do pi­de una es­tric­ta re­gu­la­ción de esos es­pa­cios: “El te­ma ha te­ni­do un con­sen­so im­por­tan­te. Se han pues­to en con­tac­to con no­so­tros (ade­más de par­ti­cu­la­res, a tra­vés de sus que­jas) aso­cia­cio­nes de con­su­mi­do­res, de usua­rios, aso­cia­cio­nes de to­do ti­po”, ex­pli­ca Fer­nán­dez So­riano. La ley los con­si­de­ra pro­gra­mas au­dio­vi­sua­les; sin em­bar­go, a sim­ple vis­ta, es fá­cil ob­ser­var que no lo son. Se­gún ad­vier­te el CAA, se tra­ta de es­pa­cios en los que se ofre­cen con­sul­tas me­dian­te una con­tra­pres­ta­ción eco­nó­mi­ca (a tra­vés de nú­me­ros de te­lé­fono de ta­ri­fi­ca­ción adi­cio­nal), lo que, en reali­dad, se­ría te­le­ven­ta y, por tan­to, de­be­rían re­gu­lar­se co­mo tal. De ahí que el ca­so se ha­ya pues­to en co­no­ci­mien­to del Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, pa­ra que to­me car­tas so­bre el asun­to.

El te­ma trae co­la des­de ha­ce tiem­po: el otro ór­gano re­gu­la­dor au­dio­vi­sual en Es­pa­ña, el Con­sell de l’Au­dio­vi­sual de Ca­ta­lun­ya (CAC), tam­bién ha da­do cuen­ta de ello. Re­cien­te­men­te, en ju­nio de 2012, acor­dó po­ner en co­no­ci­mien­to de la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y pa­ra la So­cie­dad de la In­for­ma­ción (SET­SI) po­si­bles in­cum­pli­mien­tos so­bre la emi­sión de men­sa­jes pu­bli­ci­ta­rios que están pre­sen­tes en mu­chos es­pa­cios de es­te ti­po.

Pe­ro, ade­más de to­do lo men­cio­na­do con an­te­rio­ri­dad, que­dan más ca­bos suel­tos: tam­bién de­be­ría ana­li­zar­se su in­cur­sión en una su­pues­ta pu­bli­ci­dad ilí­ci­ta por co­mu­ni­ca­ción co­mer­cial en­ga­ño­sa y con­fu­sa, y has­ta re­vi­sar los có­di­gos de ta­ri­fi­ca­ción adi­cio­nal vi­gen­tes.

Así pues, pa­re­ce que el Mi­nis­te­rio de In­dus­tria tie­ne mu­cho tra­ba­jo por de­lan­te…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.