So­der­bergh pien­sa en la te­le

El di­rec­tor, que ha pro­du­ci­do al­gu­na se­rie, se re­ti­ra del ci­ne

La Vanguardia - Vivir TV - - GENTETV -

El ga­na­dor de un Os­car por Traf­fic anun­cia su mar­cha del ci­ne y se des­pa­cha a gus­to ad­vir­tien­do que aho­ra, en la gran pantalla, “sólo se res­pe­ta a los di­rec­to­res que ga­nan di­ne­ro”. Así de con­tun­den­te se ha mos­tra­do el pro­duc­ti­vo di­rec­tor de ci­ne, en una en­tre­vis­ta con­ce­di­da a The New York Ma­ga­zi­ne.

Des­pués de 26 pe­lí­cu­las, en­tre las cua­les se en­cuen­tran nom­bres tan des­ta­ca­dos co­mo Se­xo, men­ti­ras y cin­tas de ví­deo o Erin Broc­ko­vich, Ste­ven So­der­bergh ha de­ci­di­do ale­jar­se de­fi­ni­ti­va­men­te del mun­do del ci­ne y ha da­do ra­zo­nes con­tun­den­tes co­mo mo­ti­vo de su mar­cha: “An­tes se di­fe­ren­cia­ba en­tre los di­rec­to­res que ha­cían gran­des fil­mes y los que sim­ple­men­te con­se­guían re­cau­dar una bue­na cifra en ta­qui­lla. Pe­ro aho­ra es­ta cla­si­fi­ca­ción ya no exis­te, ya sólo tie­nen res­pe­to por los que ge­ne­ran un mon­tón de di­ne­ro”, ex­pli­ca So­der­bergh. Ade­más, apun­ta la po­ca con­si­de­ra­ción que se tie­ne por los di­rec­to­res que po­nen “la pas­ta” en sus pro­yec­tos.

Pe­ro eso no es to­do. Ade­más, reflexiona so­bre las ra­zo­nes por las que el ci­ne ha de­ge­ne­ra­do a un sim­ple ne­go­cio lu­cra­ti­vo: “Creo que hay mu­chas. Al­gu­nas son cul­tu­ra­les. Por un la­do, creo que el pú­bli­co de las bue­nas pe­lí­cu­las ha mi­gra­do a la te­le­vi­sión. Hoy por hoy, es­te me­dio per­mi­te, realmente, un en­fo­que es­tre­cho y pro­fun­do, co­mo el que a mí me in­tere­sa. Tres mi­llo­nes y me­dio de per­so­nas vien­do una se­rie en un ca­nal de ca­ble es un éxi­to. Esa mis­ma gen­te vien­do una pe­lí­cu­la no se con­si­de­ra un éxi­to. Sim­ple­men­te, creo que, cul­tu­ral­men­te, el ci­ne ya no im­por­ta tan­to co­mo an­tes”.

De he­cho, es­tas pa­la­bras ca­san per­fec­ta­men­te con la in­ten­ción de So­der­bergh de de­di­car su vi­da la­bo­ral a “di­ri­gir co­sas en el tea­tro o ha­cer una se­rie de te­le­vi­sión, si se pre­sen­ta al­go gran­de”.

Es­ta bom­ba de re­lo­je­ría, que se­gu­ro que no ha­brá sen­ta­do na­da bien a la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, ha es­ta­lla­do a una se­ma­na de que se es­tre­ne su úl­ti­ma pe­lí­cu­la en Es­ta­dos Uni­dos, Si­de Ef­fects, y po­co des­pués de que el pro­pio di­rec­tor anun­cia­ra que el ci­ne desechó su fil­me so­bre el pia­nis­ta ho­mo­se­xual Li­be­ran­ce, Behind the Can­de­la­bra, por ser “de­ma­sia­do gay”, pe­lí­cu­la que, fi­nal­men­te, se emi­ti­rá en la ca­de­na HBO. Estefania Chue­ca

So­der­bergh quie­re, en ade­lan­te, di­ri­gir tea­tro o se­ries.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.