La sor­pre­sa de ‘Uto­pia’

La se­rie bri­tá­ni­ca se eri­ge co­mo el me­jor es­treno

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIAS - To­ni de la To­rre

Hay es­tre­nos es­pe­ra­dos, co­mo el de

Hou­se of Cards, y hay es­tre­nos que su­ce­den sin que na­die re­pa­re en ellos, co­mo el de Uto­pia. Y, si bien sue­le ha­ber mo­ti­vos de pe­so pa­ra que una se­rie se an­ti­ci­pe du­ran­te me­ses, tam­bién su­ce­de que una des­ti­na­da a pa­sar des­aper­ci­bi­da se con­vier­ta en el me­jor es­treno en me­ses. Es lo que ha su­ce­di­do con es­ta pe­que­ña fic­ción bri­tá­ni­ca de Chan­nel 4. No cuen­ta en su re­par­to con nom­bres atrac­ti­vos co­mo Ke­vin Spa­cey, pe­ro ha re­sul­ta­do ser la se­rie más in­no­va­do­ra, trans­gre­so­ra y crea­ti­va de es­te re­cién em­pe­za­do 2013. Es­tre­na­da sin gran­des cam­pa­ñas pro­mo­cio­na­les, se ha con­ver­ti­do en la fic­ción del mo­men­to, gra­cias al bo­ca a bo­ca. Y es que, con Uto­pia, el guio­nis­ta Den­nis Kelly se ha sa­ca­do de la man­ga un uni­ver­so muy pe­cu­liar, mar­ca­do por una es­té­ti­ca de co­lo­res re­lu­cien­tes y por la in­quie­tan­te pre­sen­cia de un psi­có­pa­ta equi­pa­do con una bol­sa ama­ri­lla que con­tie­ne to­das las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra tor­tu­rar al per­so­nal. Sólo quie­re res­pon­der una pregunta: ¿dón­de es­tá Jes­si­ca Hy­de? Él to­da­vía no lo sa­be, pe­ro su ob­je­ti­vo no es Jes­si­ca Hy­de, sino un gru­po de afi­cio­na­dos a los có­mics que han te­ni­do la ma­la suer­te de en­con­trar los ori­gi­na­les no pu­bli­ca­dos de la se­gun­da par­te de un có­mic lla­ma­do Uto­pia. Un có­mic que, ade­más del psi­có­pa­ta, per­si­guen, des­de ha­ce tiem­po, mu­chas otras per­so­nas.

To­das em­pe­za­rán a bus­car a los des­afor­tu­na­dos pro­ta­go­nis­tas de una se­rie que ha des­ta­ca­do por la ca­pa­ci­dad de plas­mar con gran be­lle­za imá­ge­nes vio­len­tas, has­ta el pun­to que se ha com­pa­ra­do con el tra­ba­jo de di­rec­to­res co­mo Quen­tin Ta­ran­tino. Hay más de una es­ce­na no ap­ta pa­ra es­tó­ma­gos sen­si­bles, en los seis epi­so­dios que con­for­man la pri­me­ra tem­po­ra­da, pe­ro tam­bién mu­cho hu­mor ne­gro y una ban­da so­no­ra im­pe­ca­ble, que po­ne rit­mo a la ca­rre­ra cons­pi­ra­ti­va del guión, que desa­rro­lla múl­ti­ples tra­mas que, apa­ren­te- men­te, no tie­nen na­da que ver en­tre ellas (un po­lí­ti­co que es in­fiel, una va­cu­na, un ni­ño des­ca­rria­do, etc.), pe­ro que aca­ban en­la­za­das con maes­tría.

El hu­mor ne­gro, la vio­len­cia y la ban­da so­no­ra des­ta­can en

es­ta fic­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.