HOU­SE OF CARDS

La Vanguardia - Vivir TV - - EN PORTADA -

La crí­ti­ca se ha rendido an­te la ori­gi­na­li­dad de la se­rie di­ri­gi­da por Da­vid Fin­cher que ha es­tre­na­do Net­flix, pe­ro, en reali­dad, to­do lo que pro­po­ne Hou­se

of Cards ya pu­do ver­se en la se­rie ori­gi­nal ha­ce más de 20 años: la rup­tu­ra con la cuar­ta pa­red, el ci­nis­mo con el que el pro­ta­go­nis­ta ha­bla del mun­do de la po­lí­ti­ca, la tra­ma del fiel hombre de par­ti­do que se sien­te trai­cio­na­do y de­ci­de em­pe­zar a es­ca­lar en la je­rar­quía de la or­ga­ni­za­ción por su cuen­ta... To­do lo di­se­ña­ron los guio­nis­tas bri­tá­ni­cos Andrew Da­vies y Mi­chael Dobbs en un guión que, di­cho sea de pa­so, era más su­til en los diá­lo­gos, re­cu­rrien­do a la iro­nía tan tí­pi­ca de los in­gle­ses, en vez de las sen­ten­cias, mu­cho más bur­das, de la ver­sión nor­te­ame­ri­ca­na.

El pro­ta­go­nis­ta de la ori­gi­nal, Fran­cis Ur­quhart (in­ter­pre­ta­do por un gran Ian Ri­chard­son), es un hombre ele­gan­te e in­te­li­gen­te, que es frá­gil sólo en apa­rien­cia, mien­tras que Fran­cis Un­der­wood ( un có­mo­do Ke­vin Spa­cey), su otro yo es­ta­dou­ni­den­se, es más pa­re­ci­do a un ma­tón y tie­ne un es­ti­lo mu­cho más di­rec­to. Es­ta di­fe­ren­cia de ma­tiz es lo úni­co que se­pa­ra a las dos ver­sio­nes. En la nor­te­ame­ri­ca­na, la tra­ma del ma­tri­mo­nio tie­ne más re­le­van­cia, prin­ci­pal­men­te, pa­ra apro­ve­char el ta­len­to de la ac­triz Ro­bin Wright, pe­ro aquí se aca­ban las di­fe­ren­cias. El re­ma­ke no apor­ta na­da nue­vo a una se­rie que es to­do un clá­si­co se­rié­fi­lo, a pe­sar de que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes de es­pec­ta­do­res ni si­quie­ra sa­ben de su exis­ten­cia.

ORI­GI­NAL

RE­MA­KE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.