“SER UN CLÁ­SI­CO DE LA TE­LE­VI­SIÓN ES LO ME­JOR QUE TE PUE­DE SU­CE­DER”

JOR­DI HUR­TA­DO, presentador del con­cur­so ‘Sa­ber y ga­nar’ (La 2)

La Vanguardia - Vivir TV - - ENTREVISTA - Estefania Chue­ca

Gran­des do­sis de ener­gía, po­si­ti­vis­mo, pa­sión por el tra­ba­jo y pro­fe­sio­na­li­dad le han lle­va­do a ce­le­brar 16 años en el mis­mo pro­gra­ma, Sa­ber y ga­nar, el con­cur­so más ve­te­rano de la his­to­ria de la te­le­vi­sión, to­do un ré­cord, hoy en día. Jor­di Hur­ta­do ha­ce ba­lan­ce de su ta­rea, que ha si­do ga­lar­do­na­da re­cien­te­men­te con el pre­mio ¡Bra­vo! y con el On­das 2012 co­mo me­jor presentador.

¿Có­mo se sien­te, des­pués de tan­tos re­co­no­ci­mien­tos a su tra­ba­jo?

Aho­ra hay un re­co­no­ci­mien­to al tra­ba­jo de to­dos es­tos años. Es­toy en un mo­men­to de ma­du­rez, en un mo­men­to en el que ha­ber he­cho un pro­gra­ma du­ran­te 16 años se­gui­dos, a dia­rio, re­pre­sen­ta un tra­ba­jo muy im­por­tan­te. Que me die­ran un pre­mio co­mo el On­das me hi­zo mu­chí­si­ma ilu­sión. Em­pe­cé en la ra­dio, en la ca­de­na Ser, y sé lo que sig­ni­fi­ca ese pre­mio, que vie­ne de los pro­fe­sio­na­les. Re­co­no­cen una ta­rea con­ti­nua­da de mu­chos años, de es­tar en La 2, de es­tar ha­cien­do el mis­mo pro­gra­ma. Ves que va­le la pe­na el es­fuer­zo y que la gen­te lo va­lo­ra mu­cho, man­te­nien­do esa lí­nea de con­ti­nui­dad, de co­mu­ni­ca­ción, de rea­li­zar un tra­ba­jo se­rio, bien he­cho y con unos con­te­ni­dos in­tere­san­tes.

Es­tá de aniver­sa­rio con Sa­ber y ga­nar, 16 años en an­te­na. ¿Có­mo lle­va lo de ser un clá­si­co de la te­le­vi­sión?

¡Lo lle­vo es­tu­pen­da­men­te! Hoy en día, es im­por­tan­te ha­cer lo que te gus­ta, y en es­te sen­ti­do me sien­to un pri­vi­le­gia­do. En la te­le­vi­sión, con la evo­lu­ción que he te­ni­do du­ran­te es­tos años, con­ver­tir­te en un clá­si­co es lo me­jor que te pue­de su­ce­der. Aho­ra pue­des ser un éxi­to mo­men­tá­neo, pe­ro un éxi­to que pa­sa y lue­go se ol­vi­da. To­do es muy efí­me­ro. Lo que va­lo­ro más es la po­si­bi­li­dad de es­tar ca­da día en an­te­na y que ten­ga esa con­si­de­ra­ción de clá­si­co, es un aña­di­do po­si­ti­vo a la tra­yec­to­ria y la pro­fe­sio­na­li­dad que ya ten­go.

¿Cuál es la cla­ve de su éxi­to?

Hay una se­rie de fac­to­res que se han jun­ta­do. Un pro­duc­to bien he­cho, só­li­do, bien di­ri­gi­do, unos guio­nes in­tere­san­tes, unos con­te­ni­dos que lle­gan a la gen­te. He­mos con­se­gui­do una gran fi­de­li­dad: des­pués de más de 15 años, la au­dien­cia no des­cien­de. Se­gui­mos te­nien­do a ese mi­llón y me­dio de per­so­nas que, ca­da día, son fie­les a La 2, que nos bus­can. Cuan­do se emi­te el pro­gra­ma, so­mos lí­de­res de to­das las ca­de­nas. Es un fe­nó­meno ex­tra­or­di­na­rio. Hay co­mu­nión en­tre el es­pec­ta­dor y el pro­gra­ma. Ade­más, aho­ra se es­ta­ble­ce un gran se­gui­mien­to en las redes so­cia­les. El he­cho de que el pro­gra­ma es­té en in­ter­net, de que la gen­te lo si­ga en strea­ming y que va­ya opi­nan­do de las prue­bas ha­ce que es­té vi­vo, es muy fres­co y muy in­te­rac­ti­vo.

Siem­pre es­tá de buen hu­mor y pre­sen­ta con mu­cha ener­gía, ¿cree que eso tam­bién es un re­cla­mo pa­ra el pú­bli­co?

El pro­gra­ma tie­ne una per­so­na­li­dad que es muy im­por­tan­te y una par­te la da el presentador. En­tre la gran li­ber­tad que ten­go –el di­rec­tor, Ser­gi Schaaff, me da una li­ber­tad ab­so­lu­ta– y el he­cho de co­no­cer­lo tan bien, es­toy muy có­mo­do, te lo ha­ces muy tu­yo. No­to que me mue­vo muy bien, en ese te­rreno. Es lo que lle­ga a la gen­te, me di­cen que so­mos co­mo de ca­sa, co­mo lle­van vién­do­nos ca­da día des­de ha­ce tan­tos años...

Por cier­to, im­pa­ga­ble su imi­ta­ción de To­rren­te en el pro­gra­ma... En YouTu­be tie­ne más de 70.000 vi­si­tas.

¡Qué gra­cia! Qué bueno, ¿ves?, eso for­ma par­te de la es­pon­ta­nei­dad, no hay nin­gún guión que di­ga: aho­ra vas a ha­cer de To­rren­te, sino que en ese mo­men­to se me ocu­rre y me sa­le. La gra­cia es ésa, que la es­pon­ta­nei­dad de ese mo­men­to que­de. Tam­bién tu­vo mu­cha re­per­cu­sión el

rap de Sa­ber y ga­nar, ¿có­mo sur­gió? Ca­da vez que un con­cur­san­te lle­ga a los 100 pro­gra­mas, ha­ce­mos una ce­le­bra­ción. El con­cur­san­te se lla­ma­ba Ro­ber­to Sán­chez y rea­li­za­mos el rap en re­la­ción a sus ca­mi­se­tas, que eran muy es­pe­cia­les.

Ése ya tie­ne 300.000 vi­si­tas...

Ha si­do ab­so­lu­ta­men­te his­tó­ri­co. Rom­pió mu­cho con lo que es el pro­gra­ma, por­que no ha­bía­mos he­cho nun­ca na­da igual. Fue una ini­cia­ti­va muy sim­pá­ti­ca y el con­cur­san­te tam­bién se apun­tó.

Hay un au­ge del for­ma­to con­cur­sos, en te­le­vi­sión:

Pa­sa­pa­la­bra, Aho­ra cai­go, Atra­pa un mi­llón, el nue­vo In­creí­bles... ¿Qué pien­sa de la com­pe­ten­cia?

Es­ta­mos en un mo­men­to en el que el for­ma­to con­cur­so es­tá fun­cio­nan­do. Creo que eso es bueno, por­que es­tos pro­gra­mas se man­tie­nen mu­cho tiem­po. Pa­sa­pa­la­bra lle­va años fun­cio­nan­do, La ru­le­ta de la for­tu­na, El gran dic­tat tam­bién... Son for­ma­tos muy bien he­chos. Creo que son muy po­si­ti­vos, que ayu­dan a la gen­te a uti­li­zar la te­le­vi­sión co­mo una he­rra­mien­ta pa­ra pen­sar, pa­ra ju­gar. Es muy po­si­ti­vo que esos pro­gra­mas es­tén fun­cio­nan­do.

¿Le gus­ta­ría ha­cer otro for­ma­to?

Me gus­ta­ría un for­ma­to en el que es­tu­vie­ra ex­pli­can­do co­sas in­tere­san­tes. No rea­li­zar un pro­gra­ma va­cío de con­te­ni­do ni pro­gra­mas de cotilleo. Eso me abu­rre ab­so­lu­ta­men­te. Se­ría in­ca­paz de hablar de esas co­sas, co­mo tam­po­co po­dría ha­cer un pro­gra­ma de tes­ti­gos de gen­te anó­ni­ma, no los aguan­to, no me in­tere­san na­da. Que ten­ga con­te­ni­do, que te pro­por­cio­ne unos va­lo­res y es­té crean­do una cu­rio­si­dad pa­ra co­no­cer.

¿No le han ten­ta­do nun­ca las pri­va­das?

La ver­dad es que no me ha lle­ga­do nin­gu­na ofer­ta se­ria, to­dos es­ta­mos abier­tos y ya pue­den ir ten­tan­do, que so­mos hu­ma­nos. He te­ni­do la suer­te de que la pú­bli­ca ha con­fia­do en es­te pro­yec­to, y es­pe­ro que si­ga ha­cién­do­lo.

Pa­ra us­ted pa­re­ce que no pa­se el tiem­po: ¿cuál es su se­cre­to pa­ra la eter­na ju­ven­tud?

No hay nin­guno. Me pa­re­ce que es la ge­né­ti­ca. Se lo agra­dez­co a mi ma­dre, que, si to­do va bien, es­te mar­zo va a cum­plir 91 años. Siem­pre di­go que el cho­co­la­te ne­gro, que me en­can­ta y tie­ne an­ti­oxi­dan­tes, es uno de mis se­cre­tos, pe­ro no ha­go na­da en es­pe­cial. Creo que es man­te­ner­se en un pe­so es­ta­ble y se­guir una die­ta me­di­te­rrá­nea lo más sa­na po­si­ble. Un po­co de suer­te y ge­né­ti­ca.

Con­ta­ba una le­yen­da te­le­vi­si­va por in­ter­net que es­ta­ba us­ted muer­to, por­que, ade­más, en pantalla no com­par­te plano con na­die...

Es un te­ma abu­rri­do, te­ner que ex­pli­car que es­toy vi­vo... A lo me­jor, co­mo ca­da día es­toy en an­te­na, no se no­ta tan­to esa evo­lu­ción, pe­ro cla­ro, cuan­do he­mos pues­to imá­ge­nes del pri­mer Sa­ber y ga­nar, cuan­do cum­pli­mos 15 años, se no­ta, te­nía una ca­ra de crío...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.