PER­DI­DOS (2004)

La Vanguardia - Vivir TV - - ENPORTADA -

Es po­si­ble que no aca­bá­ra­mos de en­ten­der to­do lo que pa­só, a lo lar­go de sus seis años en an­te­na, y, en reali­dad, no im­por­ta cuán­tos ca­bos que­da­ron suel­tos o si nos gus­tó el fi­nal. J.J. Abrams y el equi­po de Per­di­dos re­de­fi­nie­ron los lí­mi­tes de la pa­cien­cia de los es­pec­ta­do­res y la fór­mu­la te­le­vi­si­va a par­tes igua­les. Es­ta his­to­ria de­mos­tró que la li­ber­tad crea­ti­va y la ori­gi­na­li­dad son po­si­bles en una se­rie de una ca­de­na de te­le­vi­sión en abier­to. Los crea­do­res de Per­di­dos in­clu­so pu­die­ron de­ci­dir cuán­do ter­mi­na­rían su re­la­to so­bre los su­per­vi­vien­tes de un ac­ci­den­te aé­reo que aca­ban en una is­la. “Fui fan de la se­rie des­de el prin­ci­pio. Me gus­ta que me sor­pren­dan y me con­fun­dan”, nos ex­pli­ca Josh Ho­llo­way (Saw­yer, en la fic­ción). “Tra­ba­ja­mos con guio­nis­tas bri­llan­tes, dis­pues­tos a adap­tar­se a me­di­da que pa­san las co­sas. No eran de los que se ca­san con una idea y di­cen que no pue­de cam­biar”, aña­de.

HE­RE­DE­RAS: Per­di­dos acu­ñó de Ex­pe­dien­te X ese uso de una mi­to­lo­gía ri­ca y que go­bier­na la se­rie en to­das las tem­po­ra­das. Des­de el ac­ci­den­te del Ocea­nic 815, han abun­da­do pro­duc­cio­nes dis­pues­tas a con­fun­dir. Flash For­ward y The Event fra­ca­sa­ron. Pe­ro

Éra­se una vez y Re­vo­lu­tion triun­fan con­tes­tan­do enig­mas y plan­tean­do pre­gun­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.