Trai­cio­nan­do a su pro­pia se­rie

Los ac­to­res bus­can, ca­da vez más rá­pi­do, nue­vos re­tos in­ter­pre­ta­ti­vos al ver de­caer su fic­ción ac­tual

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIASTV - De­bra Mes­sing, ‘Smash’ Ben Mcken­zie, ‘South­land’ Estefania Chue­ca

Si las ba­jas au­dien­cias eran una se­ñal inequí­vo­ca de que una se­rie te­nía los días con­ta­dos, aho­ra se le une otro da­to sig­ni­fi­ca­ti­vo: que los ac­to­res fir­men con otra fic­ción an­tes de que se can­ce­le la su­ya pro­pia. Sin tan si­quie­ra sa­ber el des­tino de una se­rie de for­ma ofi­cial, mu­chos de sus pro­ta­go­nis­tas no du­dan en cu­brir­se las es­pal­das ne­go­cian­do o in­clu­so fir­man­do nue­vos pa­pe­les. El he­cho de que es­ta tri­qui­ñue­la sal­ga a la luz pú­bli­ca no ha­ce más que po­ten­ciar el desa­so­sie­go del pú­bli­co por se­guir la se­rie que pro­ta­go­ni­zan. El te­rror de los ac­to­res a des­apa­re­cer del ma­pa te­le­vi­si­vo pa­sa fac­tu­ra a sus ac­tua­les tra­ba­jos.

LOS PRI­ME­ROS QUE ABAN­DO­NAN EL BAR­CO

Vien­do que la se­rie mu­si­cal de NBC, Smash, no lo­gra re­mon­tar los tres mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res y que la ca­de­na ha mo­vi­do su día de emi­sión de mar­tes a sá­ba­do, una de sus ac­tri­ces, De­bra Mes­sing, ya se ha bus­ca­do una al­ter­na­ti­va in­ter­pre­ta­ti­va. Las úl­ti­mas in­for­ma­cio­nes apun­tan a que Mes­sing pro­ta­go­ni­za­rá el pi­lo­to de una nue­va co­me­dia de CBS, cu­ya tra­ma se cen­tra en una ma­dre fe­liz­men­te ca­sa­da, pe­ro an­gus­tia­da por en­con­trar el equi­li­brio en­tre la fa­mi­lia, el tra­ba­jo y su vi­da. Sa­bien­do es­to, es­tá cla­ro que la som­bra de la can­ce­la­ción de Smash pla­nea con fuer­za... Pe­ro no es un ca­so ais­la­do. Will Ar­nett ha ad­ver­ti­do al es­pec­ta­dor so­bre una po­si­ble no re­no­va­ción de Sin pegar ojo, la se­rie, tam­bién de NBC, en la que da vi­da a un pa­dre pri­me­ri­zo y de­ses­pe­ra­do. Des­pués de la mar­cha de su pro­ta­go­nis­ta, Ch­ris­ti­na Ap­ple­ga­te, que aban­do­nó la fic­ción al no es­tar de acuer­do con el rum­bo que to­ma­ba y que ya pro­vo­có ru­mo­res de can­ce­la­ción, el fi­cha­je de Ar­nett pa­ra la nue­va co­me­dia de Greg Gar­cia (crea­dor de Me lla­mo Earl) no ha he­cho más que acre­cen­tar­los. Es cier­to que la ca­de­na se lo es­tá pen­san­do, des­pués de que se in­ten­ta­ra re­flo­tar la se­rie en la se­gun­da tem­po­ra­da y de que no con­si­ga más de tres mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res, aun­que aún no es­tá to­do di­cho. Si, fi­nal­men­te, la fic­ción de NBC aca­ba mu­rien­do, Ar­nett ya tie­ne en mar­cha su plan B. In­ter­pre­ta­ría a Jack en otra co­me­dia, de CBS, un hombre re­cien­te­men­te di­vor­cia­do que de­be­rá li­diar con los pro­ble­mas ma­ri­ta­les de sus pa­dres.

Por su par­te, el ac­tor Zach Creg­ger ha se­gui­do la mis­ma es­tra­te­gia. Co­mo es muy po­co pro­ba­ble que la se­rie Guys and Kids, de NBC, en la que in­ter­pre­ta a Nick, un pa­dre trein­ta­ñe­ro que equi­li­bra los cui­da­dos in­fan­ti­les con su vi­da so­cial, ob­ten­ga una nue­va tem­po­ra­da, con sólo po­co más de tres mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res, la mis­ma ca­de­na le ha­bría ofre­ci­do otro pa­pel. Se ha­ría efec­ti­vo en la se­rie As­sis­tan­ce, en la que in­ter­pre­ta­ría al je­fe de Nora (Krys­ten Rit­ter, de la can­ce­la­da Don’t Trust the Bitch...), a quien con­ver­ti­ría en to­da una adic­ta al tra­ba­jo.

Otro ac­tor que se guar­da un as en la man­ga es Ben McKen­zie. Ya tie­ne apa­la­bra­do apa­re­cer en el pi­lo­to de CBS The Ad­vo­ca­tes jun­to con Mandy Moo­re, y eso que, ac­tual­men­te, pro­ta­go­ni­za la se­rie po­li­cia­ca de TNT South­land, en la que in­ter­pre­ta a un jo­ven agen­te. La som­bra de la can­ce­la­ción no es­tá tan pre­sen­te co­mo en los an­te­rio­res ca­sos, ya que, úl­ti­ma­men­te, se ha vis­to una le­ve me­jo­ría en au­dien­cias, aun­que, sien­do rea­lis­tas, no lle­gar ni a los dos mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res no au­gu­ra bue­nas no­ti­cias. En otro or­den, al ac­tor Kie­fer Sut­her­land se le ofre­ció la es­tra­te­gia. Tras dos tem­po­ra­das pro­ta­go­ni­zan­do Touch en FOX, la se­rie en la que in­ter­pre­ta a Mar­tin Bohm, cu­yo hi­jo pue­de pre­de­cir acon­te­ci­mien­tos fu­tu­ros, ha vis­to em­peo­rar sus da­tos de au­dien­cia de for­ma con­si­de­ra­ble. Pe­se a que el co­mien­zo de di­cha pro­duc­ción ob­tu­vo ca­si 12 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res, a día de hoy no lo­gra su­pe­rar los dos mi­llo­nes. Por ello, Sut­her­land es­ta­ba ne­go­cian­do pro­ta­go­ni­zar una nue­va se­rie pa­ra la pró­xi­ma tem­po­ra­da de NBC, The Blac­klist, en la que in­ter­pre­ta­ría a Ray­mond Red Red­ding­ton, un cri­mi­nal que de­ci­de cam­biar de ban­do y tra­ba­jar del la­do de la ley. Sin em­bar­go, las ne­go­cia­cio­nes no lle­ga­ron a buen puer­to y, fi­nal­men­te, pa­re­ce que se­rá el ac­tor Ja­mes Spa­der quien in­ter­pre­te el pa­pel. Sea co­mo fue­re, el he­cho de en­trar en otro cas­ting te­nien­do un pa­pel pro­ta­go­nis­ta en una se­rie ha­ce pen­sar en las po­cas po­si­bi­li­da­des que tie­ne Touch.

Me­jor aban­do­nar el bar­co cuan­do aún si­ga a flo­te que cuan­do nau­fra­gue es, aho­ra, la má­xi­ma que si­guen mu­chos ac­to­res.

Zach Creg­ger, ‘Guys and Kids’

Will Ar­nett, ‘Sin pegar ojo’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.