La du­ra vi­da de los mi­leu­ris­tas

TNT es­tre­na la se­gun­da tem­po­ra­da de la co­me­dia ‘Dos chi­cas sin blan­ca’

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIASTV - To­ni de la To­rre

Ser jo­ven y que­rer ga­nar­se la vi­da de for­ma dig­na pue­de no ser su­fi­cien­te pa­ra no te­ner que pa­sar el día en un tra­ba­jo ba­su­ra.

De he­cho, los hay que cru­zan los de­dos por uno de esos tra­ba­jos en los que el suel­do ape­nas lle­ga a los 1.000 eu­ros al mes. És­ta es la ge­ne­ra­ción que apa­re­ce re­pre­sen­ta­da en Dos chi­cas sin blan­ca, una co­me­dia que se to­ma con sen­ti­do del hu­mor la épi­ca aven­tu­ra de dos per­so­na­jes que tie­nen que ga­nar­se la vi­da tra­ba­jan­do en un bar de ma­la muer­te si­tua­do en Brooklyn. Am­bas se de­jan la sa­lud sir­vien­do me­sas con el ob­je­ti­vo de, al­gún día, aho­rrar lo su­fi­cien­te pa­ra po­der lle­var a ca­bo su pro­yec­to: abrir una tien­da de cup­ca­kes. En una fic­ción de ha­ce unos años, bas­ta­ría con te­ner es­te sue­ño pa­ra que se hi­cie­ra reali­dad, pe­ro las pro­ta­go­nis­tas de es­ta his­to­ria ya han com­pro­ba­do que la ma­gia Dis­ney no es com­pa­ti­ble con la vi­da real.

RE­FLE­JO DE UNA GE­NE­RA­CIÓN

Así, en el ini­cio de la se­gun­da tem­po­ra­da de la se­rie, que TNT es­tre­na el pró­xi­mo vier­nes (a las 23 h), los aho­rros de Max y Ca­ro­li­ne están le­jos de los 250.000 dó­la­res que ne­ce­si­tan pa­ra de­jar su tra­ba­jo de mi­leu­ris­tas y em­pe­zar la vi­da que realmente quie­ren vi­vir. La fic­ción se to­ma a ri­sa la si­tua­ción, y los gags son cons­tan­tes, pe­ro la lu­cha con­tra el re­ci­bo del al­qui­ler, los je­fes man­do­nes y un sis­te­ma que no fa­ci­li­ta que la gen­te jo­ven pue­da la­brar­se un fu­tu­ro de pro­ve­cho es real. És­ta es la cla­ve de la co­me­dia, que re­fle­ja la si­tua­ción de una ge­ne­ra­ción que tam­bién se ha he­cho oír en otras se­ries, co­mo Girls (aun­que con un tono muy di­fe­ren­te) o la ya des­apa­re­ci­da Bus­car­se la vi­da en Amé­ri­ca, que fue la pri­me­ra en la que es­ta reali­dad en­con­tró su hue­co en la fic­ción.

De to­das, Dos chi­cas sin blan­ca ha si­do la que me­jor acep­ta­ción ha en­con­tra­do por par­te de la au­dien­cia, con una me­dia por en­ci­ma de los 10 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res, en Es­ta­dos Uni­dos. Su fór­mu­la, que se en­cuen­tra an­cla­da en los pa­rá­me­tros de la sit-com clá­si­ca (ri­sas en­la­ta­das in­clui­das), fue la re­ve­la­ción de la tem­po­ra­da pa­sa­da, en CBS, y lo­gró man­te­ner su po­si­ción en una pa­rri­lla muy com­pe­ti­da, don­de se en­cuen­tran se­ries co­mo The Big Bang Theory, Có­mo co­no­cí a vues­tra ma­dre y Dos hom­bres y me­dio. Es la pri­me­ra se­rie de éxi­to crea­da por la hu­mo­ris­ta Whit­ney Cum­mings, que no ha­bía en­con­tra­do la ma­ne­ra de tras­la­dar su hu­mor a una fic­ción (cuen­ta con múl­ti­ples pro­yec­tos fa­lli­dos en su cu­rrí­cu­lum), pe­ro a la que aho­ra ya se com­pa­ra con Ti­na Fey.

TNT

Vier­nes,

23 h

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.