Pa­co Lo­ba­tón vuel­ve a la te­le

El periodista ga­di­tano se con­vier­te en ima­gen del ca­nal Cri­men & In­ves­ti­ga­ción

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIASTV - Nú­ria Mo­re­ras

Pa­co Lo­ba­tón con­si­de­ra que un periodista de­be in­for­mar­se bien y, al mis­mo tiem­po, de­be in­for­mar bien. Con su tra­ba­jo en Cri­men & In­ves­ti­ga­ción quie­re con­tri­buir a ello.

El día 22 se­rá la pri­me­ra vez que po­dre­mos ver al periodista an­da­luz, cu­ya no­to­rie­dad, en te­le­vi­sión, le lle­gó de la mano del pro­gra­ma de TVE ¿Quién sa­be dón­de?. In­tro­du­ci­rá Sal­va­dos por el mie­do, de la que nos cuen­ta que “es una se­rie do­cu­men­tal de fuer­tes sen­sa­cio­nes y, sin em­bar­go, muy ale­ja­da del sen­sa­cio­na­lis­mo. Se ba­sa en una ex­pe­rien­cia que se vie­ne desa­rro­llan­do, en Es­ta­dos Uni­dos, des­de ha­ce ya ca­si una dé­ca­da, des­ti­na­da a que ado­les­cen­tes con­flic­ti­vos que co­que­tean con el cri­men reha­gan su rum­bo”. La for­ma de mos­trar­les que no es el ca­mino que les con­vie­ne es di­se­ñan­do una te­ra­pia de cho­que que con­sis­te en que vi­van una jor­na­da en­te­ra en un pe­nal. Allí re­ci­bi­rán ayu­da y con­se­jo de pre­sos con­cien­cia­dos.

VE­TO AL SEN­SA­CIO­NA­LIS­MO

La co­la­bo­ra­ción con Cri­men & In­ves­ti­ga­ción no se re­du­ce a esas in­tro­duc­cio­nes de se­ries, sino que con­sis­te, en sus pro­pias pa­la­bras, “en un acuer­do bas­tan­te amplio, en el que voy a ocu­par­me de dar una vi­sión per­so­nal, crí­ti­ca y re­fle­xi­va so­bre los con­te­ni­dos del ca­nal, en ge­ne­ral, y, en par­ti­cu­lar, de al­gu­na de sus se­ries. Ha­ré una in­vi­ta­ción in­for­ma­da a ver esos con­te­ni­dos”. Y pro­si­gue, “al mis­mo tiem­po, el con­tra­to, que tie­ne un mar­co ini­cial de un año de du­ra­ción, nos per­mi­ti­rá ha­cer otras co­sas, ire­mos desa­rro­llan­do pro­yec­tos, que po­drían ir en la lí­nea de crear pro­gra­mas de pro­duc­ción pro­pia. To­do ello con la pre­mi­sa com­par­ti­da de una lí­nea edi­to­rial don­de es­tá des­car­ta­do el tra­ta­mien­to sen­sa­cio­na­lis­ta, y en la que se es­ta­ble­ce co­mo prin­ci­pio la res­pon­sa­bi­li­dad de lo que se emi­te”. Ade­más, Lo­ba­tón jus­ti­fi­ca que el con­te­ni­do de esos ca­na­les sue­la ser ca­si en ex­clu­si­va nor­te­ame­ri­cano, ex­pli­can­do que “la mag­ni­tud de pro­duc­ción de la que es ca­paz Es­ta­dos Uni­dos es in­men­sa y su ma­qui­na­ria, ya no sólo de crea­ción de con­te­ni­dos, sino tam­bién de dis­tri­bu­ción, tam­bién lo es. De mo­do que no de­be ex­tra­ñar­nos”. Sin em­bar­go, pa­re­ce que ha lle­ga­do el mo­men­to de cam­biar un po­co las tor­nas y “el ca­nal quie­re ha­cer una fuer­te apues­ta por acer­car­se a la reali­dad de Es­pa­ña y a la ac­tua­li­dad en los con­te­ni­dos, no sólo aso­cia­dos a los crí­me­nes de san­gre, sino a los crí­me­nes de­no­mi­na­dos de guan­te blan­co, de ca­rác­ter fi­nan­cie­ro y eco­nó­mi­co, que aho­ra están en el pun­to de mi­ra de la so­cie­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.