El re­gre­so de Gi­llian An­der­son

Re­cor­da­da por ‘Ex­pe­dien­te X’, aho­ra pro­ta­go­ni­za ‘The Fall’

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIAS TV - To­ni de la To­rre

Ini­cial­men­te se in­tere­só por el per­so­na­je de Dana Scully por­que re­pre­sen­ta­ba un per­fil de mu­jer fuer­te, in­de­pen­dien­te e in­te­li­gen­te que no abun­da­ba en te­le­vi­sión.

Así fue có­mo Gi­llian An­der­son de­ci­dió pre­sen­tar­se al cas­ting de Ex­pe­dien­te X. Ni ella ni el mis­mí­si­mo Ch­ris Car­ter sa­bían que la se­rie se con­ver­ti­ría en un éxi­to in­ter­na­cio­nal, pues la ciencia fic­ción que­da, ha­bi­tual­men­te, res­trin­gi­da a un pú­bli­co mi­no­ri­ta­rio. Sin em­bar­go, y con só­lo 24 años, Gi­llian An­der­son pa­só de com­bi­nar la in­ter­pre­ta­ción con un tra­ba­jo co­mo ca­ma­re­ra a ser la co­pro­ta­go­nis­ta de una se­rie que lle­gó a su­pe­rar los 27 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res. Ex­pe­dien­te X no só­lo se con­vir­tió en un re­fe­ren­te de su gé­ne­ro, sino en una se­rie cla­ve de la te­le­vi­sión re­cien­te. Su som­bra to­da­vía es alar­ga­da: pa­ra el res­to de las pro­duc­cio­nes de ciencia fic­ción y tam­bién pa­ra sus dos ac­to­res.

LA SOM­BRA DEL ASE­SINO

No es sen­ci­llo des­pe­gar­se de dos per­so­na­jes tan icó­ni­cos co­mo Mul­der y Scully, y me­nos tras nue­ve tem­po­ra­das de éxi­to y dos pe­lí­cu­las. Da­vid Du­chovny lo con­si­guió rein­ven­tán­do­se en Ca­li­for­ni­ca­tion, se­rie en la que, prác­ti­ca­men­te, in­ter­pre­ta al re­ver­so de lo que fue en Ex­pe­dien­te X: de un per­so­na­je bueno y no­ble, a un ca­na­lla sin es­crú­pu­los. Y Gi­llian An­der­son quie­re ha­cer lo pro­pio con The Fall, una mi­ni­se­rie que la BBC es­tre­na el pró­xi­mo lu­nes y que se­rá su pri­mer pa­pel co­mo pro­ta­go­nis­ta des­de los tiem­pos de la se­rie de FOX. En su ca­so, no hay in­ver­sión. El per­so­na­je vuel­ve a ser una de­tec­ti­ve y res­pon­de al mo­de­lo de mu­jer fuer­te y ca­paz que fue Scully. Pe­ro en el guión de Allan Cu­bitt ( Murphy’s Law) no hay ciencia fic­ción. Al con­tra­rio, es una pro­pues­ta rea­lis­ta, cer­ca­na a la cru­de­za de otras se­ries del ca­nal bri­tá­ni­co, co­mo Lut­her, que po­ne én­fa­sis en la in­ca­pa­ci­dad del investigador te­le­vi­si­vo clá­si­co pa­ra atra­par a un ase­sino.

Pues en The Fall no hay prue­bas fo­ren­ses que val­gan. La fic­ción pre­sen­ta a un cri­mi­nal de­ma­sia­do in­te­li­gen­te, que es ca­paz de ma­tar sin de­jar pis­tas que lo in­cri­mi­nen. El per­so­na­je de Gi­llian An­der­son se con­ver­ti­rá en la som­bra de es­te ase­sino, in­ten­tan­do en­con­trar una ma­ne­ra de atra­par­lo. Des­de la BBC des­cri­ben la mi­ni­se­rie co­mo un due­lo en­tre men­tes bri­llan­tes, en el sen­ti­do de que son dos per­so­na­jes que sa­ben que se per­si­guen mu­tua­men­te. En

An­der­son es­pe­ra con es­ta mi­ni­se­rie de­jar de ser vis­ta

co­mo Scully.

con­se­cuen­cia, la fic­ción di­vi­di­rá el tiem­po en­tre el pun­to de vis­ta de la de­tec­ti­ve y el del ase­sino, que re­co­rre­rán las ca­lles de Bel­fast in­ten­tan­do que sea el otro el que co­me­ta el pri­mer error. The Fall pro­me­te ser el re­na­cer de Gi­llian An­der­son, que, en los úl­ti­mos años, ha si­do se­cun­da­ria de lu­jo en fic­cio­nes co­mo Han­ni­bal o The Crim­son Pe­tal and the Whi­te. Su úl­ti­mo gran pa­pel fue en la mi­ni­se­rie Bleak Hou­se, una adap­ta­ción de un tex­to de Char­les Dic­kens con la que es­tu­vo no­mi­na­da a los Emmy y los Glo­bos de Oro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.