Música que to­ca el co­ra­zón

La Vanguardia - Vivir TV - - ENTREVISTA -

Co­rre el año 1948 cuan­do Clé­ment Mat­hieu (un ma­gis­tral Gé­rard Jug­not), pro­fe­sor de música sin em­pleo, acep­ta un tra­ba­jo de vi­gi­lan­te en un in­ter­na­do que tie­ne un sis­te­ma edu­ca­ti­vo re­pre­si­vo. Sin em­bar­go, Clé­ment es­tá dis­pues­to a cam­biar la vida de esos jó­ve­nes es­tu­dian­tes ini­cián­do­los en la música y el can­to co­ral.

La ópe­ra pri­ma del fran­cés Christophe Ba­rra­tier, Los chi­cos del co­ro, es­tá he­cha des­de la sin­ce­ri­dad de un co­ra­zón que con­tem­pla la vida lle­na de emo­cio­nes. El rea­li­za­dor se ins­pi­ró en su in­fan­cia pa­ra na­rrar es­ta his­to­ria sen­ti­men­tal, pe­ro no edul­co­ra­da, pues no cae en los es­te­reo­ti­pos pro­pios de los dra­mas de lá­gri­ma fá­cil. Co­mo es ló­gi­co en una cin­ta en la que la música tie­ne tan­ta im­por­tan­cia –a car­go de la co­ral di­ri­gi­da por Ni­co­las Por­te–, la ban­da so­no­ra co­bra gran re­le­van­cia.

Es­ta pe­lí­cu­la fue to­do un fe­nó­meno en el país ga­lo, y au­men­tó el in­te­rés de los fran­ce­ses por for­mar par­te de gru­pos de can­to. Ade­más, la cin­ta re­sul­tó un gran éxi­to de ta­qui­lla, que aca­bó re­cau­dan­do, en to­do el mun­do, más de 71 mi­llo­nes de eu­ros. Ga­lar­do­na­da con va­rios Cé­sar (los Go­ya del país vecino), Los chi­cos del co­ro tam­bién es­tu­vo no­mi­na­da a dos Os­car.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.