Las se­ries se pre­sen­tan a exa­men

Lle­ga el fin de cur­so, en Es­ta­dos Uni­dos, con re­no­va­cio­nes y can­ce­la­cio­nes. Así que­da la pa­rri­lla.

La Vanguardia - Vivir TV - - TENDENCIAS TV - To­ni de la To­rre

La tem­po­ra­da 2012 - 2013 lle­ga a su fin y las se­ries de la pa­rri­lla es­ta­dou­ni­den­se re­ci­ben sus no­tas. Las po­nen los ca­na­les, quie­nes de­ci­den qué se­ries con­ti­núan y cuá­les no van a vol­ver. Lo ha­cen en los up­fronts, ci­ta que mar­ca el es­ce­na­rio pa­ra la pró­xi­ma tem­po­ra­da. Hay se­ries que han ido tran­qui­las, co­mo The Fo­llo­wing, Navy o Mo­dern Fa­mily, por­que se sien­ten res­pal­da­das por las ci­fras de au­dien­cia y han ob­te­ni­do la re­no­va­ción sin pro­ble­mas. Otras, co­mo The Big Bang Theory, ni si­quie­ra se pre­sen­tan a exa­men, por­que ya las ha­bían re­no­va­do el año an­te­rior (y por par­ti­da tri­ple). Y lue­go es­tán las que cru­zan los de­dos por­que sus no­tas no son es­pe­cial­men­te al­tas. Es el ca­so de Com­mu­nity, que ha lo­gra­do re­no­var, y de C.S.I.: Nue­va York, que ha ob­te­ni­do el sus­pen­so (de­jan­do a C.S.I.: Las Ve­gas co­mo úni­ca se­rie de la fran­qui­cia).

Aun­que las ci­fras de au­dien­cia sue­len ser el pa­rá­me­tro prin­ci­pal pa­ra sa­ber si una se­rie va a con­ti­nuar o no, no es in­fa­li­ble fiar­se de ellas. La ten­den­cia de la au­dien­cia tam­bién es un fac­tor que hay que te­ner en cuen­ta. Así que, aun­que Re­vo­lu­tion las te­nía to­das pa­ra pa­sar de cur­so, a me­dia­dos de la pri­me­ra tem­po­ra­da (y sus da­tos si­guen sien­do bue­nos), tie­ne una ten­den­cia a la ba­ja que ha he­cho que NBC du­da­ra más de lo es­pe­ra­do. Otras, co­mo 666 Park Ave­nue, se han te­ni­do que des­pe­dir por una cues­tión de pre­su­pues­to. Los efec­tos que tu­vo el hu­ra­cán Sandy en el set de ro­da­je de la fic­ción de Terry O’Quinn con­vir­tie­ron la po­si­ble re­no­va­ción en un pro­yec­to de un cos­te mu­cho más ele­va­do del que se po­día per­mi­tir ABC, así que de­ci­dió de­jar­la en una tem­po­ra­da. Al­go pa­re­ci­do le ha su­ce­di­do a la fic­ción mu­si­cal Smash, una se­rie ca­ra de pro­du­cir a la que hay que aña­dir­le el ele­va­do suel­do de par­te del re­par­to. Am­bos fac­to­res no com­pen­san sus tí­mi­das ci­fras de au­dien­cia.

Co­mo siem­pre su­ce­de en es­ta épo­ca, hay de­ci­sio­nes pa­ra to­dos los gus­tos. Al­gu­nas son sor­pren­den­tes, co­mo la re­no­va­ción pa­ra dos tem­po­ra­das de Glee, cuan­do in­clu­so sus fans re­co­no­cen que ya no tie­ne la fres­cu­ra de sus ini­cios. Otras son muy me­re­ci­das. Val­ga el ejem­plo de The Good Wi­fe, que ha te­ni­do unas ci­fras de au­dien­cia muy jus­tas, a pe­sar de ren­dir a un al­tí­si­mo ni­vel, o el de la veterana Men­tes cri­mi­na­les, que si­gue te­nien­do muy bue­nos re­sul­ta­dos, a pe­sar de que pa­ra su ca­nal, CBS, se­pan a po­co por­que es­tán por de­ba­jo de su me­dia.

En el apar­ta­do de las can­ce­la­cio­nes, la ma­yo­ría de las se­ries que han caí­do eran es­tre­nos de es­ta mis­ma tem­po­ra­da, lo que de­no­ta el po­co atino que han te­ni­do al­gu­nos ca­na­les con la co­se­cha de la tem­po­ra­da. La que más fic­cio­nes ha ma­ta­do ha si­do NBC, que ha di­cho adiós a Go On, The New Nor­mal, De­cep­tion, Guys With Kids y Animal Prac­ti­ce, en­tre otras se­ries que se han que­da­do en una tem­po­ra­da.

‘The Fo­llo­wing’.

‘Mo­dern Fa­mily’.

‘The Good Wi­fe’.

‘Go On’.

‘The New Nor­mal’.

‘C.S.I.: Nue­va York’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.