De una te­le con­ven­cio­nal a una ‘smart TV’

Exis­ten op­cio­nes eco­nó­mi­cas pa­ra re­ci­clar nues­tra vie­ja pan­ta­lla y con­ver­tir­la en in­te­li­gen­te.

La Vanguardia - Vivir TV - - HI-TECH -

Ac­ce­der a ví­deos a la car­ta, con­sul­tar Fa­ce­book y Twit­ter,

des­car­gar­se jue­gos, ad­qui­rir pe­lí­cu­las, ca­pí­tu­los de se­ries y pro­gra­mas o na­ve­gar por la red en ge­ne­ral. Son mu­chas las al­ter­na­ti­vas que te­ne­mos al al­can­ce, cuan­do un te­le­vi­sor in­te­li­gen­te pre­si­de nues­tro sa­lón. Si an­he­la­mos dis­fru­tar de to­das es­tas op­cio­nes, pe­ro cree­mos que aún no ha lle­ga­do el mo­men­to de cam­biar nues­tra pan­ta­lla por una de pres­ta­cio­nes más avan­za­das (el bol­si­llo man­da hoy más que nun­ca), que no cun­da el pá­ni­co. La tec­no­lo­gía nos ofre­ce so­lu­cio­nes a buen pre­cio que con­ver­ti­rán nues­tro an­ti­guo mo­de­lo de te­le­vi­sor en una smart TV.

1. UN USB PA­RA UNA NUE­VA EX­PE­RIEN­CIA.

Es una de las po­si­bi­li­da­des más eco­nó­mi­cas, sen­ci­llas y dis­cre­tas (los USB ape­nas ocu­pan es­pa­cio). Aun­que las gran­des mar­cas no han he­cho de­ma­sia­do ca­so a los sticks que, uni­dos a la te­le, la trans­for­man en in­te­li­gen­te, ya hay una ofer­ta no­ta­ble de es­tos pro­duc­tos (des­de el Z2C de Ze­ro De­vi­ces al Kit An­droid Smart TV de Haier, pa­san­do por el Energy An­droid TV Don­gle). ¿Có­mo fun­cio­nan? Es muy sen­ci­llo. Co­ge­mos el USB, lo co­nec­ta­mos a nues­tro an­ti­guo te­le­vi­sor a tra­vés del puer­to HDMI (el mis­mo que usa­mos pa­ra en­la­zar una vi­deo­con­so­la a la pan­ta­lla). En­ton­ces, el stick cap­ta el Wi-Fi del rou­ter que te­ne­mos en ca­sa y la te­le que ca­si dá­ba­mos por ob­so­le­ta re­vi­ve pa­ra mo­der­ni­zar­se. ¿Un mi­la­gro? ¡Pue­de!

2. DE LAS ‘APPS’ AL MAN­DO.

An­tes de ir a la tien­da a to­da pri­sa en bus­ca de un USB pa­ra con­fe­rir in­te­li­gen­cia a nues­tra te­le, de­be­mos te­ner en men­te cier­tos as­pec­tos. Por ejem­plo, que la ma­yo­ría de los sticks ca­tó­di­cos fun­cio­nan con An­droid (un sis­te­ma ope­ra­ti­vo que, al ser abier­to, da mu­cho jue­go pa­ra es­te ti­po de pro­pues­tas). Una vez que co­nec­te­mos el USB al te­le­vi­sor, po­dre­mos na­ve­gar por la red y des­car­gar­nos to­das las apps de la tien­da Goo­gle Play que desee­mos, aun­que he­mos de con­si­de­rar que la usa­bi­li­dad de cier­tos jue­gos tal vez sea peor de lo que nos gus­ta­ría, al ha­ber­se con­ce­bi­do pa­ra una pan­ta­lla tác­til. Ade­más, al­gu­nos USB vie­nen con un man­do a dis­tan­cia in­cor­po­ra­do, co­mo el de Haier. En cam­bio, pa­ra uti­li­zar otros (por ejem­plo, el Z2C de Ze­ro De­vi­ces) de­be­re­mos com­prar­nos un ra­tón o un te­cla­do, qui­zá inalám­bri­co, con tal de na­ve­gar.

3. CA­JAS MÁ­GI­CAS.

A fin de re­no­var las pres­ta­cio­nes de nues­tra te­le, otra po­si­bi­li­dad es ad­qui­rir las eco­nó­mi­cas ca­ji­tas mul­ti­me­dia que al­gu­nas mar­cas han crea­do con tal ob­je­ti­vo (es el ca­so del mo­de­lo Smarty SP820 de LG o del An­droid TV Box de Energy Sistem). Fun­cio­nan igual que los sticks, es de­cir, se co­nec­tan a la te­le vía HDMI y usan el Wi-Fi del rou­ter de ca­sa pa­ra dar ac­ce­so a in­ter­net. A di­fe­ren­cia de los USB, es­tas ca­ji­tas má­gi­cas sue­len in­cluir fun­cio­nes ex­tra (por ejem­plo, de gra­ba­ción de la TDT) y al­gu­nas vie­nen con un eco­sis­te­ma pro­pio de apli­ca­cio­nes de se­rie. El Smarty SP820 de LG, por ejem­plo, incluye apps es­pe­cí­fi­cas de los vi­deo­clubs on-li­ne Wua­ki y ADNS­tream. Por tan­to, se­rá útil in­for­mar­nos con an­te­rio­ri­dad so­bre el ca­tá­lo­go en con­cre­to que nos en­con­tra­re­mos una vez que nues­tra te­le es­té en lí­nea. El set-top box Ap­ple TV tam­bién se incluye en es­te apar­ta­do.

4. DOS PÁ­JA­ROS DE UN TI­RO.

Otra idea eco­nó­mi­ca con­sis­te en sa­car el má­xi­mo par­ti­do a los dis­po­si­ti­vos que ya ten­ga­mos en ca­sa y que, tal vez, no ha­ya­mos com­pra­do de una ma­ne­ra es­pe­cí­fi­ca pa­ra ac­tua­li­zar las fun­cio­nes de nues­tra te­le. Las vi­deo­con­so­las, por ejem­plo, nos ayu­dan a op­ti­mi­zar el ren­di­mien­to del te­le­vi­sor. La apues­ta por la nu­be de la re­cién pre­sen­ta­da Xbox One o las fun­cio­nes de chat y de com­par­tir en Fa­ce­book de la fu­tu­ra PlayS­ta­tion 4 re­fle­jan es­ta idea. Por otra par­te, un re­pro­duc­tor blu-ray o los sis­te­mas de ci­ne en ca­sa tam­bién pue­den ser­vir­nos pa­ra re­ci­clar la te­le. En mu­chos ca­sos, bas­ta­rá con que apre­te­mos un bo­tón del man­do a dis­tan­cia pa­ra ac­ce­der al mun­do on-li­ne. A mo­do de ejem­plo es­tá el nue­vo re­pro­duc­tor blu-ray BDT130, que per­mi­te en­trar a Vie­ra Cast, la pla­ta­for­ma de Pa­na­so­nic.

USB Energy Sys­tem pa­ra An­droid TV.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.