“MI ‘WEB­SE­RIE’, RO­DA­DA EN CA­TA­LÁN, QUIE­RE LLE­GAR A UN PÚ­BLI­CO UNI­VER­SAL”

RO­GER CO­MA, ac­tor en fic­cio­nes de TV3 y An­te­na 3, y crea­dor de una ‘web­se­rie’

La Vanguardia - Vivir TV - - ENTREVISTA - Gran Nord? ¿Pre­pa­ra una ter­ce­ra no­ve­la? web- sit-com?

De­bu­tó en te­le­vi­sión con Lau­ra (1998), la se­rie li­de­ra­da por Lloll Bertran que él des­ta­ca por su “hu­mor so­brio”, y si­gue ex­plo­ran­do el cam­po de la co­me­dia con la su­rrea­lis­ta Gran Nord. Ro­ger Co­ma tam­bién con­fie­re un tono jo­co­so a su web­se­rie Les co­ses grans, una fic­ción on-li­ne de ocho epi­so­dios que se es­tre­na el pró­xi­mo miér­co­les. La sit-com que ha crea­do, si bien tie­ne una vo­lun­tad ame­na e iró­ni­ca, hu­ye del gag, del sim­ple chis­te fá­cil. En la pe­que­ña pan­ta­lla, ac­tual­men­te, po­de­mos ver al ac­tor ca­ta­lán ha­cien­do de un mos­so mi­tó­mano en Gran Nord (TV3) y de un sa­cer­do­te fo­go­so en Gran Ho­tel (An­te­na 3).

En Gran Nord, in­ter­pre­ta a un po­li­cía a quien no le gus­tan ni las pis­to­las ni el or­den, y en a un re­li­gio­so na­da cas­to. ¿Es que no le van las im­po­si­cio­nes?

Pue­de ser. Am­bos son per­so­na­jes que apor­tan su pe­que­ño grano re­vo­lu­cio­na­rio a las se­ries, es ver­dad.

Gran Ho­tel se des­pe­di­rá el pró­xi­mo 25 de ju­nio. ¿Qué hay de

Se­gu­ra­men­te, tam­po­co se re­to­ma­rá otra edi­ción. No es­tá de­ci­di­do del to­do, pe­ro to­do apun­ta a que no re­no­va­rá. Por ejem­plo, las an­te­rio­res tem­po­ra­das las co­men­za­mos a gra­bar a fi­na­les de ju­lio, y es­te año ni si­quie­ra es­tá pre­vis­to ha­cer­lo.

En es­ta co­me­dia su­rrea­lis­ta del ca­nal ca­ta­lán, in­clu­so es­cri­bió al­gún ca­pí­tu­lo.

Es­tu­ve de dia­lo­guis­ta en un epi­so­dio. El equi­po de guio­nis­tas es un gru­po bas­tan­te abier­to y, al es­tar en la se­rie co­mo ac­tor, les hi­zo gra­cia que pu­die­ra in­ter­ve­nir tam­bién es­cri­bien­do. Creo que con­fia­ron en mí, en par­te, por­que ha­bía pu­bli­ca­do un par de no­ve­las [ Si ai­xò és Pa­rís y He co­ne­gut una noia, am­bas edi­ta­das por Co­lum­na]. Gran Nord es una se­rie muy co­ral y re­sul­tó in­tere­san­te tra­ba­jar so­bre dón­de po­ner el fo­co. Ade­más, con­si­de­ro su­ges­ti­vo ha­cer­lo es­tan­do den­tro de la fic­ción co­mo in­tér­pre­te, por­que hay una apre­cia­ción de los per­so­na­jes di­fe­ren­te. Es otro ti­po de tex­tu­ra, la que per­ci­bes: co­mo ac­tor, co­no­ces la par­te más animal y vis­ce­ral de tu pa­pel, mien­tras que de guio­nis­ta ex­plo­ras el la­do in­te­lec­tual. No, he apar­ca­do la na­rra­ti­va pa­ra cen­trar­me en un pro­yec­to au­dio­vi­sual, la web­se­rie Les co­ses grans, que ac­tual­men­te me ocu­pa las 24 ho­ras del día. Es­ta co­me­dia re­quie­re mi de­di­ca­ción ab­so­lu­ta por­que, al ser un pro­yec­to low cost, exi­ge la máxima im­pli­ca­ción.

De he­cho, se res­pon­sa­bi­li­za de mu­chas fa­ce­tas de su se­rie on-li­ne. La ha es­cri­to y, asi­mis­mo, la in­ter­pre­ta, di­ri­ge y pro­du­ce.

La pro­duz­co por ne­ce­si­dad: oja­lá hu­bie­ra en­con­tra­do a al­guien que la fi­nan­cia­ra. En cuan­to al equi­po, ya ha­bía tra­ba­ja­do con to­dos ellos, así que creé un gru­po que se re­la­cio­na­ra con na­tu­ra­li­dad. Ha exis­ti­do muy buen ro­llo en­tre to­dos. Mien­tras que en una gran em­pre­sa to­do fun­cio­na co­mo una má­qui­na, con más ri­gor, en es­ta fa­mi­lia que ha con­for­ma­do Les co­ses grans ha­bía, so­bre to­do, un am­bien­te de ro­da­je muy re­la­ja­do, en el que fluía la es­pon­ta­nei­dad.

En es­ta co­me­dia cos­tum­bris­ta ¡en­tra­mos has­ta en su co­ci­na!

Se ha ro­da­do en mi pi­so tam­bién por ne­ce­si­dad. Me da pu­dor mos­trar mi in­ti­mi­dad, pe­ro apro­ve­ché que iba a cam­biar de vi­vien­da, por­que ter­mi­na­ba mi con­tra­to de al­qui­ler, pa­ra que­mar mi pi­so co­mo pla­tó. Apar­te, el es­pa­cio te­nía mu­chos in­gre­dien­tes que fun­cio­na­ban bien pa­ra el ro­da­je, co­mo la lu­mi­no­si­dad y el des­or­den. Ese se­gun­do pun­to era un in­con­ve­nien­te a la ho­ra de gra­bar, pe­ro le da­ba el to­que de rea­lis­mo que que­ría ofre­cer.

¿Com­por­tó más di­fi­cul­ta­des ro­dar en su an­ti­guo pi­so del Bor­ne bar­ce­lo­nés?

En­se­gui­da se iba la luz, así que ha ha­bi­do un tra­ba­jo me­ticu­loso de ilu­mi­na­ción. Res­pec­to al so­ni­do, es­tá cla­ro que nos mo­les­ta­ban rui­dos de la ca­lle, co­mo el bu­ta­ne­ro. En con­tra­par­ti­da, al tra­tar­se de un pi­so real, la at­mós­fe­ra re­sul­tó más cá­li­da.

Vi­nien­do de Gran Nord y Gran Ho­tel, ¿no po­día fal­tar el gran­de en el tí­tu­lo de su

Sí, po­dría­mos de­cir que he in­terio­ri­za­do to­do lo gran­de [ri­sas]. El nom­bre es iró­ni­co, se re­fie­re a esas gran­des co­sas que uno va bus­can­do en la vida, co­mo un gran amor o una gran mi­sión. Sin em­bar­go, nues­tro día a día lo con­for­man pe­que­ños ges­tos y pa­si­tos di­mi­nu­tos.

La du­ra­ción de los ca­pí­tu­los sí que es re­du­ci­da: 10 mi­nu­tos.

Esa du­ra­ción se adap­ta al me­dio: in­ter­net. En cuan­to a la for­ma, hui­mos de lo con­tem­pla­ti­vo, pro­pio del ci­ne, y apos­ta­mos por un rit­mo di­ná­mi­co. Por otra par­te, los epi­so­dios no tie­nen una con­ti­nui­dad, son ce­rra­dos, pa­ra per­mi­tir ver­los de for­ma des­or­ga­ni­za­da o, in­clu­so, sal­tar­se al­guno, si se desea. La se­rie la con­for­man cin­co per­so­na­jes y el mío es el que ane­xio­na al res­to. In­ter­pre­to a Ca­nu­das, un pro­duc­tor au­dio­vi­sual neu­ró­ti­co. Ferrer [Da­vid Ver­da­guer] es mi am­bi­cio­so so­cio y Mar­tí­nez [Mar Ull­de­mo­lins] mi prag­má­ti­ca no­via. Com­ple­tan el re­par­to Pep [Pep Am­brós], el her­mano de mi pa­re­ja, y Rey­nés [Margalida Gri­malt], una psi­có­lo­ga al­go alo­ca­da.

Ro­ger Co­ma (Bar­ce­lo­na, 1976) ha par­ti­ci­pa­do en pro­yec­tos de ci­ne, tea­tro y te­le­vi­sión (

Es­pe­ra que su in­cur­sión en el cam­po au­dio­vi­sual on-li­ne no sea flor de un día. Así, le en­can­ta­ría ro­dar una se­gun­da tem­po­ra­da de su pro­yec­to más per­so­nal, la

aun­que de­pen­de de que la pri­me­ra re­por­te al­gu­nos be­ne­fi­cios, pues, aun­que con­si­de­ra­da una pe­que­ña pro­duc­ción, se han im­pli­ca­do ca­si 30 pro­fe­sio­na­les en ella. Y re­co­no­ce: “Mi vo­lun­tad es ha­cer otro cur­so. Has­ta he es­cri­to las lí­neas ar­gu­men­ta­les de nue­vos ca­pí­tu­los”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.