HE­ROI­NAS DA­NA­DAS

La Vanguardia - Vivir TV - - NEWS -

II Cuan­do en Holly­wood pien­san en un Os­car, pien­san pri­me­ro en ac­to­res que in­ter­pre­tan per­so­na­jes con una dis­mi­nu­ción psí­qui­ca o fí­si­ca, con un de­fec­to, con un im­pe­di­men­to. La te­le­vi­sión pa­re­ce que se de­can­ta más por las he­roí­nas im­per­fec­tas, em­pe­zan­do por Clai­re Da­nes, la he­roí­na da­ña­da por ex­ce­len­cia.

Fla­man­te ga­na­do­ra del Emmy –el Os­car de la te­le­vi­sión– por su in­ter­pre­ta­ción de Ca­rrie en Ho­me­land, Clai­re Da­nes no ejer­ce de Ángel de Charlie al uso, siem­pre di­vi­na. Por el con­tra­rio, Ca­rrie, en sus ma­nos, es una mu­jer que su­fre un tras­torno bi­po­lar y se le no­ta. En el cuer­po y en la ca­ra, mo­vién­do­se cons­tan­te­men­te en­tre la lo­cu­ra y la ge­nia­li­dad. Don­de so­lo el jazz clá­si­co pa­re­ce tran­qui­li­zar­la. En Ho­me­land, Ca- rrie/Clai­re ha su­fri­do es­ta­dos agu­dos de ines­ta­bi­li­dad y de de­pre­sión, com­ba­ti­dos me­dian­te el ra­di­cal mé­to­do del elec­tro­cho­que. ¡De lo­cos! Ella que fue la de­li­ca­da Ju­lie­ta fren­te a Romeo (DiCa­prio), en­lo­que­ci­da de amor, aho­ra –por mo­men­tos– es­tá lo­ca de in­ter­pre­tar un pa­pel que, ase­gu­ra la ac­triz, le ha de­vuel­to las ga­nas de se­guir. Con­sul­tó a psi­có­lo­gos y ha­bló con afec­ta­dos por el tras­torno pa­ra en­car­nar a Ca­rrie. Pe­ro so­bre todo, se­gún re­pi­te la mis­ma Da­nes, ha se­gui­do los con­se­jos que le die­ron ami­gas co­mo Meryl Streep, Su­san Sa­ran­don o Jo­die Fos­ter: “Ir a por to­das y be­ber mu­cha agua pa­ra las es­ce­nas de lá­gri­mas”.

Pe­ro hay más he­roí­nas ro­tas. Con­si­de­re­mos a Diane Kru­ger, la pro­ta­go­nis­ta de The

brid­ge (Fox). Una se­rie (que ten­drá una se­gun­da en­tre­ga) en la que la ac­triz ale­ma­na en­car­na a Son­ya Croos: una ofi­cial de po­li­cía afec­ta­da del

sín­dro­me de As­per­ger (que es otra for­ma de au­tis­mo). Mu­jer in­tui­ti­va, enamo­ra­da de su tra­ba­jo, te­naz, Diane/Son­ya ca­re­ce, sin em­bar­go de em­pa­tía por los de­más, y, por lo tan­to, tie­ne gra­ves di­fi­cul­ta­des pa­ra re­la­cio­nar­se con las per­so­nas. Ac­túa con gé­li­da pro­fe­sio­na­li­dad, bus­can­do –en la pri­me­ra en­tre­ga de la se­rie– el ase­sino de una mu­jer par­ti­da por la mi­tad –que son dos: do­ble mu­jer o mi­tad y mi­tad– en me­dio del puen­te que se­pa­ra El Pa­so de Ciu­dad Juárez. Otra he­roí­na da­ña­da, pues. Co­mo da­ña­da, a su di­ver­ti­da ma­ne­ra, es­tá la en­fer­me­ra Jac­kie ( Nur­se Jac­kie) que Edie Fal­co –la que fue­ra Car­me­la So­prano en Los

So­prano– en­car­na con ra­ra cre­di­bi­li­dad. Nur­se Jac­kie (Ca­nal+), adic­ta a las dro­gas ade­más de ex­ce­len­te en­fer­me­ra, al­guien de con­fian­za. Pa­ra quien las nor­mas es­ta­ble­ci­das tie­nen es­ca­so va­lor. Y sin em­bar­go es una gran pro­fe­sio­nal. Co­mo pro­fe­sio­nal era, por aca­bar con la con­ta­bi­li­dad de he­roí­nas da­ña­das, la eje­cu­ti­va que fue agre­si­va en­car­na­da por Lau­ra Dern en la se­rie En

ligh­te­ned. Una se­rie co­no­ci­da en­tre no­so­tros co­mo

Ilu­mi­na­da (Ca­nal+), la úl­ti­ma jo­ya de HBO. Un desas­tre de mu­jer a la que no le que­da (ca­si) na­da tras ha­ber­lo te­ni­do todo.

LAU­RA DERN

DIANE KRU­GER

EDIE FAL­CO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.