De or­gas­mos, se­xo y (bue­na) am­bien­ta­ción

La Vanguardia - Vivir TV - - NEWS -

Qui­zá los pri­me­ros des­nu­dos llegaron, de for­ma sis­te­má­ti­ca, con las chi­cas que bai­la­ban en la ba­rra del bar de Tony So­prano. La te­le­vi­sión es­ta­dou­ni­den­se, a di­fe­ren­cia de la eu­ro­pea, ha he­cho de la des­nu­dez –y del se­xo– un ta­bú pa­ra los ca­na­les ge­ne­ra­lis­tas, en abier­to. Ha si­do la te­le­vi­sión por ca­ble, con HBO a la ca­be­za, pro­duc­to­ra de Los So­prano, la que ha he­cho del des­nu­do fe­me­nino uno de sus ali­cien­tes. Con di­fe­ren­te sig­ni­fi­ca­do se­gún la se­rie, cla­ro es­tá. En The wi­re, Brea­king bad e in­clu­so en Mad men, los des­nu­dos y las es­ce­nas de se­xo, son es­ca­sas y siem­pre por exi­gen­cias del guión, co­mo se so­lía de­cir en Es­pa­ña en los tiem­pos del des­ta­pe. Jus­ti­fi­ca­das por el dra­ma. En Jue­go de tronos, sin em­bar­go, el des­nu­do se ha con­ver­ti­do en una mar­ca de fá­bri­ca de la se­rie. Una trans­gre­sión a pla­zo fi­jo, ca­da 20 mi­nu­tos del ca­pí­tu­lo más o me­nos. Un ges­to de li­ber­tad sis­te­ma­ti­za­do pa­ra una te­le­vi­sión que só­lo per­mi­te tal atre­vi­mien­to

Se­xo en Nue­va York. Pe­ro nun­ca ha­bía si­do con­tes­ta­da con la fran­que­za de Mas­ters of sex.

Otro ele­men­to co­mún a las se­ries por ca­ble, de la que Mas

ters of sex es una re­pre­sen­tan­te pa­ra­dig­má­ti­ca, es su cui­da­da am­bien­ta­ción. En la se­rie, co­mo tam­bién en Mad men o en la ci­ta­da Board­walk em­pi­re, na­da se de­ja al azar. To­do es­tá mi­li­me­tra­do, ca­paz de re­sis­tir la com­pa­ra­ción con las pe­lí­cu­las de Holly­wood de épo­ca, mu­cho más mi­ma­das por los gran­des pre­su­pues­tos.

Mad men cul­ti­va la ima­gen

El ero­tis­mo de Los So­prano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.