A con­tra­co­rrien­te

La Vanguardia - Vivir TV - - VIVIRTV -

1. ALI­CIA FLO­RRICK

THE GOOD WI­FE Cuan­do los po­lí­ti­cos nor­te­ame­ri­ca­nos se en­fren­tan a un es­cán­da­lo, sue­len acer­car­se a la pren­sa con su mu­jer al la­do. Pues una de es­tas sa­cri­fi­ca­das es­po­sas es Ali­cia Flo­rrick, que de­ci­de re­cons­truir su vi­da co­mo abo­ga­da des­pués de su­frir in­fi­de­li­da­des y la hu­mi­lla­ción pú­bli­ca. Julianna Margulies ha ga­na­do un Emmy por es­te tra­ba­jo, que ya lle­va cin­co tem­po­ra­das en an­te­na y pue­de ver­se en Fox ca­da mar­tes. 2. SKY­LER WHI­TE

BREA­KING BAD Pue­de que el ros­tro de Br­yan Crans­ton sea mu­cho más po­pu­lar que el de An­na Gunn, pe­ro no pue­de en­ten­der­se a Walter Whi­te sin Sky­ler. Ella es la voz de la con­cien­cia en una se­rie so­bre la pér­di­da de la mo­ral y la hu­ma­ni­dad. Paramount Co­medy es­tá emi­tien­do la úl­ti­ma tem­po­ra­da, que re­ci­bió el Emmy a la me­jor se­rie dra­má­ti­ca y a la me­jor ac­triz se­cun­da­ria. 3. BETTY DRA­PER

MAD MEN Cuan­do Betty (Ja­nuary Jo­nes) sa­lió al jar­dín a pe­gar ti­ros a las pa­lo­mas, que­dó cla­ro que es­ta mu­jer no pa­sa­ba por su me­jor mo­men­to. ¿Pa­de­ce­ría la mis­ma de­pre­sión cró­ni­ca si Don no la hu­bie­se des­pre­cia­do con sus sis­te­má­ti­cas in­fi­de­li­da­des? Es­ta es una de las eter­nas cues­tio­nes de la se­rie de Matt­hew Wei­ner. 4. BREE VAN DE KAMP

MU­JE­RES DESESPERADAS Ella es la de­ses­pe­ra­da por an­to­no­ma­sia. Adic­ta a la lim­pie­za, re­ca­ta­da en la ca­ma y ul­tra-con­tro­la­do­ra, Bree vio có­mo los pi­la­res de su exis­ten­cia se des­va­ne­cían cuan­do des­cu­brió las pre­fe­ren­cias ma­so­quis­tas de su ma­ri­do y la ho­mo­se­xua­li­dad de su hi­jo. Su evo­lu­ción fue el pun­to ál­gi­do de es­ta co­me­dia ácida que tu­vo ocho tem­po­ra­das y que fue un fe­nó­meno so­cial en EE.UU. 5. CER­SEI LAN­NIS­TER

JUE­GO DE TRO­NOS Su car­ta de pre­sen­ta­ción fue una es­ce­na de in­ces­to con su her­mano y su com­pli­ci­dad en el in­ten­to de ase­si­na­to de un ni­ño inocen­te. Ella es ma­la y la adap­ta­ción de es­te re­la­to fan­ta­sio­so-me­die­val de G.R.R. Mar­tin no fin­ge lo con­tra­rio, pe­ro tam­bién ex­po­ne la reali­dad que es­tá li­mi­ta­da por su se­xo en una era ma­chis­ta. Sus ma­qui­na­cio­nes po­drán vol­ver a ver­se en pri­ma­ve­ra en Ca­nal + cuan­do se es­tre­ne la cuar­ta tem­po­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.