La infidelidad, en el ai­re

SE­RIES CO­MO ‘THE GOOD WI­FE’, SO­BRE ABO­GA­DOS, TIE­NEN AL MA­TRI­MO­NIO Y SU TRAI­CIÓN CO­MO EJE DRA­MÁ­TI­CO. LO MIS­MO OCU­RRE EN ‘HO­ME­LAND’ Y ‘THE AME­RI­CANS’

La Vanguardia - Vivir TV - - NEWS -

del año 2013 que aca­ba de pu­bli­car el Ame­ri­can Film Ins­ti­tu­te. La lis­ta la en­ca­be­za Bra­king bad, don­de el adul­te­rio tie­ne po­co pe­so. Pe­ro a esa se­rie le si­gue, en se­gun­da po­si­ción, Jue­go de tronos, no só­lo con adul­te­rio en su tra­ma: ¡con in­ces­to! Y se­gui­da­men­te The good wi­fe, Hou­se of cards, Mad men, Mas­ters of sex, por ci­tar al­gu­na de las ele­gi­das, to­das con adul­te­rios den­tro. Y por su­pues­to, Scandal.

¿Por qué es­ta ob­se­sión por la infidelidad? “Pa­re­ce que vi­vi­mos en una na­ción/adul­te­rio”, de­cía re­cien­te­men­te el Holly­wood Re­por­ter. “Don­de ca­si to­dos, han si­do trai­cio­na­dos y en lu­gar de en­men­dar­se, se con­vier­ten en a su vez en trai­cio­ne­ros, en men­ti­ro­sos: en adúl­te­ros”.

La de­fi­ni­ción clá­si­ca de adul­te­rio (del la­tín adul­te- rium) ci­ta la re­la­ción se­xual de dos per­so­nas cuan­do uno o am­bos de los im­pli­ca­dos es­tán ca­sa­dos con otras per­so­nas. En las cul­tu­ras in­flui­das por la re­li­gión del Li­bro –cris­tia­nis­mo, ju­daís­mo e is­la­mis­mo–, el adul­te­rio ha si­do mo­ral­men­te cen­su­ra­do y has­ta pe­na­do (pa­ra las mu­je­res). Un de­li­to in­clui­do en el Có­di­go Pe­nal has­ta ha­ce po­co. En Es­pa­ña el adul­te­rio fue un de­li­to has­ta el 19 de fe­bre­ro de 1978. En Ar­gen­ti­na lo fue has­ta el año 1995. Pe­ro el adul­te­rio en la fic­ción te­le­vi­si­va no es, ya no sue­le ser, un asun­to le­gal. Tam­po­co im­pli­ca un jui­cio mo­ral. Ha­bla más bien de trai­cio­nes ín­ti­mas, de fal­ta de con­fian­za y de men­tir, y, eso, la men­ti­ra, ya sea pú­bli­ca o pri­va­da, la men­ti­ra co­mo símbolo, pa­sa de ser un asun­to pri­va­do a un sín­to­ma de la so­cie­dad.

En se­ries co­mo The good wi­fe o The ame­ri­cans, el adul­te­rio, la in-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.