Bi­blio­te­ca del al­ma

La Vanguardia - Vivir TV - - VIVIRTV -

Iker Ji­mé­nez es un cru­ce en­tre el doc­tor Ji­mé­nez del Oso (que no era su pa­dre) y Fé­lix Ro­drí­guez de la Fuen­te, por los con­te­ni­dos y por la dra­ma­ti­za­ción en la pro­so­dia, por el son­so­ne­te y el fra­seo. Iker Ji­mé­nez, tan­to en su pro­gra­ma de ra­dio ( Ter­cer mi­le­nio, ca­de­na Ser) co­mo en te­le­vi­sión ( Cuar­to mi­le­nio, Cua­tro, do­min­gos por la no­che), es ca­paz de pe­ro­rar so­bre cual­quier asun­to con la mis­ma pa­sión con la que da­ría lec­tu­ra en pri­mi­cia al ter­cer se­cre­to de Fá­ti­ma.

Aco­me­te un dis­cur­so siem­pre cua­ja­do de si­len­cios e hi­pér­bo­les a par­tes igua­les. El ca­so es que Iker Ji­mé­nez con­si­gue mag­ne­ti­zar a una le­gión de en­tu­sias­tas del mis­te­rio con su ver­bo de en­re­da­de­ra, de co­lum­na salomónica, frac­tal, que se frag­men­ta y des­pa­rra­ma, quie­bra y re­com­po­ne en un mo­nó­lo­go que pa­re­ce que no lle­ga­rá a nin­gu­na par­te, pe­ro que lle­ga. Me ad­mi­ra ese ta­len­to pa­ra mor­der la pie­za y des­pla­zar­se con ella en los dien­tes por la­be­rín­ti­cos sen­de­ros y no sol­tar­la has­ta el fi­nal del tra­yec­to, sem­bran­do ho­meo­pá­ti­ca in­for­ma­ción, do­sis de da­tos has­ta cul­mi­nar la char­la.

Por eso mi sec­ción fa­vo­ri­ta de Cuar­to mi­le­nio es esa en la que Iker Ji­mé­nez ejer­ce de crí­ti­co de li­bros de su bi­blio­te­ca par­ti­cu­lar, la que ali­men­tó su pa­sión por los enig­mas des­de ni­ño, una bi­blio­te­ca sen­ti­men­tal sal­pi­ca­da de ovnis y alie­ní­ge­nas, in­cas y ma­yas, pe­tro­gli­fos y ca­te­dra­les, trián­gu­los de las Ber­mu­das y ma­pas se­cre­tos, tem­pla­rios y ro­sa­cru­ces, ca­ba­lis­tas y ma­gos, te­so­ros y ca­pi­llas, dól­me­nes y men­hi­res, dio­ses y as­tro­nau­tas, al­qui-

Bertlitz; de Mi­chel Peis­sel; ro, de Von Da­ni­ken... ¡Es­ta­lli­dos de la ima­gi­na­ción!

Iker, si no has co­men­ta­do al­guno de es­tos li­bros, sá­ca­los del anaquel, que sa­brás sa­car­les mu­cho ju­go. mis­tas y pe­re­gri­nos, cha­ma­nes y es­pi­ri­tis­tas, te­lé­pa­tas y pa­ra­psi­có­lo­gos, es­pec­tros y gria­les. A es­ta sec­ción le lla­ma Bi­blio­te­ca del al­ma, un be­llo epí­gra­fe pa­ra una sec­ción en la que Iker se plan­ta jun­to a un anaquel re­ple­to de li­bros, ex­trae un ejem­plar, lo mues­tra y lo co­men­ta, en pie, con el li­bro en­tre los de­dos y la mi­ra­da fe­bril y per­di­da en en el hu­mo de la pa­la­bra.

Cuan­do Iker Ji­mé­nez co­men­ta uno de es­tos li­bros su­yos del al­ma, se le va la ca­be­za y es más Iker que nun­ca, por­que re­co­nec­ta con el cha­val que fue y al que se le in­fla­mó la ima­gi­na­ción. Re­sul­ta hip­nó­ti­co ver­le, en esos mo­men­tos, por có­mo lo cuen­ta. Ha­bla de li­bros que no des­ta­can por sus va­lo­res li­te­ra­rios, sino por su ca­pa­ci­dad de su­ges­tión en una men­te ju­ve­nil, co­mo tan­tos que ser­vi­dor le­yó de mo­zal­be­te (ade­más de los ál­bu­mes de Tin­tín): Dio­ses, tum­bas y sa­bios, de Ce­ram; El re­torno de los bru­jos, de Pa­wels y Ber­gier; He­rre­ros y al­qui­mis­tas, de Mir­cea Elia­de; El mis­te­rio de las ca­te­dra­les, de Ful­ca­ne­lli; El trián­gu­lo dia­bó­li­co de las Ber­mu­das, de Char­les El oro de las hor­mi­gas,

Re­cuer­dos del fu­tu-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.