Nos­tal­gia por el ‘ci­ne noir’

EL CREA­DOR DE ‘THE WALKING EDAD’, FRANK DA­RA­BONT, VUEL­VE CON ‘MOB CITY’, SEIS CA­PÍ­TU­LOS SO­BRE LA MA­FIA DE LOS ÁN­GE­LES EN LOS AÑOS CUA­REN­TA

La Vanguardia - Vivir TV - - VIVIRTV - SAL­VA­DOR LLOPART

Es his­to­ria: his­to­ria de Es­ta­dos Uni­dos. En los años cua­ren­ta el cri­men or­ga­ni­za­do, o me­jor, eso que lla­ma­mos la ma­fia –do­mi­na­da por las gran­des fa­mi­lias de Nue­va York y Chica­go ins­ta­la­das en las gran­des ciu­da­des del es­te del país des­de los ru­gien­tes años vein­te–, in­ten­tó me­ter mano a la ciu­dad de Los Án­ge­les.

Pe­ro la ma­fia fra­ca­só. Lo di­cen esos mis­mos li­bros de his­to­ria: fra­ca­só por­que la ciu­dad del ci­ne, del al­go­dón, del tex­til y de tan­tos otros pro­duc­tos esen­cia­les pa­ra la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos, la se­gun­da ciu­dad más gran­de del país, pu­so en mo­vi­mien­to un cuer­po de po­li­cía al­ta­men­te mo­ti­va­do. Unos es­cua­dro­nes de la muer­te que no du­da­ban en re­cu­rrir a mé­to­dos po­co ho­mo­lo­ga­bles –se­gún los pro­pios cri­te­rios le­ga­les– pa­ra fre­nar aque­llas am­bi­cio­nes cri­mi­na­les.

El re­sul­ta­do de aque­lla gue­rra en­tre el cri­men y la po­li­cía, gue­rra más o me­nos se­cre­ta, más o me­nos su­cia, fue un in­con­ta­ble nú­me­ro de ca­dá­ve­res. Una gue- rra sin de­cla­rar pe­ro que, co­mo todo con­flic­to, tu­vo sus hé­roes, sus (in­con­ta­bles) víc­ti­mas y sus vi­lla­nos. Tam­bién su épi­ca y su le­yen­da. Lar­go­me­tra­jes co­mo L.A. Con­fi­den­tial (1997) y Bri­ga­da de éli­te (2013), por ci­tar las dos pri­me­ras que se le vie­nen a uno a la men­te, han tra­ta­do el asun­to.

Aho­ra es la te­le­vi­sión la que re­cu­rre a la mis­ma épo­ca, tan car­ga­da de mi­to­lo­gía (cri­mi­nal). Frank Da­ra­bont, di­rec­tor Ca­de­na per­pe­tua y La mi­lla ver­de, crea­dor a su vez de The walking dead pa­ra la te­le­vi­sión –se­rie de la que sa­lió tras la pri­me­ra tem­po­ra­da por desave­nen­cias con los pro­duc­to­res–, vuel­ve a la pe­que­ña pan­ta­lla con Mob city. Mi­ni­se­rie de seis ca­pí­tu­los que TNT pro­yec­ta­rá en Es­pa­ña de la mis­ma ma­ne­ra que fue pro­yec­ta­da en Es­ta­dos Uni­dos: dos ca­da vez. Los dos pri­me­ros se emi­ti­rán el pró­xi­mo lu­nes, 13 de enero.

Mob city es una se­rie de gángs­ters don­de los per­so­na­jes his­tó­ri­cos se mez­clan con los per­so­na­jes de fic­ción, al igual que ocu­rre en Board­walk em­pi­re, am­bien­ta­da en Atlan­tic City: otra se­rie que gi­ra al­re­de­dor del cri­men or­ga­ni­za­do, pe­ro en su ca­so du­ran­te la épo­ca de la ley se­ca de los vein­te.

En Mob city apa­re­ce el gángs­ter Mac­key Cohen (in­ter­pre­ta­do por Je­remy Lu­ke, de Mu­je­res desesperadas), o el le­gen­da­rio ma­fio­so ju­dío Bugsy Sie­gel –que ya tu­vo su pro­pio lar­go­me­tra­je, Bugsy ( 1991), de Barry Le­vin­son, pro­ta­go­ni­za­da por Wa­rren Beatty–. De he­cho, Bugsy, que en Mob city in­ter­pre­ta Ed­ward Burns, pa­só a la his­to­ria por in­ven­tar­se el la­do lú­di­co de Las Ve­gas. O sea, por in­ven­tar­se Las Ve­gas, sin más, por­que la ciu­dad per­di­da en me­dio del de­sier­to de Ne­va­da no es más que jue­go y ho­te­les.

Hay más per­so­na­jes his­tó­ri­cos en Mob city, ba­sa­da li­bre­men­te en el li­bro L.A. Noir, de John Bun­tin, un re­la­to pe­rio­dís­ti­co so­bre aque­llos tiem­pos con­vul­sos. Pe­ro, tras ver los dos pri­me­ros ca­pí­tu­los, se pue­de de­cir que en es­ta nue­va se­rie pe­sa más la fic­ción. La fic­ción le­gen­da­ria aque­llos tiem­pos: la épi­ca he­cha de no­ve­la ne­gra y ci­ne, tam­bién ne­gro. Un mun­do po­bla­do de gángs­ters de mi­ra­da tor­va; da­mas con la­bios de co­lor car­me­sí subido de tono y me­dias sin ca­rre­ras; co­ches gran­des; tra­jes con hom­bre­ras; go­rros de me­dio la­do, y abri­gos in­men­sos (pa­ra ocul­tar las me­tra­lle­tas). El dra­ma de Mob city es con­fu­so, co­mo lo era en El hal­cón mal­tés, una de sus re­fe­ren­cias es­té­ti­cas in­dis­cu­ti­bles. Im­por­ta más el tono y el es­ti­lo. Es un mun­do de le­yen­da por don­de me­ro­dea el po­li­cía pro­ta­go­nis­ta, un po­li (Jon Bernt­hal, ac­tor ve­te­rano de The walking dead) re­ser­va­do a la ma­ne­ra de Bo­gart, que ha­bla po­co, ca­mi­na mu­cho y lo que ve no le gus­ta na­da...

‘MOB CITY’ ES UNA SE­RIE DE GÁNGS­TERS DON­DE LOS PER­SO­NA­JES HIS­TÓ­RI­COS, PER­SO­NA­JES REALES, SE MEZ­CLAN CON LOS PER­SO­NA­JES DE FIC­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.