Gue­rra de se­ries

EL DUE­LO AN­TE­NA 3 Y TELECINCO SE HAN EN­ZAR­ZA­DO EN UNA DISPU­TA POR EL LI­DE­RAZ­GO EN LA QUE LOS ES­TRE­NOS DE FIC­CIÓN SON SUS AR­MAS DE COM­BA­TE

La Vanguardia - Vivir TV - - PORTADA - PE­RE SO­LÀ GIM­FE­RRER

Re­mon­té­mo­nos a oc­tu­bre del 2010. Por aquel en­ton­ces, An­te­na 3 te­nía pen­dien­te de emi­sión la se­rie his­tó­ri­ca His­pa­nia. No era ha­bi­tual que una ca­de­na es­pa­ño­la en­car­ga­se una fic­ción tan am­bi­cio­sa, así que en los des­pa­chos de Telecinco de­ci­die­ron emi­tir la mi­ni­se­rie Fe­li­pe y Le­ti­zia en la mis­ma fran­ja. Se anun­ció en el úl­ti­mo mi­nu­to, to­do con tal de cor­tar las alas a la com­pe­ten­cia, y a la ca­de­na se le abrió un ex­pe­dien­te por que­bran­tar las nor­mas de pro­gra­ma­ción. Es­ta cla­se de re­cur­sos, que se con­si­de­ran un gol­pe bajo, pa­re­cía que ha­bían que­da­do re­le­ga­dos al pa­sa­do has­ta que es­ta se­ma­na los dos ca­na­les han vuel­to a ju­gar al ga­to y el ra­tón con dos de sus ma­yo­res apues­tas, Vel­vet y B&b, de bo­ca

en bo­ca, que se mi­die­ron el lu­nes an­te la au­dien­cia.

Es­ta vez, sin em­bar­go, el de­pre­da­dor fue An­te­na 3. Me­dia­set ha­bía anun­cia­do con dos se­ma­nas de an­te­la­ción que emi­ti­ría la su­ce­so­ra na­tu­ral de Pe­rio­dis­tas en ese ho­ra­rio. La ma­nio­bra te­nía sen­ti­do: con­ta­ba con ros­tros po­pu­la­res co­mo Be­lén Rue­da y Fran Pe­rea, y El co­ra­zón del océano es­ta­ba pa­san­do sin pe­na ni glo­ria por An­te­na 3. Pe­ro los di­rec­ti­vos de Atresmedia no que­rían con­sen­tir que la com­pe­ten­cia es­tre­na­se otra fic­ción con éxi­to, so­bre to­do tras el pelotazo de El Prín­ci­pe, y re­cu­rrie­ron a las ma­las ar­tes de la con­tra­pro­gra­ma­ción. Tres días

EL PA­SA­DO LU­NES AN­TE­NA 3 CON­TRA­PRO­GRA­MÓ CON ‘VEL­VET’ PA­RA MI­NAR LAS PO­SI­BI­LI­DA­DES DE ÉXI­TO DE ‘B&B’, LA NUE­VA SE­RIE DE TELECINCO

an­tes, co­mo dic­ta­mi­nan las nor­mas, avi­sa­ron que emi­ti­rían un es­pa­cio de quin­ce mi­nu­tos de Vel­vet, un dra­ma ro­mán­ti­co que ape­la­ba al mis­mo pú­bli­co que el fe­nó­meno de es­te oto­ño, El tiem­po en­tre cos­tu­ras. Pa­ra ser exac­tos, lo hi­cie­ron la ma­dru­ga­da del vier­nes al sá­ba­do, de­jan­do a la com­pe­ten­cia sin mar­gen pa­ra ac­tuar, y du­ran­te el fin de se­ma­na anun­cia­ron que emi­ti­rían el pri­mer epi­so­dio ín­te­gro. Una ma­nio­bra que les sa­lió de ma­ra­vi­lla – Vel­vet con­si­guió 4,8 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res y B&b se que­dó con 2,8–, pe­ro que tam­bién les po­dría com­por­tar una mul­ta de 40.000 a 500.000 eu­ros si se con­si­de­ra que hu­bo in­frac­ción.

Pro­gra­mar en fun­ción de qué emi­ten los de­más ca­na­les es una cues­tión de ló­gi­ca em­pre­sa­rial. Hay que es­tu­diar don­de es­tá el ta­lón de Aqui­les de la com­pe­ten­cia y co­lo­car allí al­gún pro­yec­to con la es­pe­ran­za de que sea un éxi­to. Pe­ro no es exac­ta­men­te lo mis­mo que­rer en­con­trar una au­dien­cia pa­ra un pro­duc­to que ir a des­truir al ri­val, por más que pa­rez­can re­cur­sos si­nó­ni­mos, y las pro­duc­to­ras de las se­ries afec­ta­das así lo de­ja­ron en­tre­ver por Twit­ter. Pue­de que Bam­bú y Glo­bo­me­dia no mor­die­ran las ma­nos que les dan de co­mer pe­ro se desea­ron suer­te mu­tua­men­te, cons­cien­tes de que las ca­de­nas ha­bían da­do prio­ri­dad a la des­truc­ción del ri­val an­tes que cui­dar las obras pro­pias. Na­da que ver con es­te oto­ño, cuan­do vi­mos otro en­fren­ta­mien­to fe­roz en la no­che de los lu­nes.

En ese ca­so An­te­na 3 si­guió un ra­zo­na­mien­to en cla­ve po­si­ti­va y, co­mo no po­día re­nun­ciar a esa no­che, plan­tó ca­ra a La voz con un for­ma­to di­ri­gi­do a un pú­bli­co dis­tin­to. Com­ba­tie­ron un con­cur- so mu­si­cal con una fic­ción y cum­plie­ron los pla­zos de pro­gra­ma­ción. Otra co­sa es que ese en­fren­ta­mien­to tu­vie­ra un da­ño co­la­te­ral en La 1: Isabel, que has­ta en­ton­ces ha­bía te­ni­do en ex­clu­si­va la eti­que­ta de se­rie de ca­li­dad de los lu­nes, per­dió más de me­dio mi­llón de es­pec­ta­do­res. In­clu­so la pro­duc­to­ra Boomerang, que adap­tó la no­ve­la de Ma­ría Due­ñas, vi­vió la ca­ra amar­ga de la gue­rra: no só­lo era res­pon­sa­ble de El tiem­po en­tre cos­tu­ras, tam­bién de ese ri­val que era La voz.

El úl­ti­mo ataque a la yu­gu­lar pro­ta­go­ni­za­do por Vel­vet y B&b pro­ba­ble­men­te no se­rá el úl­ti­mo. Por lo ge­ne­ral, los dos gran- des con­glo­me­ra­dos han se­gui­do mo­de­los de ne­go­cio dis­tin­tos. Me­dia­set li­de­ra­ba con tran­qui­li­dad a ba­se de pro­gra­mas del co­ra­zón y reali­ties. Es­pa­cios co­mo Sál­va­me, Mu­je­res y hom­bres y vi­ce­ver­sa y Gran Her­mano no so­la­men­te do­mi­na­ban sus fran­jas ho­ra­rias, si-

UNA CO­SA ES BUS­CAR EL PUN­TO DÉ­BIL DEL RI­VAL Y OTRA, SAL­TAR­SE LAS NOR­MAS DE PRO­GRA­MA­CIÓN CO­MO EN SU DÍA HI­ZO TELECINCO AL EMI­TIR ‘FE­LI­PE Y LE­TI­ZIA’

n o que en­ci­ma se re­tro­ali­men­ta­ban sus­ci­tan­do nue­vas po­lé­mi­cas y crean­do per­so­na­jes te­le­vi­si­vos que des­fi­la­ban por los pro­gra­mas, a bajo cos­te. Era el ca­nal de las dis­cu­sio­nes y el mor­bo. Mien­tras, An­te­na 3 se for­jó una ima­gen de ca­de­na más blan­ca. De­jó de imi­tar a la com­pe­ten­cia y aban­do­nó los pro­gra­mas de co­ti­lleos; en­car­gó se­ries pa­ra le­van­tar la fran­ja de la so­bre­me­sa co­mo Ban­do­le­ra y El se­cre­to de Puen­te Vie­jo; se mar­có un tan­to con pro­gra­mas sim­pá­ti­cos co­mo Tu ca­ra me sue­na; y so­bre to­do

op­tó por ex­plo­tar un te­rreno que Me­dia­set ha­bía de­ja­do de la­do en su pri­me ti­me, el de las se­ries es­pa­ño­las.

Doc­tor Ma­teo, His­pa­nia, Con el cu­lo al ai­re y Gran Ho­tel in­cul­ca­ron de for­ma pro­gre­si­va que An­te­na 3 era el ca­nal de re­fe­ren­cia a la ho­ra de ver se­ries es­pa­ño­las (con per­mi­so de La 1, que vi­ve en otro mun­do des­de que no emi­te pu­bli­ci­dad) y la con­so­li­da­ción de es­te mo­de­lo les per­mi­tió as­cen­der al pri­mer pues­to. No so­la­men­te An­te­na 3 (14,1% en enero) lle­va tres me­ses de­rro­tan­do a Te- le­cin­co (13,3), La Sex­ta (6,4) tam­bién ga­na a Cua­tro (6,2), los ca­na­les te­má­ti­cos de Atresmedia (29,8) tam­bién su­pe­ran a los de Me­dia­set (28,5) y en ge­ne­ral tie­nen un per­fil más atrac­ti­vo pa­ra los anun­cian­tes. Su ima­gen blan­ca es un ac­ti­vo al la­do de las con­tro­ver­sias que acom­pa­ñan a Sál­va­me y com­pa­ñía, y el po­der ad­qui­si­ti­vo de su pú­bli­co es ma­yor.

Pe­ro es­tos ca­mi­nos pa­ra­le­los te­nían que cho­car en al­gún mo­men­to, y es­te mes Me­dia­set reac­cio­nó. Era pe­li­gro­so que los es­pec­ta­do­res aso­cia­ran las se­ries de ca­li­dad con An­te­na 3 y op­ta­ron por una ma­nio­bra ofen­si­va: cen­trar­se otra vez en la fic

ción. Aho­ra Te­le-

cin­co emi­te cua­tro se­ries ori­gi­na­les ca­da se­ma­na, al­go in­só­li­to pa­ra el ca­nal, y a las ve­te­ra­nas Aí­da y La que se ave­ci­na se le han su­ma­do B&b y El Prín­ci­pe, que es­ta se­ma­na ha su­pe­ra­do los 5,4 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res. Un cam­bio de rumbo que ha coin­ci­di­do con dos pa­ti­na­zos por par­te del Gru­po Pla­ne­ta, que ha vis­to co­mo El co­ra­zón del

MIEN­TRAS ME­DIA­SET SE ES­PE­CIA­LI­ZA­BA EN PRO­GRA­MAS DEL CO­RA­ZÓN Y ‘REALI­TIES’, EL ES­PEC­TA­DOR QUE BUS­CA­BA SE­RIES ES­PA­ÑO­LAS SE MU­DÓ A AN­TE­NA 3

océano y Bien­ve­ni­dos al Lo­li­ta no ca­la­ban ni en­tre el pú­bli­co ni en­tre la crí­ti­ca.

Que a na­die le ex­tra­ñe, en­ton­ces, si a fi­na­les de mes al­gún ca­nal es­tre­na al­gu­na pe­lí­cu­la ta­qui­lle­ra pa­ra ma­qui­llar los nú­me­ros y ras­car una dé­ci­ma. Tam­po­co se­ría sor­pren­den­te que B&b cam­bia­se el día de emi­sión pa­ra bus-

AHO­RA LA CA­DE­NA DE PAO­LO VA­SI­LE QUIE­RE RE­CU­PE­RAR EL PÚ­BLI­CO PER­DI­DO Y PA­RE­CE QUE LA ES­TRA­TE­GIA LE HA FUN­CIO­NA­DO: ‘EL PRÍN­CI­PE’ ES LA SE­RIE RE­VE­LA­CIÓN

car más au­dien­cia o que lo hi­cie­se Vel­vet pa­ra des­tro­zar otro pro­gra­ma. ¿Y qué pa­sa­rá aho­ra con la adap­ta­ción de Ala­tris­te a car­go de Telecinco? ¿Se la guar­da­rán co­mo si fue­se un pro­yec­til pa­ra com­pe­tir con­tra al­gún estreno más mo­des­to de An­te­na 3? En la gue­rra cual­quier fran­ja es trin­che­ra.

Vel­vet

AN­TE­NA 3

Lu­nes a las 22.30 h Mi­guel Án­gel Sil­ves­tre y Pau­la Eche­va­rría se enamo­ran en una se­rie de épo­ca de la pro­duc­to­ra Bam­bú, la res­pon­sa­ble de dra­mas co­mo Gran Reserva y Gran Ho­tel .

B&b, de bo­ca en bo­ca

TELECINCO

Lu­nes a las 22.30 h Glo­bo­me­dia vuel­ve a re­unir a Be­lén Rue­da y Fran Pe­rea

tras Los Se­rrano y Lu­na, el mis­te­rio de Ca­len­da pa­ra es­ta se­rie so­bre

pe­rio­dis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.