Marty Kaan, el lo­bo de Los Án­ge­les

La Vanguardia - Vivir TV - - VIVIR TV - P. SO­LÀ GIM­FE­RRER

Mar­tin Scor­se­se es­te año ha lle­va­do al ci­ne la ca­ra más agre­si­va y co­rrup­ta del ca­pi­ta­lis­mo con El lo­bo de Wall Street, una pe­lí­cu­la ex­ce­si­va que po­nía én­fa­sis en los ins­tin­tos más ba­jos de los que ga­na­ron di­ne­ro y po­der co­mo Jor­dan Bel­fort. Pe­ro la te­le­vi­sión iba un pa­so por de­lan­te y el repu­tado ca­nal nor­te­ame­ri­cano Show­ti­me lle­va tres temporadas emi­tien­do Hou­se of lies, cu­ya exis­ten­cia tie­ne sen­ti­do den­tro del mar­co de la cri­sis eco­nó­mi­ca. De otra for­ma, ¿por qué se hu­bie­ran em­bar­ca­do en una se­rie so­bre unos con­sul­to­res que pro­cu­ran sal­var em­pre­sas pi­so­tean­do los prin­ci­pios que ha­ga fal­ta?

La his­to­ria de Marty Kaan, sin em­bar­go, no es tan­to una cues­tión de le­ga­li­dad co­mo de mo­ra­li­dad. En tono de co­me­dia ex­pli­ca sin ta­pu­jos la fal­ta de prin­ci­pios de las gran­des em­pre­sas y los ex­ce­sos a los que se sue­le re­cu­rrir pa­ra ce­rrar tra­tos. Unas do­sis de se­xo, por lo tan­to, es­tán jus­ti­fi­ca­das y es­ta fal­ta de pu­dor se tra­du­ce en to­das las es­ce­nas a par­tir de agre­si­vas alu­sio­nes se­xua­les. Pe­ro el do­mi­nio de Marty del mer­ca­do de Los Án­ge­les se ve ame­na­za­do en es­ta úl­ti­ma tem­po­ra­da, des­pués de que le sa­lie­ran trai­do­res den­tro de su em­pre­sa. Pa­re­ce que ten­drá que to­mar de­ci­sio­nes con una pers­pec­ti­va más per­so­nal, so­bre to­do con su ex­mu­jer afi­lan­do cu­chi­llos en la ca­za de clien­tes y en la es­fe­ra pri­va­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.