Fal­ta de éti­ca

La Vanguardia - - OPINIÓN -

El pa­sa­do 3 de di­ciem­bre fa­lle­ció mi pa­dre. Pa­sa­do un mes y te­nien­do el cer­ti­fi­ca­do de de­fun­ción, mi ma­dre se di­ri­ge a Oran­ge pa­ra dar de ba­ja la lí­nea de te­lé­fono mó­vil de mi pa­dre. La com­pa­ñía no es­tá in­tere­sa­da en es­te do­cu­men­to y co­mu­ni­ca a mi ma­dre que se co­bra­rán 80 eu­ros co­mo mul­ta por can­ce­la­ción an­ti­ci­pa­da, o que si se es­pe­ra a que ha­ya pa­sa­do un año des­de su con­tra­ta­ción, en agos­to del 2017, pa­ga­rá 96 eu­ros. Mi ma­dre op­ta por la pri­me­ra op­ción y can­ce­la el con­tra­to. Su­pon­go que es­to es le­gal, ¿pe­ro es éti­co? ¿El fa­lle­ci­mien­to del con­tra­tan­te no de­be­ría ser mo­ti­vo de can­ce­la­ción sin cos­te adi­cio­nal?

SU­SA­NA TINTORÉ REBHOLZ

Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.