El fis­cal ge­ne­ral irá al Con­gre­so por el ca­so del pre­si­den­te de Mur­cia

La opo­si­ción obli­ga a Ma­za a ex­pli­car si da ór­de­nes a los fis­ca­les en fa­vor del PP

La Vanguardia - - PORTADA - JOSÉ MA­RÍA BRUNET Ma­drid TO­NI BATLLORI

El fis­cal ge­ne­ral, José Manuel Ma­za, ten­drá que ex­pli­car en el Con­gre­so por qué or­de­nó a los fis­ca­les de Mur­cia no ac­tuar con­tra el pre­si­den­te au­to­nó­mi­co, del PP, por pre­sun­ta co­rrup­ción.

El fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do va a ser ob­je­to de con­trol par­la­men­ta­rio. No hay mu­chos pre­ce­den­tes. Pe­ro es­ta vez la po­lé­mi­ca so­bre de­ci­sio­nes de la Fis­ca­lía ha irrum­pi­do con gran fuer­za en el de­ba­te po­lí­ti­co, y José Manuel Ma­za ten­drá que com­pa­re­cer en el Con­gre­so pa­ra dar cuen­ta de su ac­tua­ción en el ca­so de las in­ves­ti­ga­cio­nes con­tra la red Pú­ni­ca en Mur­cia, que han lle­ga­do a afec­tar al pre­si­den­te de la co­mu­ni­dad, Pedro Antonio Sán­chez (PP). Las fis­ca­les de Mur­cia Car­men Gar­cía Cer­dá y Te­re­sa Gál­vez que­rían ac­tuar con­tra él y la Fis­ca­lía Ge­ne­ral les dio a tra­vés de An­ti­co­rrup­ción la or­den de no ha­cer­lo.

Es­ta pos­tu­ra de Ma­za ha crea­do una gran po­lé­mi­ca in­cre­men­ta­da ayer an­te nue­vas in­for­ma­cio­nes so­bre otra su­pues­ta or­den pa­ra que no se ac­tua­ra con­tra el pre­si­den­te de La Rio­ja en una in­ves­ti­ga­ción so­bre una pre­sun­ta pre­va­ri­ca­ción ur­ba­nís­ti­ca re­la­cio­na­da con la cons­truc­ción de un cha­let. La Fis­ca­lía Ge­ne­ral des­min­tió de for­ma ro­tun­da es­ta se­gun­da in­for­ma­ción, y en cam­bio ex­pli­có y ma­ti­zó la pri­me­ra, pe­ro sin ne­gar que se hu­bie­ra da­do una or­den pa­ra no ac­tuar.

El he­cho es que el fis­cal ge­ne­ral dio en efec­to la or­den de no acu­sar al pre­si­den­te de Mur­cia por su­pues­to ama­ño de con­tra­tos con la red Pú­ni­ca, cuan­do era con­se­je­ro de Edu­ca­ción de di­cha co­mu­ni­dad. La ra­zón fun­da­men­tal que en su mo­men­to adu­jo la Fis­ca­lía es que los con­tac­tos con Pedro Antonio Sán­chez no lle­ga­ron a desem­bo­car en la fir­ma de con­ve­nio al­guno. En cam­bio, las fis­ca­les de Mur­cia sí fue­ron au­to­ri­za­das pa­ra pro­ce­der con­tra la se­na­do­ra del PP Pi­lar Barreiro, cu­yos con­tac­tos pa­ra re­ci­bir ser­vi­cios de la red Pú­ni­ca con ob­je­to de me­jo­rar su imagen en in­ter­net sí ha­brían avan­za­do más.

PSOE, Po­de­mos, Ciu­da­da­nos y Com­pro­mís pi­die­ron ayer la com­pa­re­cen­cia de Ma­za pa­ra que dé ex­pli­ca­cio­nes al Par­la­men­to. El fis­cal ge­ne­ral, a su vez, di­jo que acu­di­rá “en­can­ta­do” al Con­gre­so, a di­fe­ren­cia de lo que ha ocu­rri­do en di­ver­sas oca­sio­nes an­te­rio­res, en las que se ha en­ten­di­do que la Fis­ca­lía no tie­ne por qué dar cuen­tas a las Cor­tes de sus de­ci­sio­nes pro­ce­sa­les. Es­te ti­po de ar­gu­men­tos se ma­ne­jan me­jor des­de la ma­yo­ría ab­so­lu­ta, una si­tua­ción que aho­ra no se da.

Ma­za acu­di­rá, por tan­to, a la con­vo­ca­to­ria, y lo ha­rá con cier­ta tran­qui­li­dad de fon­do por­que la de­ci­sión de no ac­tuar con­tra el pre­si­den­te de Mur­cia no la to­mó él so­lo. La Fis­ca­lía Ge­ne­ral ha ex­pli­ca­do que la pos­tu­ra fa­vo­ra­ble a de­jar por aho­ra a Pedro Antonio Sán­chez al mar­gen de las impu­tacio­nes por el ca­so Pú­ni­ca fue con­sul­ta­da con la se­cre­ta­ría téc­ni­ca de di­cha ins­ti­tu­ción y con los cua­tro fis­ca­les de Sa­la de lo Pe­nal del Tri­bu­nal Su­pre­mo (TS). No hay cons­tan­cia de que en ta­les fi­las hu­bie­ra di­sen­sio­nes so­bre lo que ha­bía que ha­cer. Sin em­bar­go, las fis­ca­les de Mur­cia, que que­rían ac­tuar con­tra el pre­si­den­te de la co­mu­ni­dad, se sin­tie­ron des­au­to­ri­za­das. Su cri­te­rio era que aun­que el pre­si­den­te de la co­mu­ni­dad no lle­gó a fir­mar con­tra­tos, sí es­tu­vo en con­tac­to con la tra­ma de la Pú­ni­ca, y la re­la­ción só­lo se rom­pió al es­ta­llar el es­cán­da­lo con las pri­me­ras de­ten­cio­nes de la red en Ma­drid.

El mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ra­fael Ca­ta­lá, ter­ció en la po­lé­mi­ca y di­jo que en es­te ca­so lo “anó­ma­lo” no es la di­fe­ren­cia de cri­te­rios en­tre fis­ca­les, sino que, una vez fi­ja­da una po­si­ción, las de Mur­cia no acep­ta­ran el cri­te­rio de sus su­pe­rio­res y se ne­ga­ran a fir­mar el in­for­me fi­nal. Di­cho in­for­me fue sus­cri­to por la te­nien­te fis­cal de An­ti­co­rrup­ción, Belén Suá­rez. En­tre las aso­cia­cio­nes de fis­ca­les tam­bién hu­bo di­fe­ren­cias. La con­ser­va­do­ra Aso­cia­ción de Fis­ca­les (AF) es­ti­mó que hay cau­ces pa­ra di­ri­mir las dis­cre­pan­cias y la Unión Pro­gre­sis­ta de Fis­ca­les (UPF) pi­dió que Ma­za di­mi­ta.

Ma­za irá “en­can­ta­do” al Con­gre­so y ale­ga que la de­ci­sión de no ac­tuar con­tra el pre­si­den­te de Mur­cia fue co­le­gia­da

EMI­LIO NA­RAN­JO / EFE

Ca­ta­lá y Ma­za, en un ac­to en Ma­drid a prin­ci­pios de mes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.