Án­gel Si­món

Ag­bar: só­lo el 34% del re­ci­bo es por el ser­vi­cio de la com­pa­ñía

La Vanguardia - - SUMARIO - ÓS­CAR MU­ÑOZ Bar­ce­lo­na

PRE­SI­DEN­TE DE AG­BAR

Ag­bar ge­ne­ró en el 2015 un im­pac­to eco­nó­mi­co de 1.960 mi­llo­nes en Catalunya, y con­tri­bu­yó al PIB en 904 mi­llo­nes (un 0,42% del to­tal). El pre­si­den­te de la com­pa­ñía abo­ga por más in­ver­sio­nes en de­pu­ra­ción pa­ra pre­ve­nir se­quías.

El de­ba­te so­bre quién de­be ges­tio­nar el abas­te­ci­mien­to de agua en los pue­blos y ciu­da­des de­be cen­trar­se en cri­te­rios tan­to de ca­li­dad co­mo de efi­cien­cia, se­gún Án­gel Si­món. “Ya es un ser­vi­cio mu­ni­ci­pal, no se pue­de re­mu­ni­ci­pa­li­zar”, de­cla­ró ayer el pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Ag­bar en res­pues­ta a los ayun­ta­mien­tos, en­tre ellos el de Bar­ce­lo­na, que han pues­to es­te asun­to en­ci­ma de la me­sa. “Si lo que se quie­re de­cir es que los mu­ni­ci­pios se ocu­pen de la gestión di­rec­ta­men­te –sub­ra­yó–, ha­brá que ver quién es ca­paz de asu­mir­la con más ex­ce­len­cia”. Y, es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra la ca­pi­tal ca­ta­la­na, pre­gun­tar­se “qué ne­ce­si­ta una ciu­dad tu­rís­ti­ca” y si tie­ne “vo­lun­tad de se­guir sien­do una re­fe­ren­cia en el mun­do, tam­bién en lo que se re­fie­re a la gestión del agua”.

En un al­muer­zo or­ga­ni­za­do por Cam­bra de Co­me­rç de Bar­ce­lo­na, el res­pon­sa­ble de la fir­ma que con­tro­la Ai­gües de Bar­ce­lo­na, res­pon­sa­ble del abas­te­ci­mien­to de la ca­pi­tal y su área me­tro­po­li­ta­na, re­cor­dó que en sus 150 años de fun­cio­na­mien­to ha da­do res­pues­ta a las ne­ce­si­da­des de la ciu­dad, con­tri­bu­yen­do a erra­di­car epi­de­mias y ase­gu­ran­do el ser­vi­cio en mo­men­tos de se­quía y en las eta­pas de fuer­te in­mi­gra­ción. “Na­ci­mos en tiem­pos di­fí­ci­les, en un en­torno de com­pe­ten­cia –ex­pli­có Si­món–, y con el tiem­po he­mos si­do la úni­ca com­pa­ñía ca­paz de res­pon­der a los re­tos que se han plan­tea­do, sa­ber in­no­var e in­ver­tir”. So­bre el ac­tual mo­de­lo, el pre­si­den­te de Ag­bar re­cor­dó que el Àrea Me­tro­po­li­ta­na (AMB) es la en­ti­dad con las com­pe­ten­cias en la gestión del agua en los mu­ni­ci­pios de la co­n­ur­ba­ción de Bar­ce­lo­na y, por tan­to, es la que mar­ca las in­ver­sio­nes que se de­ben ha­cer y los ni­ve­les de ca­li­dad que de­be te­ner el ser­vi­cio.

Pre­gun­ta­do por el con­ten­cio­so ju­di­cial abier­to por la ad­ju­di­ca­ción de Ai­gües Ter-Llo­bre­gat (ATLL) a Ac­cio­na, Si­món fue breve pe­ro cla­ro: “La com­pa­ñía (Ag­bar) ga­nó en el TSJC, aho­ra (el ca­so) es­tá en el Su­pre­mo, es­pe­ra­mos su re­so­lu­ción, que aca­ta­re­mos sea cuál sea y evi­den­te­men­te con mu­chas es­pe­ran­zas de ga­nar”.

En su in­ter­ven­ción, Án­gel Si­món des­ta­có, con los da­tos del 2015 en la mano, que Ag­bar creó en el 2015 un im­pac­to eco­nó­mi­co de 1.960 mi­llo­nes de eu­ros en Catalunya, con­tri­bu­yó al PIB ca­ta­lán en 904 mi­llo­nes (un 0,42% del to­tal), creó 10.202 pues­tos de tra­ba­jo a tiem­po com­ple­to y una re­cau­da­ción fis­cal de 235 mi­llo­nes. Tam­bién ex­pli­có que só­lo el 34% del re­ci­bo del agua co­rres­pon­de al ser­vi­cio pres­ta­do por la com­pa­ñía. El res­to es impu­table a otras en­ti­da­des (24% al AMB, el 16% a la ACA, el 14% a ATLL, el 5% al Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na y el 7% a la Agen­cia Tri­bu­ta­ria). Y, ase­gu­ró, la par­te impu­table a la em­pre­sa que pre­si­de se ha en­ca­re­ci­do en los úl­ti­mos años al mis­mo ni­vel que el IPC, no co­mo el res­to de con­cep­tos, que lo han su­pe­ra­do y, en al­gu­nos ca­sos mu­cho, co­mo ATLL (a la que se le com­pra el agua en al­ta), que dis­pa­ró los pre­cios a par­tir del 2012, do­blán­do­los.

El má­xi­mo res­pon­sa­ble de Ag­bar tam­bién re­cor­dó que exis­te un “fon­do de so­li­da­ri­dad” con 5,7 mi­llo­nes de eu­ros anua­les pa­ra bo­ni­fi­car a la po­bla­ción que no pue­de pagar el re­ci­bo y que abar­ca 16.400 fa­mi­lias, con ca­si 50.000 per­so­nas. Es­ta par­ti­da for­ma par­te del que Si­món de­no­mi­nó “di­vi­den­do so­cial” de la em­pre­sa.

Los prin­ci­pa­les re­tos de fu­tu­ro pa­ra la com­pa­ñía de aguas son se­guir ga­ran­ti­zan­do el su­mi­nis­tro con la ca­li­dad ne­ce­sa­rias y el sa­nea­mien­to. En cuan­to al pri­me­ro, el pre­si­den­te de Ag­bar des­ta­có los ex­haus­ti­vos con­tro­les que se ha­cen, tam­bién pa­ra evi­tar las pér­di­das, que se van a con­tro­lar vía sa­té­li­te. Y pu­so el acen­to en pre­ve­nir las se­quías, que, in­sis­tió, “son epi­so­dios cí­cli­cos, el úl­ti­mo lo tu­vi­mos en el 2008 y no sa­be­mos cuán­do ha­brá otro, pe­ro se­gu­ro que lo ten­dre­mos”. Por ello abo­gó por “to­mar me­di­das a lar­go pla­zo aho­ra que lo po­de­mos ha­cer”. A su juicio, la úni­ca op­ción pa­sa por la re­uti­li­za­ción de las aguas y, por tan­to,“in­ver­tir más en sa­nea­mien­to, te­ne­mos que de­di­car más re­cur­sos a las in­fra­es­truc­tu­ras de de­pu­ra­ción de las aguas re­si­dua­les, si no te­ne­mos ca­pa­ci­dad pa­ra de­pu­rar­las, no la po­dre­mos re­uti­li­zar”.

El pre­si­den­te de Ag­bar de­fien­de que se in­vier­ta más en de­pu­rar pa­ra re­uti­li­zar agua y, así, pre­ve­nir las se­quías

AN­DREU DALMAU / EFE

Án­gel Si­món, pre­si­den­te de Ag­bar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.